Dávila impone al PSOE la eliminación total del impuesto de las herencias

Los socialistas reclaman más información a la consejera de Hacienda y advierten de la reducción de fondos para gasto social

25.09.2015 | 00:43
El portavoz del PSOE en el Parlamento, Iñaki Lavandera, ayer.

El PP respalda a CC; Podemos y NC se oponen

Coalición Canaria dejó claro ayer en el Parlamento que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se suprimirá en todos sus tramos a partir del 1 de enero de 2016 pese a la posición del PSOE, su socio, que prefiere hacerlo de forma progresiva para no perder de golpe los ingresos que aporta, alrededor de 30 millones el próximo año. Ayer en una comparecencia en el Parlamento los socialistas se mostraron ambiguos a la hora de respaldar a la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, y demandaron más información. "No es un desencuentro", aseguró el portavoz del PSC en el Parlamento, Iñaki Lavandera, "sino que no podemos adelantar el resultado final hasta contar con todos los números sobre la mesa".

El portavoz socialista reclamó más datos a la consejera, para saber si esas 5.000 herencias a las que han renunciado los familiares, y que Dávila esgrime como argumento para suprimir el impuesto, son realmente por incapacidad de pagar o porque las deudas y las hipotecas son superiores al valor de mercado del patrimonio y hacen inviable su aceptación.

"No tenemos todos los datos, necesitamos saber si habrá suficiente dinero para la Prestación Canaria de Inserción, para la dependencia y para la paga extra de los empleados públicos", dijo Iñaki Álvaro Lavandera, y una vez conocida la información se podrá determinar "si nos podemos permitir aplicarlo en 2016 o de forma progresiva durante la legislatura".

Sin embargo, Rosa Dávila no cedió a las peticiones socialistas y, aunque se dejarán de recaudar 66,11 millones de euros, aseguró que no afectará al gasto social, en contra de la posición del PSOE. La titular de Hacienda se comprometió a trasladar todos los datos a los grupos políticos.

La dirigente nacionalista explicó que con los datos de las autoliquidaciones por el impuesto de sucesiones y donaciones en Canarias en 2014 el 99,8% de las declaraciones se producen en el primer tramo en cuanto a volumen de patrimonio, desde 0 a 400.000 euros, aproximadamente. En ese tramo hubo en 2014 41.018 declaraciones por sucesiones con una recaudación de 62 millones de euros.

En el segundo tramo, entre 400.000 y dos millones de euros, hubo 62 declaraciones, con una recaudación de un millón de euros, y en el tercer tramo, más de dos millones de euros, hubo quince declaraciones y una recaudación de 308.000 euros. "No vivimos en una comunidad autónoma con rentas altas", dijo para justificar que la bonificación sea para todos los tramos.

En el debate tanto el PP como CC y el grupo Mixto se mostraron a favor de la tesis de Hacienda de suprimir la totalidad del impuesto desde el 1 de enero de 2016, mientras que Podemos y Nueva Canarias se opusieron y defendieron la progresividad del gravamen de las herencias. El PSOE dejó el interrogante sobre su postura final pero se alineó más con los argumentos de Podemos y NC.

Francisco Déniz, diputado de Podemos, señaló que lo que ocurre es que "buena parte de las fortunas de Canarias" militan en CC o en el PP "y presionan para que les bonifiquen" el impuesto, por lo que se preguntó qué va a hacer el PSOE. Por su parte, Román Rodríguez, de NC, se mostró de acuerdo en bonificar el impuesto de sucesiones "a la gente humilde que hereda la casa de sus padres, pero no a los que heredan tres hoteles", según informa Efe.

Así las cosas, durante los análisis previos que se están realizando a nivel interno entre las consejerías del Gobierno, los nacionalistas tendrán que convencer a sus socios de que la supresión del tributo no afectará al gasto social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine