La perplejidad de su señoría

Molina de Aguilar debe devolver 180.397 euros por uno de los préstamos

01.09.2013 | 02:00

El frente judicial abierto contra Giovanni Carenzio también tiene ramificaciones en la jurisdicción civil. En una de esas demandas, su esposa, María Dolores Molina de Aguilar, ha sido condenada a devolver los 180.397 euros (principal más intereses y gastos) que le prestó un empresario del sur de Gran Canaria para realizar esas inversiones. La sentencia está recurrida ante la Audiencia Provincial de Las Palmas, pero la abogada Francisca Ruiz López ha solicitado al Juzgado de Primera Instancia número 6 de la capital grancanaria que la ejecute de manera provisional.

El juez ha dictado una orden de embargo sobre el chalé que Molina de Aguilar tiene en Pasito Blanco, pero las posibilidades de cobrar la deuda son escasas porque la vivienda está hipotecada en favor del Deutsche Bank por importe de 340.000 euros.

Además, en otro pleito similar, Carenzio tiene que reintegrar otros 664.000 euros. Ambas condenas han sido posibles gracias a la existencia de pagarés que demuestran una relación contractual entre las partes, prueba de la que carecen la mayoría de los denunciantes, los cuales entregaron sus ahorros sin firmar ningún recibo o documento acreditativo.

En la primera de esas sentencias, el juez se declara "perplejo" ante los argumentos empleados por Molina de Aguilar para rechazar la existencia de la deuda. Por un lado niega relación contractual alguna con el demandante, y por otro solicita la anulación del préstamo al considerar que sus intereses son "usurarios". De ahí el desconcierto del magistrado en ese juicio cambiario, pues cuestiona sin reservas que se rechace la existencia del acuerdo y luego se pida su invalidez, sobre todo cuando hay un pagaré firmado por la demandada.

No obstante, el juez también entra en la figura de la usura planteada por el abogado que representa a Molina de Aguilar. Dice que le correspondía a esa parte demostrar la condición excesiva de esos intereses, pero no practicaron ningún tipo de prueba en ese sentido y por eso deniega la nulidad planteada.

El fallo, que no es firme porque ha sido recurrido ante la Audiencia, acredita, por tanto, la existencia de ese préstamo gracias al pagaré firmado, lo cual puede ser importante para la investigación penal que se sigue por estafa.

Canarias

La firma del casero, lo más difícil

La firma del casero, lo más difícil

Vivienda finaliza el plazo para la solicitud de ayudas al alquiler

Curbelo y Barreto ´pasan revista´ a los 190 efectivos de la lucha contraincendios

Curbelo y Barreto ´pasan revista´ a los 190 efectivos de la lucha contraincendios

Los agentes del Eirif llevan meses de prácticas con medios del Cabildo y del Parque Nacional de...

Abierto el plazo para solicitar las subvenciones destinadas al sector primario

El Cabildo busca con esta inyección económica palar las consecuencias de la falta de lluvias y la...

La corporación insular ayuda con 120.000 euros a los ganaderos

El Cabildo de El Hierro ha aprobado una línea de ayudas de 120.000 euros para el sector...

Arrancan los trabajos para acondicionar el colegio de La Lomada, en San Sebastián

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera informó ayer de que ha iniciado los...

Enlaces recomendados: Premios Cine