La policía arresta a una mujer por reclutar niñas para el Estado Islámico

La detención de Silvia C. C. se produjo de madrugada en un piso de la calle Doctor Juan Negrín de Arrecife

09.07.2015 | 00:46

Lanzarote se convirtió ayer en el foco de atención nacional de la lucha contra el yihadismo. Una ciudadana española, originaria de Cádiz, fue detenida este martes en Arrecife por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía. La mujer, de unos cuarenta años, está acusada de reclutar niñas y adolescentes y facilitarles el desplazamiento a zonas controladas por el Estado Islámico.
La operación se ha llevado a cabo en colaboración con la Jefatura Superior de Policía de Canarias y la Brigada Provincial de Información de Málaga, bajo la dirección del titular del Juzgado Central de Instrucción No1 y con la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

La detención de Silvia C. C. se produjo poco antes de las seis de la mañana en el domicilio de la detenida, un piso alquilado en la segunda planta del inmueble situado en el número 61 de la calle Doctor Juan Negrín, antiguamente General García Escámez, en el barrio capitalino de La Vega. Media docena de agentes armados se introdujeron en el edificio.

La Policía Nacional no ha confirmado si en el interior del piso habían tres chicas, tal como apuntan algunas fuentes, que indicaron que salieron del portal.

La actuación, en la que también se llevó a cabo el registro de las distintas estancias de la casa, se produjo en el marco de una operación policial contra las redes de captación y envío de niñas y adolescentes a Siria e Irak para su integración en la organización terrorista Daesh, informó el Ministerio del Interior.

Silvia C. C. fue conducida esposada, sobre las ocho y media de la mañana, al vehículo policial que la esperaba en la calle, que había sido acordonada para impedir el paso a los peatones y al tráfico rodado, según testigos presenciales, hasta que finalizó la intervención.
La arrestada lleva en Lanzarote alrededor de una década y es una musulmana conversa. Su marido es de origen marroquí y también profesa el Islam. Según Interior, Silvia C. C. está implicada directamente en la radicalización y facilitación del viaje hacia Siria de otras mujeres, a las que incitaba a viajar, les facilitaba la ruta y las medidas de seguridad necesarias para no ser detectadas durante el tránsito hacia el citado país de Oriente Medio.

La investigación revela que Silvia C. C. tenía contacto directo con un importante facilitador de la organización terrorista Daesh en Siria, de quien recibía directrices e instrucciones para reclutar y facilitar el viaje a mujeres, con el único fin de integrarse en la referida organización terrorista.

Las niñas y adolescentes captadas, motivadas principalmente por una creencia religiosa "absoluta y sin fisuras", una vez en su destino desarrollaban diversas actividades. Principalmente, son explotadas sexualmente, ejercen labores de apoyo doméstico y hospitalario, realizan funciones de policía fiscalizadora en la observancia, en el ámbito femenino, de la Sharia y un grupo muy reducido integraría las filas de combatientes del Daesh, señala Interior.

Además, las informaciones recabadas por la policía han puesto de relieve la plena voluntad de la detenida de desplazarse a la zona controlada por el Daesh, en la región sirio-iraquí, para adquirir un mayor compromiso con la causa. La policía trata de esclarecer cuántas chicas ha captado Silvia C. C. y cuántas han conseguido llegar al Estado Islámico.

La operación policial desarrollada en Arrecife, la primera de estas características que se lleva a cabo en Canarias, es continuación de las desarrolladas en agosto y diciembre de 2014 por la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en Ceuta, Melilla, Barcelona y Marruecos, que se saldaron con la detención de diez personas. Entre ellas, se encontraba una menor de edad acompañada de otra mujer, que fueron interceptadas en Melilla en el momento en que se disponían a abandonar el territorio español con destino a Marruecos.

Con esta sucesión de operaciones antiterroristas, el Cuerpo Nacional de Policía ha impedido la captación efectiva de un numeroso colectivo de mujeres por parte de redes yihadistas cuyo propósito era el de enviarlas a territorios controlados por el Daesh, a pesar de que algunas de ellas eran menores de edad.

La detención en Arrecife es un nuevo caso de mujeres que, a pesar de haber nacido y crecido en países europeos, han sufrido un proceso de radicalización que ha desembocado en su compromiso y adhesión ideológica al yihadismo y su integración en Daesh.

En declaraciones recogidas por Efe, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró ayer que cada vez es "más frecuente" la presencia de mujeres, muchas menores de edad, en la captación y adiestramiento de yihadistas para combatir con el Daesh o Estado Islámico. Evitó dar más detalles sobre la operación, porque la misma sigue abierta y está bajo secreto de sumario.

La detención de Silvia C. C. en Arrecife es la segunda relacionada con el terrorismo yihadista que se produce en tan solo cuatro días. El pasado sábado se detuvo en Badalona a un hombre de nacionalidad marroquí acusado de hacer propaganda y proselitismo del yihadismo en las redes sociales, para el que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata decidió el lunes su envío a prisión sin fianza.

El ministro del Interior recordó la pasada jornada que la primera célula dedicada a la captación, radicalización y adiestramiento exclusivamente femenina, tanto en la dirección como las potenciales terroristas, se desarticuló precisamente en España.

Según el titular de Interior, las personas captadas se integran en esas organizaciones para combatir o bien para quedarse en España y convertirse en actores solitarios. El ministro espera al análisis de la documentación requisada en la vivienda de la capital lanzaroteña por la policía para obtener más datos relacionados con la operación, la cual sorprendió enormemente a los lanzaroteños desde primera hora de la mañana de este martes.

Fernández Díaz se refirió a las medidas adoptadas desde el pasado 26 de junio, cuando se elevó al nivel 4 la alerta terrorista, y subrayó que todas ellas tienen como objetivo "minimizar al máximo el riesgo de comisión de atentados en España".

El ministro realizó tales afirmaciones tras reunirse en la sede central de la Guardia Civil en Madrid con la presidenta de la Confederación Suiza y ministra de Justicia y Policía, Siomnetta Sommaruga. El encuentro tuvo lugar en el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima y de Costas y Fronteras desde el que la Guardia Civil coordina la lucha contra la inmigración irregular y el narcotráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine