Elecciones 2011

Los siete que sonrojaron a ZP

La foto de la protesta del sindicato CNT en el mitin de Zapatero en Tenerife ha recorrido España

 12:12  
 Los siete que sonrojaron a ZP reunidos por LA OPINIÓN DE TENERIFE
Los siete que sonrojaron a ZP reunidos por LA OPINIÓN DE TENERIFE  José Luis González
 MULTIMEDIA

SOL RINCÓN BOROBIA
SANTA CRUZ DE TENERIFE
La foto de los siete jóvenes que increparon a José Luis Rodríguez Zapatero en el mitin de Tenerife ha dado la vuelta a España. Ese día, cada uno llevaba puesta una camiseta con un número, de tal forma que en el orden adecuado formaban la cifra de desempleados que hay en el país (4.910.200 ). Una vez organizados, y según lo convenido, poco después de que el presidente del Gobierno comenzara a hablar, se levantaron y gritaron: ¡Zapatero, estos son los números del paro! ¡Zapatero vende obreros!

No tardaron mucho en ser desalojados; en cuestión de segundos, varias personas los cogieron y los sacaron a la fuerza del recinto. Según informaron, esas personas no se identificaron, no eran policías y no parecían profesionales de la seguridad. Sí reconocieron a algunos como militantes socialistas, e incluso a uno como miembro de UGT.

Ya en la calle, los siete continuaron con su protesta. Habían conseguido el objetivo marcado para ese sábado.

Su plan se comenzó a gestar dos días antes, cuando la EPA (Encuesta de Población Activa) hizo públicas las nuevas cifras del paro en España. Reunidos en la sede de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), sindicato al que pertenecen, pusieron varias ideas sobre la mesa. Entre ellas, colar al mitin pequeñas pancartas hechas con cartulina. Sin embargo, sabían que varios colectivos prosaharauis habían organizado una protesta en el exterior del pabellón Santiago Martín -lugar del acto electoral-, por lo que habría más control del previsto. Iba a ser muy difícil introducir las cartulinas.

Siguieron pensando qué hacer; no se iban a quedar de manos cruzadas después de la reforma laboral de Zapatero, los recortes de los derechos de los trabajadores a favor de las empresas, los despidos y el incremento tan preocupante del paro.

Finalmente, las camisetas con los números de la cifra del desempleo en España tomó forma. Pero disponían de poco tiempo. Era viernes y había que conseguir el material. Tras mucho buscar, lo lograron: siete camisetas negras con siete números blancos que había que pegar planchándolos sobre la tela.

Al día siguiente por la mañana ya estaban preparados. Querían protagonizar una acción contundente y con repercusión mediática. Algo que, al menos, hiciera sonrojar de vergüenza a Zapatero y abrir los ojos a la sociedad.

No era la primera vez que hacían un acto de protesta. Sabían las consecuencias y que iban a ser desalojados en un abrir y cerrar de ojos.
Cuando la organización abrió las puertas del recinto, entraron poco a poco y por separado. Dos de ellos no tuvieron suerte; el equipo de seguridad les vio algo sospechoso, tal vez demasiada ropa encima, y les hizo quitarse las camisetas que llevaban a la vista. Sin remedio, aparecieron dos de los números: el dos y el cero.

Lo primero que se les ocurrió es decir que formaban parte de un equipo de fútbol y que iban a jugar un partido después del mitin. Pero, claro, el cero no cuadraba con la historia y les pidieron que se quitaran las camisetas si querían entrar. Volvieron a la calle, se quitaron las prendas y entraron.

¿Qué fue de las dos camisetas? Que pasaron el control, y esta vez sin problemas.

Los protagonistas

J.L.R.B. o número cuatro. Tiene 41 años y es personal laboral del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Fue el encargado de entrar la dos camisetas de sus compañeros. Pasó mucho calor. Llevaba puestas las tres camisetas de los números, más la que las cubría más una sudadera. Se encargó de gritar: "¡Zapatero, estos son los números del paro"! para dar paso así a los demás.

A.A.A. o número nueve. Tiene 56 años. Está parado y cobra una prestación por desempleo para mayores de 52. No cree en los partidos políticos. Para él, todos están al servicio del poder económico.

M.F.P.P. o número uno. Tiene 51 años y está parada. Antes de ser despedida, llevaba 33 años trabajando. Tiene una hija con dos carreras universitarias que el único trabajo que ha conseguido es el de camarera.

J.M.C. o número cero. Tiene 25 años, está parado desde hace un año y se le ha acabado el subsidio. Ha comenzado a estudiar Historia y Sociología en la UNED. No le importa que le llamen radical. Le gusta esa palabra, referida a aquello que pertenece o tiende a la raíz, "a la raíz de los problemas".

J.J.M. o número dos. Tiene 29 años y trabaja en la hostelería. Siente impotencia y rabia de ver a gente sin trabajo. Tiene un vecino que no dispone de recursos suficientes ni para comer. Cuando hace un caldero de comida la comparte con él.

J.M.S. o número cero. Tiene 40 años y es traductor. Tiene hipoteca e hijos. Prefiere los hechos a las palabras. Las protestas activas a las quejas en los bares.

O.G.R. o número cero. Tiene 25 años y estudia Biología en la Universidad de La Laguna. No quiere ser un trabajador explotado. Ya ha visto sufrir demasiado a su padre por ese motivo. Lucha para conseguir una vida laboral digna, con derechos.

Los hechos

Cuando los siete entraron en el pabellón tenían la intención de sentarse por separado porque sentían que sospechaban de ellos, y más si iban todos juntos. A dos ya les habían descubierto las camisetas con los números y tal vez no les quitaran el ojo de encima. Sin embargo, el recinto estaba demasiado lleno y los asientos vacíos quedaban muy lejos. Tuvieron que sentarse uno al lado del otro.

Momentos antes, en los servicios del polideportivo, los dos que habían sido sorprendidos en el control habían recuperado sus camisetas y ya las tenían puestas otra vez.

De pie, miraron dónde colocarse. Alguien de la organización les invitó incluso a sentarse en la pista, frente al escenario. Sin duda, asientos de primera clase y un lugar privilegiado para lo que querían hacer. Pero, finalmente, optaron por la grada, muy cerca de la barandilla.
Y comenzó el mitin. Los candidatos canarios hablaron primero: Gustavo Matos (que se presenta a la Alcaldía de La Laguna), Aurelio Abreu (al Cabildo de Tenerife) y José Miguel Pérez (a la Presidencia del Gobierno).

Mientras tanto, J.L.R.B. recibió un mensaje a su teléfono móvil. Era una persona del colectivo prosaharaui que le informaba: "Estamos aquí". J.L.R.B. le contestó: "Ustedes primero".

José Luis Rodríguez Zapatero subió al escenario a las 12:15 horas. "Siempre me gusta dar buenas noticias y hoy traigo una: El PSOE va a ganar las elecciones en Canarias", comenzó. Seguidamente, empezó a hablar de las 600 familias del barrio lagunero de Las Chumberas, que tienen graves problemas con el estado de sus viviendas.

Manifestación y expulsión

Fue entonces cuando los prosaharuis sacaron sus banderas y empezaron a protestar por la connivencia del Gobierno español con la dictadura de Marruecos. También fue entonces, a las 12:18 horas, cuando al concejal socialista de La Laguna Javier Abreu se le vio correr de un lado para otro para sofocar las protestas y expulsar a los disidentes. Con él, otros militantes socialistas hacían lo mismo.

Y llegó el turno de los siete de la CNT: "¡Zapatero, estos son los números del paro"!, comenzó J.L.R.B. "¡Zapatero vende obreros"!, le siguieron los demás.

A J.L.R.B. le hicieron una especie de llave de artes marciales. Le pasaron las manos por debajo de los brazos y por detrás de la cabeza y le sacaron de allí. Ya en el pasillo, el que lo sujetaba comenzó a doblarle la cabeza hasta que un compañero lo ayudó a deshacerse del socialista.

De diferente forma, los demás corrieron la misma suerte: todos fueron desalojados, a pesar de que intentaron aferrarse a la barandilla con todas sus fuerzas.

J.M.S. tuvo un trato más amable. Tal vez su altura y su físico quitaron las ganas al que le tocó soltarlo. "Yo sentí una mano temblorosa que me tocaba como si me pidiera por favor que me marchara", asegura.

Comprendió lo mal que tenía que estar pasándolo el de la organización y, además, estaba preocupado por los compañeros que habían salido antes. Salió sin forcejear, aunque se permitió gritar a los que tenía alrededor: "¡Qué clase de celebración es esta con cinco millones de parados!".

J.J.M. afirma que lo que le llevó a protestar en el mitin es la "rabia" que siente en el estómago cuando ve a tanta gente sin trabajo. "Se supone que el PSOE es un partido de corte obrero, socialista. Pero no tiene nada de eso", indica. "Mi familia ha sufrido mucho. Ha pasado por épocas malas y, cuando era pequeño, tuvo que pedir a la Cruz Roja para comer", informa. Su decepción con el PSOE ha sido inmensa: "Poco pan y pésimo circo", sentencia.

Los siete aguantaron además insultos de algunos asistentes al mitin. Según recuerdan, alguien les llegó a nombrar a Franco y otros cuestionaron que supieran lo que es trabajar. Tras varios abucheos y empujones, salieron a la calle y allí continuaron sus protestas con un pancarta.

O.G.R. asegura que se sorprendió de no ver más seguridad profesional dentro del recinto y de que fueran los socialistas e incluso miembros de UGT quienes hicieran el papel de la policía.

Él fue uno de los dos que tuvieron que quitarse las camisetas antes de entrar. Su compañero J.J.M fue el otro. Los dos aseguran que la organización del mitin del PSOE les advirtió de que les denunciaría por alteración del orden en el caso de que hicieran algún acto de protesta. Sin embargo, es la CNT la que está estudiando con sus abogados si la forma en la que fueron expulsados está o no amparada por la ley.

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | El Diari | Emporda | Faro de Vigo | Informacion | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Malaga | La Opinion de Murcia | La Opinion de Tenerife | La Opinion de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regio 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Loteria de Navidad | Oscars | Premios Goya