EN DIRECTO

La crisis frena 40.000 empleos en las empresas sostenibles

Canarias es la octava región del país que posee más sociedades mercantiles medioambientales

 03:13  

HARIDIAN DEL PINO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Las empresas dedicadas al cuidado del medio ambiente son las niñas mimadas del tejido productivo español. Este sector podría crear hasta 40.000 puestos de trabajo en Canarias si la economía española no hubiera entrado en recesión, no existiera inseguridad jurídica en torno a las renovables o en la ordenación jurídica del territorio y se agilizaran los trámites entre las tres administraciones del Archipiélago.
Ningún sector, a excepción quizás del inmobiliario, ha experimentado un mayor crecimiento durante los años de bonanza. Las empresas de la economía del medio ambiente disfrutaron de un crecimiento constante que les permitió más que duplicar su cifra de facturación hasta alcanzar los 46.608 millones de euros en 2008. Sin embargo, aunque con mayor retraso que en otros segmentos económicos, la crisis ha impactado en sus cifras de negocio. En 2009, las ventas cayeron a 40.405 millones y, en 2010, se situaron en 40.335 millones de euros, según la primera edición del Estudio del Sector Económico del Medio Ambiente de España elaborado por la Fundación Forum Ambiental en colaboración con la Fundación ICO.
Tanto las legislaciones protectoras del medio ambiente que se han ido aprobando a lo largo de los años como los objetivos en el uso de energías renovables marcadas desde la Comisión Europea, han permitido que en España se consolide un sector económico que ya da empleo directo a más de medio millón de personas, de las que 14.428 trabajan en las Islas. Más de 5.000 se dedican a la gestión y tratamiento de residuos, 2.658 al tratamiento y depuración de aguas residuales, más de 2.000 en energías renovables, 786 en gestión de espacios naturales, 920 en el sector público y 737 en empleo ambiental en la industria y en los servicios.
En España, hay 2.322 sociedades mercantiles medioambientales registradas, de las que 70, un 3,01%, están en Canarias. Así, el Archipiélago se convierte en la octava región en número de empresas, a mucha distancia de otras comunidades como Cataluña, Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.
A pesar de las buenas cifras que tiene el sector, la consejera de Empleo, Industria y Comercio del Ejecutivo regional, Margarita Ramos, explicó que "solo de la mano de la producción de las energías renovables vinculado al concurso eólico y al sistema de bombeos en Canarias, la Asociación Canaria de Empresas de Energías Renovables, ha contabilizado unas inversiones en torno a 600 millones y la creación de 5.000 puestos de trabajo"
"Canarias tiene un enorme potencial de crecimiento en la ecoindustria, las energías renovables y la construcción, introduciendo el concepto de edificación sostenible tanto en la construcción de nueva vivienda como en la rehabilitación", aseguró Ramos.
La consejera también añadió que otra de las actividades en las que las Islas tiene posibilidades de crecer es en el turismo sostenible. "Estamos hablando de una actividad que es el principal sector económico en las Islas así como la potenciación de la agricultura ecológica. En estos momentos, la crisis está propiciando que muchas personas, que habían abandonado la agricultura por otros sectores productivos más competitivos, se planteen el regreso a esta actividad. Otro ámbito importante para generar empleo sería el del transporte, es decir, apostar por un nuevo modelo de desarrollo".
Tipos de sociedades
En lo que se refiere al tipo de empresas, el estudio Forum Ambiental destaca la fuerte atomización del sector. Un 81% tienen la forma jurídica de sociedad limitada. Precisamente el pequeño tamaño de las sociedades y el hecho de que localicen el grueso de su negocio dentro de España es una de las debilidades que tiene este sector, junto con la fuerte dependencia de las administraciones públicas. "Se trata de un sector muy polarizado con algunas grandes empresas y muchas pequeñas", se señala en el informe. Esto provoca que dispongan de un sistema de Investigación y Desarrollo (I+D) débil, con una fuerte dependencia de la tecnología extranjera que les aboca a un saldo negativo en la balanza comercial.
El estudio señala la ausencia de una política industrial clara y definida por parte de España, una de las causas por las que el país sufre un déficit de pequeñas y medianas empresas de base tecnológica. Pese a que hay grandes grupos con disposición de liderazgo en la tecnología y mercados en agua, residuos y energía eólica y termosolar, estas compañías no pueden contar con el apoyo de pymes proveedoras cuando salen al exterior a competir por contratos internacionales.

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya