Tenerife y Gran Canaria necesitarían un pacto a tres con los votos de las europeas

PP y PSOE podrían gobernar juntos en los cabildos de ambas Islas pero sería poco probable debido a las directrices dadas por los socialistas a nivel nacional

02.06.2014 | 02:00

Si los votos obtenidos en Canarias en las elecciones europeas se aplicaran a los cabildos de Tenerife y Gran Canaria, no solo ningún partido podría gobernar en solitario, sino que harían falta pactos de al menos tres formaciones políticas. Eso, o que el Partido Popular (PP) y Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) se aliaran, algo improbable según las directrices marcadas por el PSOE a nivel nacional de no pactar con el PP en ninguna institución.

Para lograr la mayoría absoluta en estas dos instituciones se necesita tener 15 consejeros, algo que ningún partido lograría con los resultados de los comicios al Parlamento europeo.

En el cabildo de Tenerife, de los 29 consejeros que tiene el Pleno, ocho serían para el PSC (con 54.445 votos obtenidos en total) y otros ocho serían para el PP (con 53.874 votos).

El resto de las formaciones políticas quedarían de la siguiente manera: cinco consejeros para los nacionalistas de Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario (CC-PNC) con 34.433 votos; Izquierda Unida Canarias-Los Verdes (IUC-LV) tendrían tres representantes al conseguir 25.484; Podemos se llevaría otros tres escaños gracias a las 20.829 personas que confiaron en este partido; y Unión Progreso y Democracia (UPyD) obtendría dos consejeros, con sus 16.784 votos logrados.

Así, ni siquiera la unión de estos cuatro últimos partidos sería suficiente para dejar fuera al PP y al PSC del Gobierno insular tinerfeño. Cualquier alianza tendría que contar con alguna de estas dos formaciones.

Sin embargo, si pactaran los partidos más afines, entre ellos (PP, UPyD y CC-PNC), podrían gobernar en la corporación insular. No lo podrían hacer, por el contrario, los demás partidos ni aunque se unieran, ya que IU-LV, Podemos y el PSC se quedarían a las puertas con trece consejeros.

En el Cabildo de Gran Canaria, con 29 escaños que llenar en esta Institución, si el PP y el PSC no pactasen también sería necesario un acuerdo a tres bandas. El PP hubiera logrado 9 consejeros (con 61.183 votos) y los socialistas tendrían siete representantes (con 52.437 votos).

En cuanto a los demás partidos, los nacionalistas canarios, con 21.501 votos en Gran Canaria, se quedarían con tres consejeros (dos menos de los que hubieran tenido en Tenerife); Podemos tendría cinco escaños (con 35.395 votos); IUC-LV obtendrían tres consejeros gracias a los 26.505 votos en esa isla (5.004 más que los conseguidos por CC-PNC); y UPyD lograría dos representantes gracias a los 18.698 votos conseguidos.

De esta forma, todas las posibles alianzas pasarían también por pactar con el PP o el PSC, a no ser que estos dos partidos se unieran y dejaran fuera al resto de las formaciones. Aquí una alianza de los más progresistas podría desbancar a los más conservadores, ya que el PSC, IU-LV y Podemos obtendrían juntos los 14 consejeros necesarios para gobernar.

Por el contrario, si PP, UPyD (a estos dos partidos les unen varias ideas políticas, como su defensa de las prospecciones petrolíferas frente a las costas canarias) y Coalición Canaria se unieran, no tendrían suficientes consejeros para gobernar. En este caso, pasaría justo lo contrario que en el Cabildo de Tenerife.

Parlamento

En el Parlamento canarias tampoco habría forma de conformar gobierno con un solo partido político. Y solo sería posible un acuerdo a dos bandas si pactaran el PP y el PSC, ya que juntos sumarían 36 escaños, siendo necesarios 31 para la mayoría absoluta en la Cámara regional.

En cuanto a los demás partidos que entrarían en el Parlamento (teniendo en cuenta solo a los partidos que se presentaron en las elecciones europeas) serían Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario (con 10 diputados), IUC-LV con 6 diputados, Podemos con 5 diputados y UPyD con 2 diputados.

Tal y como ocurriría en los dos cabildos de las islas capitalinas, en el Parlamento regional cualquier pacto también tendría que verse abocado a tener al PP o al PSOE en él.

Los partidos más progresistas, PSC, IUC-LV y Podemos sumarían entre los tres escaños, insuficientes para gobernar. En cuanto a las otras formaciones políticas, más afines entre ellas, tampoco podrían, ya que entre el PP, UPyD y CC-PNC llegarían a a 30 escaños justos.

El panorama en la Cámara regional con los resultados de las elecciones europeas no llegaría al nivel de las primeras elecciones canarias, en 1983, cuando en el Parlamento había hasta nueve partidos políticos diferentes: PSOE, la coalición Alianza Popular-Partido Demócrata Popular-Unión Liberal, Centro Democrático y Social, Asamblea Majorera, la coalición Unión del Pueblo Canario-Asamblea Canaria, Agrupación Gomera Independiente, Convergencia Nacionalista Canaria, Partido Comunista y Agrupación Herreña Independiente. Entonces, la situación fue casi ingobernable, con alianzas inestables en busca del voto 31 en todo momento para sacar adelante las propuestas del Gobierno de entonces.

El sistema del reparto de los escaños

En las instituciones españolas se utiliza el sistema D´Hondt para repartir los escaños en función de los votos obtenidos. Se podrían utilizar otros métodos, ya que hay muchos, pero los partidos españoles optaron en su momento por el del belga Víctor d´Hondt (1841), profesor universitario de Derecho civil y Fiscal, entusiasta de la representación proporcional.

Esta fórmula se aplica de la siguiente forma: cada partido tiene que dividir el número total de votos obtenidos entre 1 (el divisor corresponde al primer escaño), luego entre 2 (por el segundo escaño), después entre 3 (tercer escaño), y así hasta el número que corresponda con el último escaño de la institución pública a la que se esté optando.

Por ejemplo, en el caso del Parlamento canario, la última división de los votos totales obtenidos por un partido sería con el divisor 60. Es decir, el dividendo siempre es el mismo (el número total de votos de un partido) y lo que cambia es el divisor.

Una vez que cada partido hubiera dividido sus respectivos votos logrados por cada uno de los escaños, se tendrían en cuenta los resultados de las divisiones y se ordenarían de mayor a menor.

Así, el primer escaño sería para el partido que hubiera sacado el mayor cociente; el segundo escaño para el segundo mayor cociente, y así hasta llegar al último escaño del Parlamento.

En Canarias, los partidos que pueden optar al reparto de escaños en el Parlamento de Canarias tienen que haber superado unos porcentajes de votos establecidos en la disposición transitoria primera del Estatuto de Autonomía canario. En ella se determina que sólo podrán acceder a él los partidos políticos o coaliciones que hayan obtenido el 30% de los votos válidos emitidos en cada isla en la que se presentan a las elecciones. También añade que, en caso de no lograr ese porcentaje, los partidos o coaliciones tienen otra posibilidad: conseguir el 6% de los votos válidos emitidos en la Comunidad Autónoma.

Canarias

Clavijo: "El pueblo catalán no ha dejado que el miedo les invada"

La bandera de Cataluña está izada a media asta en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran...

Las víctimas de Spanair piden que se desclasifiquen los documentos del accidente

Las víctimas de Spanair piden que se desclasifiquen los documentos del accidente

El siniestro, que se produjo al despegar, murieron más de 150 personas y 18 resultaron heridas

Dos remolcadores empiezan a enfriar el buque incendiado a la deriva

Dos remolcadores empiezan a enfriar el buque incendiado a la deriva

Dos ingenieros de la tripulación del carguero británico asesoran en el plan de socorro

Tres cuentos musulmanes de humanidad y razón

En estos días en que la sinrazón fanática nos golpea con fuerza, es conveniente no olvidarse de la...

Barragán se propone hacer "una revolución" en la administración autonómica

Barragán se propone hacer "una revolución" en la administración autonómica

El Ejecutivo canario persigue potenciar la transparencia y la participación ciudadana

Lanzarote diseña siete rutas alternativas ante el cierre de los centros turísticos

Lanzarote diseña siete rutas alternativas ante el cierre de los centros turísticos

El Cabildo y los trabajadores fracasan en un nuevo intento para frenar la huelga en los puntos de...

Enlaces recomendados: Premios Cine