IX Legislatura El nuevo gobierno echa a andar

Clavijo reanuda el diálogo con los sindicatos tras cuatro años estancado

El presidente se compromete a retomar la VI Concertación Social junto con los empresarios

16.07.2015 | 13:21
Mochila al hombro y sin corbata, Clavijo en la entrada de Cáritas Diocesana.

El Gobierno canario retoma el diálogo social tras cuatro años estancado. El presidente Fernando Clavijo asumió ayer el compromiso con los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, de convocar la mesa general de la concertación social una vez que también se concrete las prioridades a tratar con las dos patronales canarias. El jefe del Ejecutivo regional remarcó que para trabajar en el cambio de modelo económico al que se ha comprometido es importante recuperar el diálogo social porque para salir de la crisis "tenemos que salir todos, no sólo unos pocos".

El Ejecutivo y las organizaciones empresariales y sindicales iniciaron en marzo de 2014 las reuniones de la VI Mesa General de Concertación Social para el periodo 2014-2020. Se crearon diez mesas de trabajo para abordar asuntos como el desempleo juvenil, la sostenibilidad de los servicios públicos, la formación, la economía sumergida, el absentismo laboral, las políticas activas de empleo o la negociación colectiva. El compromiso era alcanzar un acuerdo general antes de acabar el año. Sin embargo, el diálogo se estancó y la legislatura acabó con distanciamiento entre las partes.

El gesto de Clavijo de acercarse personalmente a la sede de los sindicatos en la capital grancanaria fue valorado por los secretarios generales de UGT, Gustavo Santana, y de CCOO, Carmelo Jorge. "No solo es un gesto político, es un hecho simbólico a tener en consideración", apreció Santana. Por su parte, Jorge vio un "cambio sustancial" en la posición de Clavijo con respecto al anterior Gobierno al existir un "compromiso cierto" en la voluntad del nuevo Ejecutivo de que haya una verdadera concertación social frente a la "pose" en la que se quedó finalmente el intento anterior.

El dirigente ugetista advierte que el nuevo modelo económico de Canarias debe prestar más atención al empleo. "Al empleo de calidad", remarca. "El 90% de los contratos que se hacen en Canarias son temporales. Eso no es creación de empleo, eso es contratación y sustitución de unos trabajadores por otros", señaló el líder de UGT, que también defiende que "la fiscalidad canaria necesita un cambio" y que es preciso mantener los consensos respecto al Régimen Económico y Fiscal (REF).

El representante de CCOO pone el énfasis en la protección social de las miles de familias -más de 15.000 según las cifras oficiales- que no tienen ningún tipo de ingresos. Carmelo Jorge cree que debe ser una prioridad absoluta del Ejecutivo reorientar la prestación canaria de inserción (PCI) para que llegue al máximo número posible de estos hogares. CCOO también apuesta por medidas para reactivar la economía, un crecimiento sostenible de los sectores productivos y las políticas activas de empleo.

Fernando Clavijo rehuyó comprometerse a grandes "medidas estrella" y de hecho no se habló de eso, según los dirigentes sindicales. El presidente canario rebajó las expectativas en relación con el presupuesto autonómico de 2016, del que dijo que su crecimiento será "muy modesto" en función del techo de gasto que se apruebe, de los fondos que procedan del Estado y del objetivo de déficit público que tiene que cumplir Canarias. "El asunto está en esos pequeños crecimientos, dónde destinarlos y nosotros entendemos que hay tres pilares básicos donde debemos poner toda la carne en el asador y que son la sanidad, la educación y los servicios sociales", aseguró el jefe del Ejecutivo regional.

El cambio de estilo que quiere imprimir Fernando Clavijo a esta nueva etapa se visualizó ayer en la gira social que realizó el presidente. Tras salir del edificio sindical se dirigió, con su mochila a cuestas, a las sedes de las dos ONG más emblemáticas -Cruz Roja y Cáritas- para reunirse con sus representantes, entre ellos el Obispo de la Diócesis, Francisco Cases. Ambas organizaciones valoraron positivamente el gesto presidencial, incluso Cases indicó: "Quiero pensar que es signo de una relación que va a continuar siendo muy cordial y muy cercana con la gente, que es lo que nos interesa, porque trabajamos para la gente".

El jefe del Ejecutivo regional manifestó que las 600.000 personas en situación de exclusión social o en riesgo de caer en ella en las Islas son un asunto de "gravedad y dimensión" que ocupa "de manera prioritaria la agenda de todo el Ejecutivo". Clavijo insistió en que una de las prioridades del Gobierno será aprobar la Ley de Servicios Sociales antes de finalizar el año para clarificar la política social de la Administración y el papel de las ONG.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja en Canarias, Gerardo Mesa, expresó su satisfacción por "estar en consonancia" con los objetivo sociales del presidente y consideró que debe haber "mayor sintonía y compenetración" entre las organizaciones sociales y las administraciones, con el fin de aprovechar mejor los recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine