Paulino Rivero y José Miguel Pérez someten su continuidad a examen

Los dos máximos dirigentes del Ejecutivo viven procesos similares en sus partidos para volver a ser candidatos

01.06.2014 | 00:41

Los dos máximos dirigentes de Canarias, el presidente Paulino Rivero, y el vicepresidente José Miguel Pérez, se enfrentan a situaciones similares, casi calcaldas, a un año de las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Muy lejos queda aquella imagen de junio de 2011, cuando suscribieron el pacto de gobernabilidad entre Coalición Canaria y el PSOE y tenían el apoyo de sus respectivas formaciones. En estos momentos, ambos están en la cuerda floja, en esa lucha intestina de quienes los apoyan férreamente o de los que reclaman una renovación profunda de ambas organizaciones.

Ellos han dado señales de que quieren repetir. Rivero de forma explícita. Pérez en círculos internos. Esto garantizaría la reedición del actual pacto en el Gobierno canario, a sabiendas de que ninguno de las formaciones que se presenten van a obtener mayoría absoluta. Pero ni en Coalición Canaria ni en el PSOE regional esta situación contenta a todos. Los adversos resultados electorales del pasado domingo en ambas formaciones han forzado el debate interno en torno a la renovación de estrategias políticas, ideas y caras.

Las corrientes críticas, tanto en los nacionalistas como en los socialistas canarios, no se han hecho esperar y, abiertamente, ya están planteando candidaturas nuevas que, según dicen, vuelvan a ilusionar al electorado. No obstante, los dos dirigentes mantienen que lo están haciendo bien y que el pacto funciona, pese al castigo que impone el Gobierno de Mariano Rajoy a Canarias en materia presupuestaria, por no hablar de las prospecciones de petróleo. Además, sus acólitos defienden a capa y espada tanto la gestión de sus líderes al frente del partido como en el Gobierno canario.

Prueba de fuego

El próximo 7 de junio será la primera prueba de fuego que ha de pasar el presidente del Gobierno y de Coalición Canario en el seno de su formación. Un encuentro en el que se supone que se despejarán los apoyos reales con los que cuenta para presentarse a su reelección como candidato a las autonómicas. El Consejo Político Nacional de los nacionalistas, máximo órgano del partido compuesto por 90 miembros de todas las Islas, debe decidir la fecha de designación del número uno de CC en la lista al Parlamento canario y, por tanto, a la Presidencia regional.

Los críticos a que Paulino Rivero repita quieren adelantar al 12 de julio este debate. Así se lo hicieron saber el pasado lunes al secretario general de la organización, el majorero José Miguel Barragán –afín al presidente– en la reunión que mantuvo la comisión ejecutiva permanente, el día después de las elecciones europeas.

En esa tesis se alinean los dirigentes insulares del partido que forman parte del Consejo Político, entre ellos, Fernando Clavijo, de Tenerife, David de la Hoz, de Lanzarote, José Juan Herrera, de Fuerteventura, Guadalupe González Taño, de La Palma, Fernando Bañolas, de Gran Canaria o Narvay Quintero, de El Hierro.

En principio, le han propuesto a Barragán que el calendario para la designación del candidato sea del 12 al 29 de junio. La elección sería el 12, pero han dejado un espacio de 17 días por medio por si se produce un bloqueo del aspirante que se presente, en caso de que no obtenga los tres quintos necesarios para alcanzar la victoria. En esos días intermedios se intentaría llegar al consenso entre las partes.

Por su parte, Barragán plantea dejar la elección al mes de noviembre. Esta postura es compartida por los afines a Rivero, que entienden que abrir tan pronto el debate de la candidatura puede interferir en la gestión del gobierno, en caso de que el actual presidente se presente, como así lo ha manifestado.

Además, entienden que si es en noviembre hay "un tiempo razonable de seis meses" para que el candidato que resulte elegido haga campaña. Así lo piensa el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, un peso pesado dentro de la organización, que aboga por mantener a Rivero cuatro años más al frente del Gobierno. Sería su tercer mandato.

Cabrera sostiene que Paulino Rivero ha sabido domar el pleito insular y el trato que otros gobiernos regionales le han dado a las islas menores. "Es uno de los presidentes que más contactos ha tenido con cualquier colectivo social de Fuerteventura", afirma. Además, en el debate de las prospecciones se ha mantenido firme en el rechazo a que Repsol perfore en aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura.

"Todavía queda un año para las elecciones autonómicas. Imaginémonos que se presenta Rivero y pierde. ¿Estaríamos un año con un presidente interino? Hay tiempo suficiente si se designa candidato en noviembre o diciembre para hacer campaña", afirmó.

Por su parte, el secretario insular de Tenerife, Fernando Clavijo, que ha abanderado la renovación en las candidaturas, asevera que "más allá de cualquier sorpresa electoral ha ocurrido lo que nos esperábamos desde hace más de un año: teníamos encuestas que decían que seis de cada diez votantes de CC no estaban satisfechos con la formación", por lo que considera esencial que el proceso hacia el cambio se inicie con la máxima celeridad.

"Los militantes nos han pedido renovación, un acercamiento a la realidad y mayor transparencia, que le digamos la verdad y eso no está sucediendo", sostiene. "Quieren soluciones a lo que están viviendo las familias, al desempleo, a los más desfavorecidos, a los desahucios... Quieren transparencia y siempre hay alguna excusa: la culpa es de otros, y aunque es cierto el maltrato de Madrid, lo podemos hacer mejor y adaptarnos a los cambios", expone.

"Cambio de modos y formas en el partido, que parece del siglo XX y estamos en el XXI, con propuestas claras, transparentes y sobre todo viables. No podemos estar vendiendo promesas, que luego no se cumplen porque la gente tiene cultura y criterio", añade.

"Apostamos por una estrategia integral de desarrollo económico del Archipiélago y, por supuesto, negociar con Madrid gobierne quien gobierne. Los enfrentamientos y personalismos han hecho mucho daño a Canarias", en clara alusión a las pugnas de Rivero con el Gobierno de Mariano Rajoy y, en especial, con el ministro canario y líder del PP, J osé Manuel Soria.

Clavijo mostró su malestar además con la falta de autocrítica de Rivero ante los resultados electorales de CC en las europeas –perdió 27.000– en un acto en Madrid el pasado miércoles, al que acudió precisamente Soria. La presencia de este último fue interpretada por dirigentes nacionalistas, como Mario Cabrera, como un acercamiento de los críticos al PP en caso de que logren desbancar a Rivero, situación que el presidente majorero ha condenado al aseverar que cualquiera que se alíe a Soria o defienda el petróleo es un adversario político.

El 7 de junio, por tanto, pueden darse varios escenarios, en los que imperarán las matemáticas. Si los críticos a Rivero logran el apoyo de la mayoría del Consejo se adelantará la elección del candidato al 12 de julio, cuestión que es interpretada por este sector como una derrota anticipada de la eventual candidatura de Rivero.

Esta corriente cree que cuenta, hoy por hoy, con los votos necesarios para que su propuesta salga adelante. Aunque no está todo tan claro, porque también son muchos los que apuestan por Rivero. Los apoyos están divididos en las Islas y, en consecuencia, se queda a expensas de la decisión del Consejo, donde Gran Canaria y Tenerife tienen 15 votos cada una, 8 Lanzarote y Fuerteventura, siete La Palma, cuatro La Gomera y tres El Hierro, aparte de los votos de los portavoces en el Congreso, Senado y del grupo parlamentario canario o representantes de ayuntamientos y cabildos –son tres y están pendientes decidir– entre otros miembros, que pueden ser de cualquier isla.

En este sentido, aunque los secretarios insulares están por la renovación dentro de sus formaciones hay disparidad de criterios. En esta semana se irán reuniendo todos los comités insulares para intentar llegar con una postura unánime al Consejo pero ya, de entrada, en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote los apoyos están divididos. En Fuerteventura, la corriente favorable a Rivero, como Cabrera, choca con la del secretario insular, José Juan Herrera Velázquez.

"El resultado electoral obliga a abordar las candidaturas de inmediato y analizar programas e ideas", señala este último. "No hemos sido capaces de adaptarnos a la realidad social y debemos girar con nuevas ideas, proyectos, programas y caras", añade. "CC tiene un discurso y una estructura arcaicos y farragosos y la sociedad va por otros derroteros", afirma. En su opinión, el candidato debe tener un perfil "fresco, que aporte aires nuevos y nuevas formas de gestionar". Según Herrera, se ha de apostar por "la persona, no por la procede, aunque si es de Fuerteventura mejor", deja caer.
Pérdida del protagonismo
La situación por la que atraviesa el secretario general del PSOE canario y vicepresidente del Gobierno es similar a la de su compañero nacionalista. Rivero puede verse fuera de la candidatura en julio, si prosperan las tesis de los críticos. Pérez ya ha dicho que las primarias se mantienen a septiembre y serán abiertas. En todo caso, descarta abandonar el cargo al frente del partido, como Alfredo Pérez Rubalcaba o como Patxi López en los socialistas vascos.
La corriente interna crítica achaca a José Miguel Pérez la pérdida de protagonismo y personalidad de su formación en el Ejecutivo canario, así como que las históricas siglas de su partido se han diluido en un gobierno que parece monocolor. La corriente de Izquierda Socialista ha mandado un mensaje claro a quienes abogan por la continuidad de José Miguel Pérez como candidato en las próximos comicios. "No estamos dispuestos a perpetuar a Coalición Canaria en el poder", ha advertido la consejera en el Cabildo de Gran Canaria, Isabel Guerra, quien pide primarias abiertas para la secretaría general. Al parecer, internamente Pérez apuesta por presentarse y por reeditar el pacto con CC en los términos actuales, esto es, con Rivero como presidente.
Esta apuesta es rechazada por otros dirigentes socialistas, al entender que supondría un varapalo electoral más grande que el actual porque su electorado de izquierdas percibiría que estarían votando a un presidente nacionalista. El debate federal en el seno del PSOE se ha trasladado a la organización en Canarias. Sectores del partido quieren cambios y aires de renovación para evitar una debacle electoral aún mayor y recuperar el prestigio de un partido que, desde 1983, ganó siempre las elecciones autonómicas en las Islas hasta 1995, puesto que le arrebató Coalición Canaria con Manuel Hermoso al frente.
Este liderazgo lo volvió a recuperar el PSOE en 2007, con Juan Fernando López Aguilar como candidato. En 2011, con José Miguel Pérez como cabeza de lista al Parlamento, pasó al tercer lugar perdiendo 11 diputados (de 26 pasaron a 15), lo que les obligó pactar con CC para gobernar.
Oposición
Distintos grupos del PSOE quieren hacer una campaña donde se quede claro que los socialistas tienen un proyecto propio y que, a lo mejor, es preferible no pactar con Coalición Canaria sino estar en la oposición para ganar prestigio.
En este sentido, hay familias de la formación que están moviéndose para proponer una alternativa sólida a José Miguel Pérez, en las primarias que se celebrarán después del verano. Se ha especulado con que puedan optar las Bases 2020, con el actual director general de Comercio, Gustavo Matos, como posible aspirante. No obstante, aunque ésta se perfila como una eventual candidatura, otros sectores están mirando hacia otros lados, así que no se descartan varias listas, entre ellas la de José Miguel Pérez si decide concurrir de nuevo.
El diputado del PSOE en el Congreso, Sebastián Franquis, señala que si bien los socialistas han caído en el ámbito nacional, "en Canarias es un partido que gobierna y no ha obtenido buenos resultados. "Hay que darle más visibilidad en el Archipiélago y mayor protagonismo", recalca. "El PSOE siempre ha sido un partido mayoritario y no podemos renunciar a eso", subraya.
Para Julio Cruz, secretario de Organización, por contra, "el pacto ha funcionado muy bien y cohesionadamente, pese a la reducción permanente de los presupuestos por parte del Gobierno de España". Insiste en que "el PSOE no es el PP; somos leales al pacto y hay un gobierno y no dos", en referencia a los populares cuando gobernaron con Coalición Canaria en la anterior legislatura.
"José Miguel Pérez no ha dicho si se va a o no a presentar pero es un magnífico candidato del PSOE", insiste. Niega que deba seguir los pasos de Rubalcaba o López. En Canarias han ganado en cuatro islas, recuerda, y donde han perdido es donde han hecho pactos con el Partido Popular.
Sobre los pactos con el PP en el Archipiélago, tanto en municipios como en islas, el propio José Miguel Pérez los ha calificado de "letales para el Partido Socialista". Sobre su continuidad, afirma como secretario general de los socialistas canarios: "Tengo poco equipaje y si el PSOE así lo decide, tardaré menos de un minuto en recogerlo para irme". Así las cosas, tanto en CC como en el PSOE las espadas sobre las candidaturas están en alto. Rivero afirma que tiene siete encuestas que pronostican la consecución de 21 diputados, igual que en 2011, lo que garantizaría prácticamente su permanencia como presidente en caso de ser el candidato y más si Pérez repite como aspirante. Y viceversa.

Canarias

Clavijo: "El pueblo catalán no ha dejado que el miedo les invada"

La bandera de Cataluña está izada a media asta en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran...

Nueve años tras la justicia y la verdad

Nueve años tras la justicia y la verdad

Los familiares de las víctimas del JK5022 reclaman que se corrijan los errores que condujeron a la...

"Las relaciones con el mundo árabe son como un cuento de ´Las mil y una noches´"

"Las relaciones con el mundo árabe son como un cuento de ´Las mil y una noches´"

"El país tiene un pasado en común de combate, pero también de convivencia; eso se puede invocar",...

El carguero ´MV Cheshire´ sigue a la deriva pero se aleja del Archipiélago

El buque carguero británico MV Cheshire, que está a la deriva desde el pasado lunes...

Las víctimas de Spanair piden que se desclasifiquen los documentos del accidente

Las víctimas de Spanair piden que se desclasifiquen los documentos del accidente

El siniestro, que se produjo al despegar, murieron más de 150 personas y 18 resultaron heridas

Barragán se propone hacer "una revolución" en la administración autonómica

Barragán se propone hacer "una revolución" en la administración autonómica

El Ejecutivo canario persigue potenciar la transparencia y la participación ciudadana

Enlaces recomendados: Premios Cine