Tomás Padrón, Presidente del Cabildo de El Hierro

´Castro podría ser el primer presidente de una isla menor´

"Ahora que lo dejo, me dedicaré a mi familia, al senderismo y a la agricultura ecológica"

 12:37  
Tomás Padrón, en una fotografía tomada el pasado mes de enero en El Hierro.
Tomás Padrón, en una fotografía tomada el pasado mes de enero en El Hierro.  efe
 NOTICIAS RELACIONADAS

DANIEL MILLET
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Tomás Padrón (El Pinar, 1945) confirmó ayer que abandona la política en tres meses, cuando acabe el mandato. Y lo hace tras 32 años como presidente de la Agrupación Herreña Independiente (AHI) y 28 años al frente del Cabildo. Renunciar al sueldo en la corporación no ha sido la única rareza de un hombre caracterizado por la claridad de sus mensajes. Ingeniero técnico industrial, participó como delegado insular de Unelco en el proceso de electrificación de la Isla. Siempre fue rebelde a la hora de luchar contra el centralismo. Ayer no paró de recibir llamadas y mensajes.

- ¿Cómo ha vivido el día del anuncio de su adiós a la política?
- Lo anuncié anoche [por la noche del lunes] al Consejo Político de la Agrupación Herreña Independiente y hoy he recibido muchas llamadas de amigos, compañeros y periodistas. Ha sido un día especial, sin duda, pero tampoco me siento aturdido porque es ley de vida dejarlo y dar paso a otras personas. Me han llamado muchos vecinos, algunos preocupados, otros diciéndome que tengo que seguir... Lo típico de estos casos.

- ¿Y qué piensa hacer ahora?
- Cuando uno se dedica a la actividad pública deja abandonada a la familia. Ahora estaré más tiempo con mis hijos y mi mujer. Me dedicaré a recorrer mejor mi Isla. Me encanta el senderismo. Asimismo, podré charlar más con mis amigos y dedicarme a la agricultura ecológica casera. Tengo árboles frutales, como viñas.

- ¿Se había cansado?
- Sí y por eso me he retirado, una decisión que había tomado hace tiempo. Con 65 años y después de todo este tiempo tratando de hacer lo mejor para mi tierra, ya había cumplido con mi deber, ya había aportado mi grano de arena para que El Hierro sea mejor que en 1979, cuando llegué al Cabildo.

- Ha sido usted siempre beligerante con el centralismo de las dos capitales. Incluso ha criticado a CC, del que forma parte su Agrupación, por ser también centralista. ¿Todo sigue igual?
- Es un problema que crece con el tiempo. Precisamente mañana se va a presentar un libro en el Parlamento sobre Manuel Velázquez Cabrera, padre de los cabildos, y necesitamos en estos momentos a siete manuelvelazques, porque se está tendiendo a un centralismo que no va acorde con la realidad física del Archipiélago. Sin una autonomía apoyada en los cabildos, la comunidad canaria se dirige al fracaso. Estamos de acuerdo en que exista una comunidad, pero con un Gobierno que respete las competencias insulares. Cada Isla, cada territorio, con sus cabildos y sus ayuntamientos, es la que tiene que gestionar el día a día. No es la tendencia que se está dando ahora y espero que los políticos a los que corresponda la tarea reordenen el estatuto a como debió ser en su momento.

- ¿El Gobierno ha invadido competencias de los cabildos?
- Se han invadido competencias de los cabildos, se les ha arrebatado y, lo que es peor, se está tratando de marginarlos. Un cabildo es para una isla lo que una lapa para una piedra. Eso no lo puede evitar nadie, ni siquiera el Parlamento con todas las leyes que quieran.

- ¿Para cuándo un presidente de una isla menor?
- Se logrará cuando las islas periféricas se lo propongan. Ha habido momentos en que se ha estado a punto, pero la persona adecuada no fue capaz de afrontar el reto y se quedó en nada. Esa alternancia entre las dos islas mayores tiene que romperse. Canarias son siete y no dos y esta es una disputa que tenemos permanentemente.

- El palmero Antonio Castro Cordobez fue vital para que una majorera, Claudina Morales, se convirtiera en presidenta de CC. Usted ha alabado la figura de Antonio Castro. ¿Es el líder adecuado para convertirse en el primer presidente de una isla menor?
- Es que es tan buena persona que ha podido dar el paso y no lo ha culminado. Le ha faltado ese impulso que se necesita y que debía haber tenido. Todavía está a tiempo de ser el primer presidente de una isla menor, como buena persona y político honrado que es.

- ¿Vislumbra un escenario en el que los nacionalismos de las islas menores rompan con CC para seguir su propio camino?
- Si en la Agrupación Herreña vemos que el proyecto no es coincide con lo que defendemos, nos lo pensaremos. Si el de Coalición no es nuestro proyecto, nos iremos.

- Hablaba antes de que se va a dedicar a la agricultura. ¿Puede ser ese sector una de las cuentas pendientes de la Canarias de futuro que usted sueña?
- No podemos seguir apostando por un solo sector. Hace ya tiempo nos hemos centrado en el turismo y estamos siempre pendientes de su vaivén. Dependemos de que en países cercanos se produzcan situaciones anómalas para que se desvíen turistas a las Islas. Pero Canarias tiene capacidad de producción en el sector primario. Tenemos que diversificar la economía con la agricultura y la ganadería o con la industria tecnológica, especialmente las energías alternativas. No podemos estar pendientes del exterior permanentemente para abastecernos de lo que consumimos aquí. Primamos incluso a eso que se importa, en vez de primar la producción local. Si sabemos combinar los sectores, haremos una Canarias más estable.

- El Hierro tiene muchas cosas que decir al respecto, con la construcción de la central hidroeólica, con la que se convertirá en el primer lugar aislado del mundo en autoabastecerse de energías limpias. ¿Es su mejor legado?
- El petróleo tiende a desaparecer. Por eso hemos apostado por las energías renovables. Ver que El Hierro está recibiendo parabienes en todo el mundo por este proyecto es un gran orgullo. Es curioso, se valora más a nivel internacional que a nivel local. No hay vuelta atrás: a finales de año El Hierro empezará a trabajar en su autosostenibilidad energética. Vamos a producir electricidad, vamos a producir agua a través de esta central eólica que hemos llamado el garoe del siglo XXI, y teniendo agua y energía el desarrollo será más fácil.

- ¿Qué hacía cuando estalló el 23-F, hace hoy 30 años?
- Estaba en la antigua sede del Cabildo. Trabajaba cuando llamó mi mujer diciéndome que había escuchado por la radio que había tiros en el Congreso. Buscamos una radio y nos pusimos a escuchar todos los acontecimientos. No sabía qué hacer.

- ¿Juancarlista o republicano?
- No soy ni juancarlista ni monárquico. El rey ha cubierto una etapa en la que puede que haya sido importante para el periodo de la transición, pero no soy partidario de las monarquías.

- Usted ha simpatizado con el soberanismo. ¿Cree que es tiempo de abrir el proceso?
- Quiero para esta tierra el autogobierno máximo. Ahora, depende del pueblo soberano, que es el que tiene que llevar la voz cantante. Estamos en un país libre y el canario tiene derecho a opinar y a decidir lo que crea más conveniente.

- ¿Es bueno que un político esté 28 años al frente de una administración pública?
- El pueblo decide en las urnas si una persona debe estar un año, dos o veinte. Cuando se cuestiona que un político esté muchos años al frente de una administración, pues que se cambien las normas y se especifique cuánto puede hacerlo.

- ¿Se ha sentido querido?
- Tengo la satisfacción y el orgullo de que en todas las elecciones en las que me he presentado siempre he tenido el respaldo de la mayoría absoluta de los herreños.

- ¿La sucesión la tiene bien atada? ¿Va a ser Belén Allende?
- Belén es una política importante dentro de nuestro partido, con experiencia, juventud y conocimiento de los entresijos políticos, no solo de El Hierro, sino de Canarias. Es una gran candidata.

- ¿Cuál ha sido su mejor y su peor momento de esta larga etapa?
- Cuando inauguramos el hospital insular después de que en 1979 nos encontráramos con un centro con un solo médico y dos monjitas. Era lo que había entonces.

Enlaces recomendados: Premios Cine