PSOE, Coalición y Podemos reclaman la derogación de la reforma laboral del PP

Ciudadanos aboga por un contrato único que acabe con la temporalidad

06.12.2015 | 01:49
Los candidatos de las cinco principales fuerzas políticas al Congreso de los Diputados, durante el debate organizado por la Cadena SER y que estuvo conducido por la periodista Elena Falcón (c).

Ana Oramas (Coalición Canaria), Alberto Rodríguez (Podemos) y Tamara Raya (PSOE-NC) reclamaron ayer la derogación de la reforma laboral aprobada por el Partido Popular porque insistieron en que "ha sido un fracaso" y que solo ha servido para recortar derechos a los trabajadores, abaratar los salarios y precarizar las contrataciones. Pablo Matos, (Partido Popular), rechazó estos extremos y avaló las medidas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy e insistió en que hay que continuar con las reformas para seguir creando empleo y que España "siga en la senda del crecimiento". Por su parte, Melisa Rodríguez (Ciudadanos) consideró que aunque no está de acuerdo con la reforma laboral, la solución al problema del desempleo y la precariedad laboral no pasa por la derogación de la normativa laboral vigente, sino por acabar con la dualidad de los contratos, con un único modelo indefinido.

Estas fueron las tesis avaladas ayer en el debate organizado por la Cadena SER entre los cabezas de lista de las cinco principales formaciones políticas que concurren a las elecciones generales del próximo día 20 y que aspiran ocupar escaños en el Congreso de los Diputados por la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Durante una hora y media, los cinco candidatos a la Cámara Baja confrontaron sus propuestas en tres bloques temáticos y un turno libre. Los bloques se dividieron en Economía, políticas sociales y Constitución y Administración.

El representante del PP sacó a relucir las "cifras de la recuperación económica" que se ha alcanzado, en su opinión, gracias a las reformas implantadas por el Ejecutivo de la nación, entre ellas la reforma laboral que, para Matos, "han permitido que desde el primer trimestre de 2013 se esté creando empleo y que han permitido que España saliera de la recesión en el segundo trimestre de ese mismo año", argumentó y advirtió de la necesidad de seguir implementando medidas en la próxima legislatura, porque, dijo, "España no está para experimentos". El resto de candidatos no ven en las cifras del PP ni recuperación económica ni mejoría en las vidas de los ciudadanos ya que todos señalaron la "alta precariedad laboral, la temporalidad de los contratos, la bajada de salarios, los recortes en ayudas sociales y servicios básicos como la sanidad y la educación".

Tamara Raya señaló que tras cuatro años de gobierno del PP, los españoles son más pobres, como denuncian las ONG. "Este gobierno se ha olvidado de las personas", dijo y abogó por subir el salario mínimo interprofesional, aprobar un plan de choque contra la pobreza y "mejorar el tamaño de las empresas canarias dotándolas de mecanismos para ello como las nuevas tecnologías, consumo energético responsable y fortaleciéndolas más allá de los créditos bancarios". Defendió el regreso de los fondos del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC).

Alberto Rodríguez propuso derogar la reforma laboral que, además de recortar los derechos de los trabajadores, lo único que ha logrado es crear una nueva clase social: "los trabajadores pobres". Defendió un aumento de las inversiones para sostener los servicios públicos esenciales, cuotas progresivas para los autónomos y pymes en función de su facturación y exención si no tienen beneficios superiores al salario mínimo, que quiere que se incremente hasta los 850 euros y una renta básica de 600 euros. Abogó por limitar el REA en favor del sector primario canario.
Oramas reclamó también los 42 millones del PIEC, que el Gobierno de Rajoy eliminó, gestión autonómica del Plan de Garantía Juvenil, reorientación de los fondos del Plan Juncker y aumentar las bonificaciones hasta el 75% en el precio de los billetes aéreos para mejorar la conectividad de los residentes canarios.

La candidata de Ciudadanos abogó por mejorar la ley de segunda oportunidad para los autónomos, rebajar el IRPF y el impuesto de sociedades, exención de cuotas para los autónomos en el primer año de vida del negocio y luego ajustado a su volumen de facturación, más inversiones en energías renovables fomentando la generación y autoconsumo y un plan estratégico para el turismo.

Los aspirantes de las cinco formaciones políticas coincidieron en defender otros temas como el anclaje del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias en la Constitución, cambiar el actual sistema de financiación autonómica porque las Islas reciben "unos 800 millones de euros menos que la media de todas las comunidades autónomas o 2.000 millones menos que Cantabria", según explicó Ana Oramas. Reformar la Constitución y el Senado, para que se convierta en una verdadera Cámara territorial, fueron otros de los asuntos en los que coincidieron los candidatos.

Aunque Matos se mostró a favor de anclar el REF en la Carta Magna, comentó que este instrumento ya estaba reconocido en la misma en una disposición adicional, a lo que Oramas le contestó que "deja la puerta abierta para que el Gobierno de turno incumpla con los compromisos, porque aunque se establece que cualquier modificación debe pasar por el Parlamento canario para su aprobación, el informe no es vinculante", refirió. Melisa Rodríguez sostuvo que el REF es necesario como instrumento de equilibrio, para igualar a las Islas con el resto de comunidades autónomas del país. Alberto Rodríguez reconoció que el REF es una herramienta necesaria para equiparar a los canarios con el resto de los españoles pero insistió en que algunos aspectos como la RIC o la ZEC han sido instrumentos que han servido para que "algunos evadan impuestos".

En políticas sociales, Oramas reclamó un aumento de las pensiones no contributivas que, en el caso de Canarias, triplican a las que hay en el resto el territorio nacional. Educación obligatoria y gratuita de 0 a 3 años para facilitar que las mujeres se incorporen al mundo laboral. Mejor aplicación de la ley de Dependencia. Abogó por impulsar un gran pacto de Estado en educación desde el consenso y el diálogo.

Melisa Rodríguez se mostró de acuerdo con un pacto de Estado por la educación de la que dijo que tiene que estar basado en un sistema de calidad. Proteger el derecho de las familias a la vivienda y habló de mayores inversiones en sanidad. Dijo que "el 80% de los canarios no está satisfecho de su sanidad". Añadió que quienes no lleguen al salario mínimo, tengan un complemento salarial y defendió un sistema público de pensiones garantizado, aunque destacó que la posición de Ciudadanos al respecto "está alejada del discurso lastimero de los nacionalistas". También abogó por un plan nacional de Dependencia, justo lo contrario que reclamó Oramas.

Matos defendió que tanto la sanidad como la educación sigue siendo pública, universal y gratuita, a pesar de que el resto de candidatos se lo rebatiera. Añadió que el Estado ha inyectado 62.000 millones de euros a las comunidades autónomas para dichos servicios. Además, se mostró orgulloso especialmente de dos leyes aprobadas por el Gobierno de Rajoy como es la ley de garantías hipotecarias y la de segunda oportunidad para autónomos. Matos subrayó que para pagar los servicios públicos el país debe tener personas que trabajen, coticen y paguen impuestos, por lo que defendió que la mejor política social es el empleo.

Tamara Raya señaló que "Canarias ha sufrido el maltrato sistemático del PP ya que si hubiera cumplido con su compromiso, no hubiera dejado de enviar a las Islas los 7.000 millones de deuda del PP con Canarias, las infraestructuras sanitarias y la educación estarían mejor". Destacó la necesidad de implantar un suelo común para invertir en educación al menos un 5% del PIB, derogación de la Lomce, nueva política de becas y eliminación del copago en sanidad.

Sobre la reforma de la Constitución y las administraciones públicas todos los candidatos estuvieron de acuerdo en que la Constitución debe reformarse. Oramas defendió también la aprobación del Estatuto de Autonomías para ganar en competencias como las tienen otras comunidades, y propuso reformar el Senado como una Cámara territorial.

Melisa Rodríguez habló de anclar en la Carta Magna no solo el REF, sino el derecho a la salud, la vivienda y la dependencia, y que además obligue a disponer de ficha presupuestaria para estos asuntos. Eliminar los aforamientos, acabar con los indultos en casos de corrupción y despolitizar el Consejo General del Poder Judicial, fueron otras de sus propuestas.

Pablo Matos reconoció que su partido no lleva un proyecto de reforma del Senado y cuestionó el modelo federal que quiere el PSOE para España, del que dijo desconocer la propuesta, solo una declaración de intenciones.

Tamara Raya señaló la necesidad de reformar el Senado como Cámara territorial y un modelo de Estado definiendo y descentralizando más competencias.

Alberto Rodríguez destacó que su formación va a impulsar mecanismos para una mayor participación ciudadana ante asuntos importantes así como acabar con los "privilegios de la clase política".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine