Rivero llama a los isleños a mantener la esperanza

El presidente canario advierte al Gobierno estatal de que si no presta más atención a las necesidades del Archipiélago "estará propiciando que Canarias se aleje de España

 09:49  
Todas las personas que recibieron los galardones.
Todas las personas que recibieron los galardones.  c.w. lauritsen
 NOTICIAS RELACIONADAS

HARIDIAN DEL PINO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
"Las Islas están afrontando el momento más difícil de su andadura autonómica", aseguró ayer el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, en su discurso en el acto institucional de entrega de los Premios Canarias. Reconoció también que, aunque el Ejecutivo canario fue de los primeros "en mirar de frente a la crisis y emprender medidas para plantarle cara", la situación ha desbordado las previsiones "no ya de las Islas, sino del mundo desarrollado".

"No vamos a rendirnos", aseguró Rivero a "quienes peor lo están pasando". Admitió que la situación "no es fácil", dada la preocupante tasa de paro del Archipiélago. No obstante, recalcó que, en 2011, "hemos logrado un crecimiento tres veces superior al del Estado", por lo que consideró que "hay motivos para la esperanza". "A diferencia de las anteriores crisis, ésta nos ha llegado cuando contamos con un tejido productivo más sólido y una potente estructura de servicios públicos", apuntó. Abundando en esta idea, el presidente destacó que "haciendo enormes esfuerzos, en estos treinta años los canarios nos hemos dotado de una moderna red de infraestructuras que nos ha permitido dejar atrás el subdesarrollo en el que nos encontró la democracia".

El jefe del Ejecutivo autónomo reconoció que "la caída de ingresos amenaza al sistema público". "Para Canarias", apostilló, "el compromiso con la igualdad de oportunidades no es negociable". Por eso, aseguró que seguirá impulsando medidas "para garantizar el acceso de todos los canarios a los servicios públicos". Rivero reclamó el apoyo "del sector privado, de las entidades financieras, de los empresarios y de la ciudadanía en su conjunto en una encrucijada como la actual".

Recordó que el Gobierno central debe contar con las comunidades autónomas. Defendió su papel "frente a las voces que al calor de la crisis ponen en cuestión el modelo que ha permitido el progreso del Estado y los territorios que lo conforman", y recordó el fracaso del modelo centralista. "No se debe atar de pies y manos a las comunidades autónomas", advirtió. Así, apostilló que en el caso específico de las Islas, "no puede atenderse menos al territorio que más esfuerzo necesita. Madrid debe reconsiderar algunas decisiones porque de otra forma estará alimentando la pérdida de convergencia con el resto del Estado. O, dicho de otra manera, estará propiciando que Canarias se aleje de España".

De esta forma, Rivero señaló que hace tan solo una semana trasladó al presidente del Gobierno de España "nuestra disposición a generar un clima de confianza para que ambos gobiernos trabajen desde la lealtad y el respeto mutuo".

Para él, Madrid no puede "dar la espalda a más de dos millones de ciudadanos que viven a 2.000 kilómetros. Debe ser consciente de la verdadera dimensión de los problemas que atravesamos, y de las consecuencias económicas y sociales que puede acarrear que no se concrete una verdadera política de Estado con las Islas". En ese sentido, argumentó que, con un sistema de financiación específico, "habríamos podido evitar muchas de las duras decisiones que hemos adoptado". "Debe el Estado entender que la recuperación no es posible solo con ajustes", aseveró, "recortemos gastos, pero no derechos".

"Hay razones para la preocupación pero también para la esperanza", insistió. Rivero afirmó que el mejor capital de las Islas es "el talento y capacidad de las mujeres y hombres que sienten y viven en esta tierra", y puso como ejemplo a los galardonados anoche.

"Hemos articulado una batería de acciones para ajustar el gasto en el sector público. Hemos aplicado las restricciones en todos los ámbitos posibles, incluyendo la reducción salarial a los empleados públicos, a quienes debemos agradecer el esfuerzo que están llevando a cabo para hacer realidad los criterios de mayor racionalidad y eficiencia", aseguró el presidente del Gobierno canario.

Pocos minutos antes de que Rivero pronunciara estas palabras y se dirigiera a los asistentes al acto en el que se entregaron los Premios Canarias, cientos de empleados públicos se congregaban en las puertas del Auditorio Adán Martín para protestar por los recortes salariales que les ha aplicado el Ejecutivo regional. "Los empleados públicos creemos que hoy no hay nada que celebrar. Tenemos una tasa de paro muy elevada, la inversión sanitaria ha descendido muchísimo, somos la Comunidad Autónoma en la que viven más familias por debajo del umbral de la pobreza y también tenemos altos niveles de fracaso escolar", aseguró el portavoz de los funcionarios canarios, Roberto González.

Los políticos y personalidades canarios fueron recibidos con gritos de "no hay pan para tanto chorizo", "manos arriba, esto es un atraco", gritos mezclados con una gran cacerolada. Los empleados públicos también llevaron un ataúd con la cara de Paulino Rivero y José Miguel Pérez, así como varias pancartas. En una de ellas se podía leer: "Los actos del Día de Canarias cuestan a cada ciudadano más de 500.000 euros".

Los invitados a la entrega de los Premios Canarias prefirieron subir las escalinatas del Auditorio lo más rápido posible, mientras el portavoz de los empleados públicos destacaba que "los recortes también deberían aplicarse en los salarios de los gerentes de las empresas públicas del Archipiélago, puesto que estos cargos cobran más que el presidente de Canarias. Paulino Rivero cobra más que el presidente del Estado, Mariano Rajoy, y muchos consejeros del Ejecutivo regional perciben un salario muy superior al que reciben los ministros".

Mientras otra parte de los invitados entraba por el garaje del Auditorio, los expresidentes canarios, como Jerónimo Saavedra o Manuel Hermoso, optaron por subir las escalinatas y entrar por la puerta principal. A pesar de que los funcionarios y sindicalistas increparon a los asistentes, pasaron de largo para no caldear más el ambiente.

En el acto también estuvieron presentes el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo; el concejal de La Laguna, Juan Manuel Bethencourt; la Delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, quien llegó acompañada por Águeda Montelongo; el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, o el consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, entre otros.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya