La reforma de Montoro obliga a revisar a la baja los ingresos de 2015

La bajada del déficit y las modificaciones fiscales provocan el temor a nuevos recortes en el presupuesto

30.06.2014 | 23:19

Vuelve la incertidumbre a los presupuestos autonómicos. El Gobierno canario se ve obligado a revisar todas las previsiones que estaba manejando para las cuentas públicas de 2015 ante el revés que ha supuesto la decisión del ministro Cristóbal Montoro de aplazar la modificación del sistema de financiación autonómico, a lo que hay que añadir la merma de ingresos que puede suponer la reforma fiscal para las arcas autonómicas y la reducción del objetivo de déficit para el próximo año. El riesgo de nuevos recortes presupuestarios comienza a tomar forma, aunque primero se tendrá que analizar en profundidad las cifras que suponen las nuevas decisiones del Ministerio de Hacienda.

El propio presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, lanzó la voz de alarma en su blog dominical. En la Consejería de Economía y Hacienda hay una creciente preocupación después de que hace solo unas semanas el titular del departamento, Javier González Ortiz, afirmara en un foro empresarial que no habrá más recortes en los presupuestos de 2015. En pocos días las primeras previsiones que ya se hacían de cara a la confección de los ingresos y gastos del próximo año han cambiado y ahora todo está pendiente de que el Ministerio de Hacienda remita la información necesaria para saber con qué cantidades se cuenta para 2015.

Mientras la cautela se instala en Economía y Hacienda, en Coalición Canaria ya se vislumbran nuevos ajustes. El secretario general de CC, José Miguel Barragán, oscila entre un "ajuste fino" que no supondría un impacto relevante en los servicios públicos y un recorte mayor, que complicaría el escenario presupuestario. "Se estaba planteando un presupuesto continuista y sin más sorpresas en la previsión de ingresos con el fin de endeudarnos menos en 2015, pero ahora está todo de nuevo en revisión y volvemos a la incertidumbre hasta que haya datos más fiables sobre la reforma fiscal", advierte el dirigente nacionalista.

Barragán confía en que la presión que ya están ejerciendo las comunidades gobernadas por el PP, descontentas con la reforma fiscal de Montoro, haga recapacitar al Gobierno y cambie algunos de sus aspectos para que el impacto sobre los ingresos de las autonomías sea el menor posible.

Tampoco convence en el Ejecutivo regional el compromiso del ministro de Hacienda de establecer un mecanismo de compensación a través de entregas a cuenta. Fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda recuerdan que se trata de cantidades que después hay que devolver y que se basan en previsiones sobre ingresos estimados por el Gobierno central que se adelantan a las comunidades. La experiencia en este aspecto no es precisamente positiva ya que, por ejemplo, las comunidades tienen que devolver al Estado 2.100 millones de euros de las entregas a cuenta de 2013 porque Hacienda erró en sus estimaciones sobre la evolución del Producto Interior Bruto (PIB). Es decir, el Estado adelantó a las comunidades unas cantidades muy superiores a las que les correspondía.

En este sentido, Barragán advierte que esta fórmula transitoria no ayuda a las arcas autonómicas porque lo que Canarias demanda es una "garantía" en la financiación de la Comunidad Autónoma, es decir, "que se resuelva de una forma sólida y estable los ingresos que se reciben para el mantenimiento de los servicios públicos" para los próximos diez años como mínimo. "Son ajustes contables para las comunidades que no cumplen con el objetivo de déficit, que no es el caso de Canarias", agregó.

La principal ventaja con la que cuenta Canarias en relación a una buena parte de las autonomías es su cumplimiento del objetivo de déficit e, incluso, ser la comunidad menos endeudada por habitante, lo que le permite acudir a los mercados financieros sin mayores problemas de liquidez.

Por su parte, el presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, advierte de que solo la reducción del déficit público del 1% al 0,7% en 2015 supone 120 millones de euros menos que la Comunidad no podrá endeudarse. Para Rodríguez, la reforma fiscal supone que el Estado ingresará menos fondos por el IRPF, lo que impactará en las autonomías, que se reparten el 50% de los ingresos de este impuesto con el Estado. Los cálculos establecen que si el Gobierno central ingresa 4.000 millones de euros menos, a Canarias podrían llegar cerca de 200 millones de euros menos el próximo año.

El portavoz del grupo Mixto en el Parlamento autonómico cree que el Gobierno canario se enfrenta de nuevo a recortes en las cuentas del próximo año porque el aumento de ingresos previsto por la mejora de la actividad económica no es suficiente para amortiguar la nueva merma de fondos del Estado. "El 58% de los ingresos provenientes del IGIC son para cabildos y ayuntamientos, el Gobierno solo se queda con el 42%", recuerda Rodríguez.

El varapalo que recibe Canarias por la prolongación del actual sistema de financiación autonómica supone que las Islas se mantienen entre las tres comunidades que menos fondos reciben para el sostenimiento de los servicios públicos básicos, es decir, sanidad y educación. Comunidad Valenciana, Murcia y el Archipiélago arrastran un déficit de financiación este año con respecto al resto de las regiones, que cuentan con saldos positivos.

Solo en servicios públicos y políticas sociales Canarias acumula un saldo negativo cercano a los 600 millones de euros, a lo que habría que añadir otro tipo de conceptos, lo que elevaría a cerca de 800 millones la brecha que separa a la Comunidad Autónoma de la media del sistema.

En relación con los ingresos por habitante, el déficit que acumula Canarias es de 133,57 euros per cápita con respecto a la media. En este promedio figuran también Valencia, Murcia, Madrid, Baleares y Andalucía. La Comunidad Autónoma recibe este año 3.797 millones de euros de recursos del Estado para financiar los servicios públicos, lo que supone 1.804,07 euros por habitante. En regiones como Cantabria, La Rioja o Extremadura el saldo es positivo y, por ejemplo, la diferencia con Canarias ronda los 500 euros. Como ejemplo, cada cántabro recibe una media de 624,86 euros por habitante del Estado, es decir, una diferencia de 491,29 euros en detrimento del Archipiélago.

Canarias

Zapatero: "La sociedad española y catalana reaccionarán con unidad y convivencia"

Zapatero: "La sociedad española y catalana reaccionarán con unidad y convivencia"

El expresidente español, de vacaciones en Lanzarote, se suma al minuto de silencio en el Cabildo...

Canarias, en silencio por las víctimas

Canarias, en silencio por las víctimas

Instituciones y vecinos de las Islas recuerdan en calles y centros de trabajo a los fallecidos en...

El aeropuerto insular recibe el primer vuelo de la compañía Canaryfly

El aeropuerto insular recibe el primer vuelo de la compañía Canaryfly

Representantes institucionales celebraron con los pasajeros el inicio de la ruta con Tenerife...

Tácticas nuevas para viejas redes

Tácticas nuevas para viejas redes

La masacre de las Ramblas se sustenta en el denso entramado islamista en Cataluña

Solidaridad canaria con Barcelona

Solidaridad canaria con Barcelona

La clase política canaria expresa su consternación por la masacre y su profundo dolor por las...

Enlaces recomendados: Premios Cine