PDF

Juan Ramón Hernández: ´Si pudiera me jubilaría ya´

El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias considera que será imposible abrirmás corredores de carreteras una vez se ejecuten los convenios firmados

 11:06  
Juan Ramón Hernández.
Juan Ramón Hernández. La Opinión

NAIMA PÉREZ - SANTA CRUZ DE TENERIFE. Con un discurso bien enarbolado, Juan Ramón Hernández, palmero prototipo, orgullosísimo de su isla, parece de entrada que no vendemotos. Sí defiende con uñas y dientes al sector bancario, del que procede, y al que apenas pone pegas. El miércoles pasado, cuando se hizo esta entrevista, acababa de presentar y defender las cuentas de su Consejería para 2011 en el Parlamento. Muchos de los presentes en la comisión de Presupuestos afirman que "estuvo sembrado", que tuvo un discurso "brillante".

-¿Estuvo especialmente acertado?
-No, no. En una situación como la que estamos atravesando es importante diagnosticar para poder aplicar medidas.Y sobre todo, yo creo que hay que hacer partícipe a la ciudadanía del momento tan difícil que atravesamos. Para eso, pienso que hay que hacer una labor pedagógica y didáctica, en el sentido de que de ésta vamos a salir, pero con esfuerzo, y cuanto más retrasemos los esfuerzos más vamos a tardar en salir de la crisis. Eso me ha llevado a hacer una exposición...

-¿Pero ha salido satisfecho de su intervención?
-Sí, sí, sinceramente creo que sí. No obstante, no creo que sea yo quien deba juzgar mi intervención.Intenté ser lo más claro posible, debido al contexto en el que nos movemos.

-Las cuentas de su departamento para el año que viene descienden un 22%, pero va a mantener todas las obras que tenía previstas. ¿Cómo lo hará? ¿Cambiará el cemento por plastilina?
-No, eso es fruto de un buen convenio con el Estado, y probablemente aquí se justifiquen muchas cosas. A veces se nos ha acusado de apoyar al PSOE en un contexto también difícil, pero nosotros creíamos que había que actuar así. En ese sentido, hemos jugado un papel determinante respecto de las inversiones en Canarias, fundamentalmente con los convenios, como el de carreteras, cuya inversión no baja sino que se mantiene en las mismas cantidades que en el ejercicio pasado, así como el convenio de obras hidráulicas, amén del de transporte regular de viajeros...

-Pero si hay menos dinero y se mantienen las obras, el Estado tiene que poner más presupuesto...
-Bueno, lo pone en el caso de obras hidráulicas, pero tal y como van discurriendo las actuaciones en el convenio de carreteras puedo decir, incluso, que podremos iniciar nuevas obras. Unas secciones de la Consejería sufrirán más que otras el recorte.

-¿Y qué se va a dejar de hacer?
-Fundamentalmente, el problema más grande que tenemos en la Consejería tiene que ver con las transferencias de capital y con los convenios con los cabildos insulares. Hemos priorizado todo aquello que tiene que ver con la cohesión social: las subvenciones al transporte marítimo de pasajeros, al transporte de mercancías, las obligaciones de servicio público con las islas de La Gomera y El Hierro... todo eso forma partedela política social que también tiene la Consejería de Obras Públicas. La parte que sufremás es la de los convenios con los cabildos (planes sectoriales), que también es cierto que tenían fecha de caducidad en 2008, pero que se han ido prorrogando.

-Es usted director de banco en excedencia. ¿La mantiene?
-Sí, sí, ademásme siento muy orgulloso de ello.

-¿Se acordaría de cuadrar una caja o nunca pasó por ventanilla?
-No pasé por ventanilla, pero como éramos poquitos en la sucursal, nos complementábamos las labores.

-¿Entonces entró en elbanco directamente como jefe?
-No, no, yo soy un modelo de formación profesional en el que compatibilicé estudios con trabajo, y fue la banca la que me fue formando a lo largo del tiempo. Pasé por la Escuela de Comercio pero la formación que recibía a través del Centro Universitario de Estudios Financieros permitió compatibilizar esos estudiosconel trabajo. Y a los 24 años fui director de banco.

-Era una época en la que los bancos no tenían ni por asomo los beneficios tan grandes que tienen ahora...
-Bueno, en aquella época ya la banca despuntaba en España. Quizá si hablamos de pesetas constantes puede que tuvieran los mismos beneficios antes que ahora; lo que ocurre es que hoy las magnitudes son distintas, igual que las propias empresas.

-Ya,pero en esta crisis se habla de que los bancos no han tenido una actitud ética, ya que mientras por todos lados se hacen recortes, las cifras de beneficios en esta sentidades crecen.
-Sí, esa es la parte perversa de lo que hemos lamado globalización. La banca española también se ha visto contaminada de los efectos de la banca internacional,de la inseminación que se ha hecho de todos esos productos bancarios nocivos. Cuando hablamos de grandes cifras no olvidemos que el capital social de un banco se divide en millones de acciones y millones de accionistas, por tanto es una redistribución, al final, de beneficios, que se hace entre muchos miles de familias en el país. Pero la banca tiene que existir; el sistema financiero es lo que regula la actividad de un país, más en una economía de libre mercado como la nuestra. La banca española, además, tiene un gran prestigio y lo ha demostrado, no sé si por esa connotación fenicia que tienenen parte los españoles...

-Cuando pasea por Los Llanos de Aridane,¿lo paran mucho para pedirle que vuelva a la Alcaldía?
-Bueno,no es así,me paran porque me conocen mucho. Sé que se molestaron cuando me fui, pero quien está allí sustituyéndome (Juan Ramón Rodríguez) lo está haciendo muy bien.

-Confiésenos: lo de ser consejero de Obras Públicas, ¿va en los genes palmeros?
-Bueno, no necesariamente, aunque es verdad que el Gobierno de Canarias lleva 12 ó 13 años con un consejero de Obras Públicas originario de La Palma.

-¿Se le dan mejor las obras a los palmeros?
-A lo mejor sí, pero tampoco es eso; cualquier canario puede desarrollar el trabajo que nosotros venimos desempeñando en la Consejería. Las cosas han venido dadas y me tocó sustituir a Antonio Castro, un gran consejero, que ha dejado una huella imborrable en la Consejería. Él la inició prácticamente casi sin ningún tipo de recursos y hoy es la más inversora del Gobierno de Canarias, con un despliegue extraordinario en el conjunto de las siete islas. Eso es un mérito de mi antecesor y, tal y como él la tenía estructurada, ha sido fácil continuar con el trabajo.

-Porque ser de La Palma es especial. Dicen que no hay nadie más orgulloso de su isla que los palmeros. ¿A qué se debe?
-Los palmeros somos muy amantes de nuestro territorio. Me vienen a la memoria muchas cosas. Los palmeros emigraron a muchos lugares del globo terráqueo. Se fueron a Cuba, Venezuela, Uruguay... y siempre pensaron en retornar. Eso demuestra el cariño que se le tiene al terruño, del que nos sentimos muy orgullosos. El palmero siempre ha tenido una inquietud, asociada a la tierra y a la formación, que nos hace valorar muchos aspectos. Si analizamos la isla territorialmente vemos que es un continente en pequeño. Nuestra tierra no sólo ha servido para alimentarnos en muchos periodos difíciles, sino que hemos sabido explotarla desde el punto de vista de la conservación.

-Lo vimos en verano como el superconsejero, cuando tuvo que sustituir a cinco de sus compañeros en el Gobierno, que se marcharon de vacaciones. ¿Le estresó mucho esa etapa?
-Hombre, lo que pasa es que era un periodo de vacaciones, del que yo no pude disfrutar este año, pero me sentí muy cómodo porque los compañeros me encargaron las tareas más fáciles.

-¿Tuvo que enfrentarse a alguna crisis enmarcada en algún área que no le correspondía?
-Bueno, puntualmente sí. Recuerdo que hubo un apagón energético en Tenerife y en ese momento acababa de asumir las competencias, pero no fue nada traumático. Se resolvió en un corto periodo de tiempo.

-Los compañeros de los medios de comunicación recuerdan que en aquel momento le preguntaron por el apagón y usted no recordaba que llevaba también Industria...
-(Risas). Sí, es verdad, pero por suerte dimos una respuesta rápida. En ese tiempo también sufrí, porque hubo algún que otro problema con una patera, sino recuerdo mal, y la consejera de Bienestar Social también me había dejado sus competencias, aunque por suerte fue ella la que intervino y se resolvió ese problema.

-¿Qué aprendió en aquel breve periodo?
-Pues conocí muchos expedientes de las distintas consejerías, que ayudó a que ampliara mi campo de conocimiento. Conocí, sobre todo, la confianza que mis compañeros depositaron en mí para dejarme su departamento.

-Si el verano pasado se quedó sin vacaciones,las del año que viene ¿serán dobles?
-Ya procuraré salir de vacaciones antes que ellos para dejarles la responsabilidad. De todas formas, no se sabe si el año que viene estaremos en el Gobierno, eso hay que puntualizarlo.

-Con la que ha caído tras la ruptura del pacto de Gobierno,usted ha tenido suerte, porque se ha librado de la reestructuración. ¿Se hubiera visto fuera de Obras Públicas?
-No, la verdad es que no,aunque ya sabemoscómo son estas cosas. Entiendo que estábamos también en un punto importante de negociaciones, con la puesta en marcha de muchas cosas en Obras Públicas, y no hubiera sido aconsejable mover esta área.

-¿Le quitó el sueño la ruptura del pacto?
-Para ser sinceros, el pacto funcionaba; se había logrado una cierta simbiosis entre todos los compañeros y me parece que entre todos asumimos un periodo muy difícil. Me extrañó la ruptura, porque creía que importaba mucho tener ese pacto respecto de lo que suponía la defensa del interés general. Entendía ya que casi en una legislatura agotada, la alianza no debía ser objeto de traumas. Pero bueno, las cosas son así; estamos en un periodo preelectoral en el que se marcan las distancias, las diferencias... Los compañeros que han sustituido a los del PP sonmuy capaces y vana sacar las áreas con facilidad.

-Imagínese que va usted a un barrio humilde de Santa Cruz, en el que una parte importante de la población es analfabeta. ¿Cómo le explica que Canarias aspira a ser una plataforma tricontinental?
-Sí,bueno, lo primero que haría es sacarme la corbata, ponerme unos vaqueros e intentar de alguna forma ponerme a su altura. Les haría ver que es necesario que nos interrelacionemos, que Canarias tiene una situación geográfica extraordinaria para poder hacer de puente. Yo creo que lo llevaría aun ejemplo claro: un portaaviones en medio del Atlántico que sirve para que despeguen y regresen los aviones a esa plataforma. Y que ese portaaviones es la garantía de que toda la navegación aérea en Canarias, y esto es un símil, tendría garantías jurídicas, fiscales, societarias para todas aquellas empresas que se quieran situar aquí, precisamente para servir de puente entre Europa, África y América.

-Imagine ahora que le explica a unos niños de cuatro años quién es usted...
-Primero les diría que fui un niño como ellos, que viví otra época distinta donde probablemente teníamos muchas más carencias; que no teníamos lo que ellos tienen hoy y haría un ejercicio por que valorasen lo que tienen; que las suyas son unas posibilidades extraordinarias para formarse en lo que quieran; que tenemos un campo amplísimo para relacionarnos con todo el mundo y que hay muchas personas buenas en China, en Estados Unidos, en Rusia... Para eso es necesario que nos hagamos ciudadanos del mundo y muy necesario que estudiemos mucho, mucho, mucho...

-Anillos insulares, vías exteriores, ampliación de autopistas, cierre de circunvalaciones... ¿se ha encomendado a la Virgen de Las Nieves para que algún día se acaben estos proyectos eternos?
-Yo espero, y si no soy yo, mi sucesor, cumplir con los planes, los programas establecidos y los propios convenios firmados. Más que a la Virgen me he encomendado al trabajo. Esto es cuestión de ser perseverante en el esfuerzo y tener las ideas claras. No es otra cosa que la ejecución del eje transinsular de transportes,que va a permitir la conectividad de Canarias y va a facilitar las conexiones internas de las Islas y con el exterior. Y en esa plataforma que antes mencionaba son fundamentales esas infraestructuras: los puertos, los aeropuertos... Incluso intentaría explicárselo a algunos de aquellos colectivos que a veces no entienden que se hagan más infraestructuras en Canarias. Otra cosa es que yo también pueda, en momentos determinados, poner en solfa algunos aspectos del modelo de desarrollo, pero si estamos convencidos de que es necesario que Canarias se conecte con el exterior, que nuestra interrelación es la base del futuro, tenemos que apostar por las infraestructuras. Últimamente pongo este ejemplo: las infraestructuras son a la sociedad lo que las medicinas a las personas; es decir, siempre crean un efecto secundario, dejan un pozo, pero si no aplicamos las medicinas, la enfermedad no se cura, aún a sabiendas de que dejan esos efectos secundarios y una cicatriz. Las infraestructuras son así: resuelven problemas sociales, económicos y siempre dejan una herida en el territorio. Lo que intentamos es minimizarlas.

-¿Canarias tiene un límite al asfalto?
-Sí, sí, claro que lo tiene. El límite se encuentra, precisamente, en los programas, los planes y los convenios. Estoy convencido de que no será posible abrirmás corredores de carreteras, una vez se ejecuten todas las actuaciones contenidas en el convenio; ni habrá más necesidad de hacer puertos cuando se ejecuten los que están en el Plan de Puertos, y lo mismo digo con los aeropuertos.

-Sea sincero: ¿Julio Cruz, portavoz socialista en materia de infraestructuras, le aburre en las comisiones parlamentarias? Su cara lo ha delatado en algunos momentos...
-A veces digo que probablemente si no tuviera un Julio Cruz, tendría que inventarlo. Me estimula y eso no está mal. Él juega su papel, el de la oposición, es razonable y en su cometido lo hace bien. Ese es nuestro duelo político y yo lo acepto deportivamente.

-Apisonadora, compactadora, trituradora, concretera, tolva... seguro que alguna vez habrá tenido pesadillas con estas máquinas...
-(Risas). Yo bromeo con mis compañeros del Consejo de Gobierno muchas veces y les digo que si tienen problemas que me llamen que yo tengo palas mecánicas, camiones...

-¿Ha tenido la tentación de aprender amanejar alguna de estas máquinas?
-Sí, mi padre era constructor y se dedicaba a la roturación de fincas. Tenía palas mecánicas,camiones... incluso algún que otro jeep Willy, aquellos jeep del ejército americano que eran unas máquinas extraordinarias. Me gustaban mucho y siempre que podía me iba con mi padre y me metía en el vehículo.

-¿A qué se dedica cuando no es consejero?
-Intento compensar el tiempo que le he robado a mi hijos y a mi mujer; no es fácil, porque esto lleva mucho tiempo, pero en la medida en la que puedo intento devolverles ese tiempo.

-¿Será de los que se jubile con 65 años, si entonces es posible?
-Si pudierame jubilaría ya, sinceramente, pero no es fácil. Creo que llevo ya 30 años ejerciendo la vida laboral y creo que me tengo ganada la pensión de jubilación.

-¿Piensa volver a la banca?
-Sí, si...

-Pero vamos a ver, si usted tiene 55 años, los diez que le quedan de vida laboral, ¿los agotará enlapolítica o volverá antes al banco?
-Todo depende. Tengo que decir que aún no me siento quemado de la política. Si los compañeros estiman que puedo seguir aportando cosas, pues bueno, ahí estoy, pero siempre he pensado que regresar a tu actividad profesional es lo lógico, sobre todo aquellos que creemos que en la vida hemos satisfecho nuestras necesidades materiales.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya