Abdicación del Rey

La Mareta, paraíso real en Lanzarote

Un palacio cedido por Hussein de Jordania en Costa Teguise acoge a sus Majestades durante sus traslados oficiales y personales

03.06.2014 | 16:00
Foto de los miembros de la Familia Real en la residencia de La Mareta, a finales de diciembre de 1999.
Foto de los miembros de la Familia Real en la residencia de La Mareta, a finales de diciembre de 1999.

En un enclave perfecto en Lanzarote se encuentra el lugar idóneo para pasar unos días de relax y descanso, lejos del ajetreo de la agenda real. En La Mareta, los reyes tienen un pequeño paraíso, aunque no tan conocido como Marivent en Mallorca ni tan visitado como la residencia de vacaciones de los reyes en Baleares. Es, sin embargo, un recurso habitual para pernoctar en los viajes de los monarcas al Archipiélago.

Fue un regalo del rey Hussein de Jordania a la Casa Real y se ha convertido en un lugar casi fijo de vacaciones para los presidentes del Gobierno, los expresidentes José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, entre ellos. Por eso, muchas de las audiencias celebradas durante los meses estivales entre el líder del Gobierno central y el Jefe del Estado se han producido durante estos años en Lanzarote. No ha sido raro ver pasear entre sus jardines a Juan Carlos, acompañando a José María Aznar, o llegar de noche hasta la residencia antes de iniciar un viaje por la Islas.

De hecho, fue tras una visita oficial para presidir diversos actos militares en las Islas en 1990 cuando los Reyes aprovecharon para conocer las instalaciones que acababan de ser cedidas a la Casa Real por parte de Jordania. En Lanzarote cerraron su pequeño recorrido isleño. La primera vez que la Familia Real se hospedó durante varios días y en viaje privado en La Mareta fue en 1993 después del fallecimiento del padre del Rey, Don Juan de Borbón.

Fue precisamente en la residencia de La Mareta donde la Familia Real pasó uno de sus momentos más tristes, tras el fallecimiento repentino de la madre del Rey, doña María de las Mercedes de Borbón, el 2 de enero del año 2000. La delicada salud de doña Mercedes hizo que toda la Familia Real se desplazara a Lanzarote a pasar las navidades de 1999.

"Es un hombre muy campechano y muy normal". El actual vicepresidente de la Asociación Insular de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote (Asolan), Francisco Martínez es quizá una de las personas de Lanzarote que más contacto directo ha tenido con don Juan Carlos tras haber sido el encargado del mantenimiento de la Casa Real de La Mareta durante casi una década.

"Nunca pidieron nada extraordinario y sólo había que cuidar la alimentación de la Reina porque es vegetariana", señala Martínez. "Me acuerdo que una vez se plantó en la cocina y me dijo que le partiera un poco de jamón porque de los platos que había sacado no le habían dejado probar ni un bocado", añade. Martínez recuerda que una vez rechazó la invitación del rey a dar un paseo en helicóptero por la isla. ¿Qué pasa que no te fías de tu rey", le dijo en tono jocoso.

Pero La Mareta no es el único alojamiento en el que sus Majestades han conocido de primera mano las bondades de las Islas y más concretamente de sus instalaciones hoteleras. Casi siempre fieles a sus costumbres, los hoteles Mencey, en la capital de Tenerife, Botánico en Puerto de la y Santa Catalina en Las Palmas de Gran Canaria son los establecimientos en los que la Realeza española descansa del trote de tanta visita, inauguración y recepción.

Poco ha solido trascender de esas estancias, más allá de la cercanía de los Reyes con el personal del hotel o de los menús degustados, como es el caso de la visita en 2005 a Tenerife, donde en el hotel del Norte de la Isla donde la Reina optó por mero fresco con verduras y ensalada y el Rey se decantó por jamones y quesos.

Esas dos noches que pasaron en el Hotel Botánico rechazaron ocupar espacios privados y compartieron las instalaciones con su comitiva, que se instaló en 70 habitaciones, y el resto de clientes, aunque eso sí entre fuertes medidas de seguridad.

Canarias

Solidaridad canaria con Barcelona
Solidaridad canaria con Barcelona

Solidaridad canaria con Barcelona

La clase política canaria expresa su consternación por la masacre y su profundo dolor por las...

Catalanes en Canarias, "lloros de rabia"

Catalanes en Canarias, "lloros de rabia"

Conmoción, sorpresa y algún presentimiento son las sensaciones que experimentaron los ciudadanos...

Algunos heridos se refugian y rezan en el bar de un tinerfeño

Algunos heridos se refugian y rezan en el bar de un tinerfeño

"El terror no puede con Barcelona. Ya os contaré. Estamos encerrados por ahora", así transmitía en...

Tenerife vive de cerca la barbarie

Tenerife vive de cerca la barbarie

Muchos isleños esperaban que Barcelona fuera víctima de un ataque después de los que han sufrido...

Clavijo destaca las labores humanitarias de la Brigada Canarias XVI en el Líbano

Clavijo destaca las labores humanitarias de la Brigada Canarias XVI en el Líbano

El presidente reconoce el trabajo de los soldados de las Islas en su misión de paz y la labor...

El buque británico sigue a la deriva sin que se tome una decisión por su peligrosidad

El buque británico sigue a la deriva sin que se tome una decisión por su peligrosidad

Los técnicos holandeses estudian aún qué hacer con el barco de fertilizantes en llamas

Enlaces recomendados: Premios Cine