Misión: salvar al amigo

La Radiotelevisión Canaria salvó de la quiebra a la productora de Francisco Padrón, íntimo de Guillermo García

05.07.2015 | 02:58

La historia de las irregularidades de los contratos de Radiotelevisión Canaria con la productora Amanecer Latino tiene todos los ingredientes de un culebrón, donde se mezclan lealtades con negocios. Según el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional, Guillermo García nada más acceder a la dirección de la Radiotelevisión Canaria (RTVC), en diciembre de 2007, obró para salvar de la quiebra a la productora de su amigo.

Los agentes llegan a esta conclusión porque les parece incomprensible, según señalan en un informe remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, que la empresa de Padrón llevara dos años sin la menor actividad hasta que García empezó a adjudicarle contratos para la realización de programas en enero de 2008, apenas unos días después de tomar el mando de la televisión autonómica.

La empresa se hallaba prácticamente en la ruina, según consta en el expediente del caso. El 22 de marzo de 2006, la Unidad de Recaudación Ejecutiva de la Dirección Provincial de Santa Cruz de Tenerife de la Seguridad Social notifica a RTVC el embargo de bienes en contra de Amanecer Latino por una deuda de 929.419,30 euros, cantidad que aumentaría en mayo de 2008 en 384.514,16 euros porque se habían producido débitos de vencimiento posteriores a los ya incluidos en el embargo. Por tanto, Francisco Padrón debía pagar 1.314.933,94 euros para que fuera levantado el embargo de las cuentas de su productora.

Radiotelevisión Canaria empieza a contratarle programas nada más llegar Guillermo García, el 1 de enero de 2008, en concreto dos series de entrevistas de 27 capítulos cada una cuyo título desconocen los agentes, según el informe al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, aunque todo apunta a que se trata de La Destiladera. Solo dos meses después, RTVC empieza a contratar los cinco programas dedicados al deporte canario que originaron la investigación del Grupo de Delincuencia Económica. La mayor parte de los pagos por estos programas los tiene que derivar RTVC a la Seguridad Social para satisfacer la deuda de Francisco Padrón.

Los contratos suscritos con RTVC por Padrón le permitieron saldar la deuda y ganar aún otro millón más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine