Elecciones Generales

Las elecciones más disputadas

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife 13 formaciones políticas y 91 aspirantes confían tener representación en las Cortes Generales

08.12.2015 | 02:20

"Vota por un futuro para la mayoría. Vota con ilusión. Por un nuevo país. Un país contigo. Más España. España en serio". Podría ser perfectamente el arranque de campaña de un solo partido, pero no. Son los eslóganes de distintas formaciones nacionales que intentan sintetizar lo que cada partido quiere trasladar al votante. Frases pensadas, que buscan llegar al corazón del elector y al sentido común, y que mezcladas dan una imagen de conjunto y de que, quizás, al final todos busquen lo mismo. Pero la situación es bien distinta. Hoy arranca la campaña electoral más disputada de la historia y que puede poner fin al bipartidismo en España. Quince días donde la beligerancia electoral se incrementará aún más, si cabe, a lo que han sido las balas, misiles y bombas que se han tirado durante la precampaña las fuerzas tradicionales, las emergentes y los nacionalistas orbitando a su alrededor para buscar ese reñido escaño en el Congreso de los Diputados. Los candidatos hicieron anoche la pegada simbólica de carteles. Con mayor o menor acierto, buscan que sus imágenes en farolas, paredes o vallas queden en la retina de los electores y les voten. Pero conscientes de que esa forma de hacer campaña no es la que más exito tiene multiplicarán sus apariciones en actos y mítines, y visitarán sitios donde seguramente nadie los ha visto antes, o lo han hecho solo en época electoral. Todos proponen hacer campaña a pie de calle, cercana, buscando la cercanía con los ciudadanos colectivos o asociaciones de toda índole. Eso junto a los debates televisivos, las entrevistas en medios, todo lo que sea menester para captar a ese 22% de indecisos que se dice que, a estas alturas, aún quedan.

La cartelería del PP y su eslogan de campaña es "España en serio"; aunque bien podría ser "Más España" de UPyD o "Vota con ilusión" de Ciudadanos. Bien pensado hasta defienden que van a obtener lamayoría con lo que les iría mejor el del PSOE-Nueva Canarias "Vota por un futuro para la mayoría" y a los socialistas el de IU-Unidad Popular : "Vota por un nuevo país", o el de Podemos : "Un país contigo". El de Coalición Canaria, lógicamente, tiene menos que ver: "Luchar por Canarias", para significar que sin su "voz" en las Cortes Generales el nombre de Canarias no se oirá.

CC se vende como la única fuerza política nacionalista canaria que concurre a las elecciones, y por ello, quieren "canarizar" la campaña conscientes de que el tirón de los platós está en manos de los líderes nacionales. El próximo día 20 "no se decide entre Mariano, Pedro, Pablo o Albert. No es una cuestión de azul, rojo, morado o naranja. Es una cuestión de blanco, azul y amarillo. Es cuestión de Canarias". Ese es el mensaje de uno de los spots producidos por CC-PNC para recordar a los ciudadanos que "en estas elecciones se elige a los 15 diputados y a los 11 senadores que defenderán a las Islas en las Cortes".

Pero la realidad es que las elecciones generales son diferentes a las autonómicas y locales.Aquí los líderes nacionales son el mejor reclamo para el voto y sus apariciones estelares en progrmas de todo tipo, poco menos que haciendo el pino puente si se lo piden, más. En estas reñidas elecciones mandan el azul, el naranja, el morado, el rojo unido al verde, PP, Ciudadnos. Podemos, PSOE con Nueva Canaras, y Coalición Canaria son las formaciones que se repartirán los escaños canarios en las Cámaras.

En el Archipiélago 219 candidatos -aglutinados en 17 partidos- aspiran a obtener representación en la Cámara Baja, 15 más que en las generales de hace cuatro años. Asimismo, 1,6 millones de canarios están llamados a las urnas, lo que supone un incremento en 81.591 personas con respecto a 2011, según datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El número de votantes isleños representa el 4,57% del censo electoral nacional, que recoge a un total de 36,5 millones de españoles con derecho a ejercer el voto.

La lucha por los 15 escaños que corresponden a la comunidad canaria en el Congreso está más abierta que nunca. Si en 2011 el PP obtuvo nueve diputados, las previsiones no son tan positivas en esta ocasión para la formación que encabeza Pablo Matos en Santa Cruz de Tenerife. Al desgaste acumulado durante esta legislatura y al batacazo obtenido en las autonómicas y municipales del pasado mes de mayo, en las que perdió nueve de los 21 diputados regionales que tenía hasta entonces en el Parlamento canario, se suma la irrupción de partidos como Podemos o Ciudadanos.

En Santa Cruz de Tenerife concurren 13 formaciones y confluencias políticas que aspiran obtener representación en la Cámara Baja, una más que hace cuatro años. Así, de 84 aspirantes se ha pasado a 91 de los que 48 son hombres y 43 mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine