Los albergues canarios para personas sin hogar, al límite de su capacidad

La ocupación media alcanza el 99,3% y son los más concurridos de toda España

21.09.2015 | 12:23

Los albergues canarios para personas sin hogar están al límite de su capacidad, con una ocupación media del 99,3 por ciento, lo que sitúa a Canarias como la comunidad autónoma con mayor carga de trabajo en estas instalaciones, según datos de la Encuesta sobre centros y servicios de atención a personas sin hogar 2014 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con un indicador de ocupación mayor que Canarias sólo se encuentra la ciudad autónoma de Ceuta, que de media supera ampliamente su capacidad, con un 128 por ciento de ocupación.

Las islas Canarias tienen también el mayor gasto medio anual por centro en 2014, con 874.079 euros, por delante de Illes Balears (615.781) y Cataluña (504.252).

El archipiélago tiene 624 plazas, el 3,7 por ciento del total del país, por debajo de su peso en población sobre el total de España, donde representa el 4,5 por ciento.

De entre los 22 centros que existen en las islas Canarias, sólo uno es público, por 21 de carácter privado. Del total, 16 centros están en grandes núcleos de población de más de 100.000 habitantes, 3 en poblaciones de entre 50.000 y 100.000 personas y otros 3 en municipios con entre 20.000 y 50.000 habitantes.

13.645 personas diarias

En el conjunto del país, los centros dedicados a la acogida de personas sin hogar acogieron a 13.645 usuarios al día de media en 2014, un 2,8 por ciento menos que dos años antes.

Este estudio se llevó a cabo en el primer semestre de 2015 y es la sexta edición de la investigación sobre los centros que prestaron servicios a las personas sin hogar. Hace dos años, en 2013, se dio a conocer otra encuesta realizada también por el INE sobre el número de personas sin hogar en España, que situaba la cifra en casi 23.000, en base a los datos de 2012.

Según el último trabajo publicado este lunes sobre centros, la ocupación media de los mismos alcanzó el 81,8%, casi cuatro puntos menos que en 2012 (85,9%); y el 72,2% de los centros atendieron indistintamente a hombres y mujeres, cifra similar a la de hace dos años. El 13% aceptó sólo a varones y el 14% sólo mujeres.

Oferta pública escasa

Un total de 619 centros ofrecieron alojamiento en 2014 y todos estuvieron abiertos de lunes a viernes. Además, la capacidad media de la red de alojamiento fue de 16.684 plazas diarias. La oferta pública fue de 7.854 plazas al día (un 12% más que en 2012), mientras que la privada fue de 8.830 (un 5,3% menos).

Las prestaciones más frecuentes que ofrecieron los centros fueron información y acogida (79,3%), alojamiento (78%), orientación y/o derivación (74,2%), atención social (73,3%) y restauración (65,2%). Las prestaciones orientadas a la inserción social de los usuarios, como los talleres de inserción (16%), ocupacionales (24,2%), asistencia jurídica (27,8%) y atención psicológica (33,4%) tuvieron una presencia menor en la oferta de los centros, de manera análoga a la situación observada en 2012.

El número de centros que ofrecieron servicios de restauración (desayunos, comidas, cenas, bocadillos, bebidas calientes) fue de 518 en el año 2014, un 15,6% menos que en 2012. De media se repartieron al día 18.998 desayunos, 19.025 comidas y 16.868 cenas, lo que supuso 54.891 servicios de restauración prestados diarios, un 11,7% más que en 2012.

El 53% de los centros declaró estar orientado prioritariamente hacia alguna situación específica, frente al 44,2% en 2012, y, de estos centros, la situación más frecuentemente atendida fue la de inmigración (37,1%, frente al 42,2% en el año 2012) y la menos frecuente la de mayoría de edad de menores acogidos en centros (7,6%).

Personal voluntario

El número medio de personas que trabajaron en 2014 en los centros de atención a personas sin hogar fue de 17.572. El 33,4% eran trabajadores a tiempo completo (33% en 2012) y el 66,6% a tiempo parcial (67,0% en 2012). Atendiendo a su vinculación laboral, el 60,9% de los trabajadores era voluntario, el 30,8% asalariado y el 8,2% tenía otro tipo de vinculación -personal subcontratado, estudiante en prácticas o religioso-.

El personal de dirección de estos centros supuso el 4,5% del total en 2014; el personal técnico titulado con funciones sanitarias o socioeducativas el 19,7%; y el personal auxiliar sanitario, socioeducativo, administrativo y de servicios el 75,9%.

El 79,2% de los centros fueron financiados única o mayoritariamente por las administraciones públicas; el 10,2% de los centros se financió en su mayor parte con fondos propios; el 4,5% con donaciones particulares; el 4,4% con fondos procedentes de instituciones privadas sin fines lucrativos y el 0,1% por empresas. El 1,5% restante no tuvo una fuente de financiación predominante.

Canarias gasta más

El 45,2% de los centros tuvo un gasto anual igual o inferior a 100.000 euros durante 2014 (43,1% en 2012) y el 40,1% un gasto entre 100.001 y 500.000 euros (42,5% en 2012). Los centros con presupuesto superior al medio millón de euros representaron el 14,7% del total de centros (14,4% en 2012).

Las comunidades autónomas con mayor gasto medio anual por centro en 2014 fueron Canarias (con 874.079 euros), Islas Baleares (615.781) y Cataluña (504.252); las que menos, Castilla y León (124.337 euros), Castilla-La Mancha (178.121) y País Vasco (195.373).

Si se tiene en cuenta la titularidad de los centros, el 54,2% de los públicos tuvo gastos anuales iguales o inferiores a 100.000 euros; el 26,8% entre 100.001 y 500.000 euros; y el 18,9% superó el medio millón de euros. Entre los privados, el 41,5% contó con un presupuesto de hasta 100.000 euros; el 45,7% entre 100.001 y 500.000 euros; y el 12,8% tuvo gastos superiores al medio millón de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine