Soldados ingleses y norteamericanos entrenan en el campo de tiro de Pájara

Una compañía de Escocia y efectivos de la Guardia Nacional de EEUU participan en unas maniobras

16.06.2014 | 02:00
Soldados británicos durante las maniobras.
Soldados británicos durante las maniobras.

El Campo de Tiro y Maniobras de Pájara se ha convertido en un espacio privilegiado para los Ejércitos de la Unión Europea con el objetivo de entrenar a sus efectivos en un ambiente plenamente desértico y en extremas condiciones. Durante los últimos días los Ejércitos español y el británico han realizado maniobras conjuntamente. A los ejercicios se unieron también efectivos de la Guardia Nacional de Estados Unidos.
Las maniobras Iberian Star se han realizado entre los citados ejércitos dentro del programa de intercambio entre unidades militares de diferentes países, un programa que se viene realizando con carácter anual y rotatorio entre las diferentes unidades del Ejército de Tierra.

Fuerteventura ha sido la isla elegida para este intercambio militar con la participación de la séptima compañía del Battalion del Royal Regiment of Scotland, que estuvo compuesta una un centenar de soldados reservistas, excepto los cuadros de mando principales que son profesionales. Por parte española participaron los Regimientos de Infantería Ligera Soria 9 y Canarias 50 con guarnición en Puerto del Rosario y Las Palmas de Gran Canaria , respectivamente.

El Ministerio de Defensa británico ha llevado a cabo un proceso de reforma de sus Fuerzas Armadas que supondrá una importante reducción de sus efectivos debido a los recortes presupuestarios. Para suplir la pérdida de militares profesionales ha iniciado un proceso para sustituir a los mismos por reservistas que deben ser entrenados al máximo para estar preparadas ante cualquier situación. Los reservistas, que han de tener entre 18 y 43 años, tienen por norma asignado un día de entrenamiento en horario nocturno y cada año realizan 15 días de ejercicios intensivos de formación militar a través de la celebración de maniobras.

Los ejercicios entre británicos y españoles en Fuerteventura estuvieron divididos en dos fases bien diferenciadas. La primera se desarrolló en el Campamento Militar Teniente Coronel Valenzuela con apoyo del Soria 9 donde se realizó "combates de población, sala de silencio que consiste en sortear obstáculos ubicados en diversas instalaciones y la casa compartida, que tiene como finalidad ocupar un poblado afgano que ha sido recreado en las instalaciones que tenemos en El Matorral", señaló a este periódico un mando militar. Los militares británicos también pudieron disfrutar de actividades lúdicas, la mayor parte de ellas vinculados con deportes náuticos, aunque también realizaron diversas excursiones por diversas partes de la Isla.

A la segunda fase del programa de adiestramiento se incorporó la Compañía del Regimiento Canarias 50 . Los soldados ingleses convivieron durante unos días con sus homólogos españoles adaptándose en todo momento no solo a las normas "sino a sufrir las mismas vicisitudes que nuestros soldados, sin ningún tipo de privilegios, incluso en los horarios de comida que son diferentes a los nuestros. La experiencia ha sido muy positiva por ambas partes", indicó el teniente coronel Baeza. Además, añadió, que el Campo de Tiro y Maniobras de Pájara "ofrece muchas oportunidades para alcanzar el nivel de entrenamiento ya que se trata de un escenario curioso, desértico y muy diferentes a lo que nos podemos encontrar en la Península o las islas".

Durante las maniobras los efectivos españoles e ingleses tuvieron la oportunidad de intercambiar no solo conocimientos tácticos sino del material bélico. Los mandos del Canarias 50 explicaron con todo detalle las características de los vehículos Lince y GR 3. "Nuestra gente se habitúa a trabajar con nuestros aliados y esto nos ayuda a también a mejorar nuestro nivel de inglés", señaló Baeza.

Por su parte, el capitán británico Scots considera que las maniobras bilaterales entre ambos Ejércitos "suponen una gran oportunidad para nuestros soldados porque nos permite no solo incrementar nuestro grado de preparación sino obtener una coordinación con otro Ejército aliado de cara a llevar a cabo operaciones en el mundo cuando sea necesaria nuestra intervención".

Uno de los ejercicios consistía en limpiar el Morro de la Huesa de los enemigos infiltrados. Los soldados británicos son los encargados de avanzar para obligarlos a retirarse. Para ello, emplean fuego de ocultación o botes de humo de diferentes colores que les permitirán progresar en el avance y usar granadas simuladas. El color de su uniforme les permite minimizarse con el terreno desértico. Por la noche y la madrugada también salieron al campo usando fuego real y simulado.

Canarias

La firma del casero, lo más difícil

Vivienda finaliza el plazo para la solicitud de ayudas al alquiler

La firma del casero, lo más difícil

La firma del casero, lo más difícil

Vivienda finaliza el plazo para la solicitud de ayudas al alquiler

Curbelo y Barreto ´pasan revista´ a los 190 efectivos de la lucha contraincendios

Curbelo y Barreto ´pasan revista´ a los 190 efectivos de la lucha contraincendios

Los agentes del Eirif llevan meses de prácticas con medios del Cabildo y del Parque Nacional de...

Abierto el plazo para solicitar las subvenciones destinadas al sector primario

El Cabildo busca con esta inyección económica palar las consecuencias de la falta de lluvias y la...

La corporación insular ayuda con 120.000 euros a los ganaderos

El Cabildo de El Hierro ha aprobado una línea de ayudas de 120.000 euros para el sector...

Arrancan los trabajos para acondicionar el colegio de La Lomada, en San Sebastián

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera informó ayer de que ha iniciado los...

Enlaces recomendados: Premios Cine