07 de diciembre de 2017
07.12.2017

Un gigantesco arco de 10 metros, 17 espejos, escalera con balaustre o una fuente, algunos de los espectaculares elementos de la escenografía de 'Sunset Boulevard'

El musical se representará en 8 funciones entre el 27 de diciembre de 2017 y el 4 de enero de 2018

07.12.2017 | 21:05
Un gigantesco arco de 10 metros, 17 espejos, escalera con balaustre o una fuente, algunos de los espectaculares elementos de la escenografía de 'Sunset Boulevard'

Un gigantesco arco de 10 metros preside la hollywoodiense escenografía que ha ideado Ricardo Sánchez Cuerda para Sunset Boulevard, que se estrena en Auditorio de Tenerife el próximo 27 de diciembre de la mano de Festival de Tenerife, con Jaime Azpilicueta en la dirección escénica y Julio Awad en la musical. El montaje, con más de 20 cambios de escenario, cuenta con unos 200 elementos entre los que destacan 17 espejos, una escalera con balaustre, una fuente y un coche.

Es evidente que lo que se muestra en cualquier función de teatro es solamente la punta del iceberg del trabajo realizado para ponerla frente al público. Ensayos de drama, coreografía, la orquesta, los diseños del vestuario, las pruebas de maquillaje y peluquería. Todo conforma una gigantesca maquinaria invisible a los ojos del espectador, como un enorme nido de hormigas en el que finalmente sólo vemos a las pequeñas obreras saliendo a la recolección.

Y cuando nos fijamos en el apartado de la escenografía, el asunto ya se vuelve inabarcable. Desde el momento en que el escenógrafo, Ricardo Sánchez Cuerda, arquitecto y diseñador de escenarios con contrastada trayectoria, recibe el encargo, la maquinaria se pone en marcha. Tres meses de trabajo en máquinas, más los previos de creación artística, que darán un resultado que podrá verse a partir del 27 de diciembre en Auditorio de Tenerife.

"La escenografía intenta moverse en un espacio sugerente y poco definido, creando un mundo en el que la realidad se mezcla con el posible rodaje de la película de Hollywood que quiere interpretar y en la que vive la propia Norma" comenta Sánchez Cuerda. "Intentamos establecer un entorno con claras referencias estéticas de esa época, y jugar siempre en un ámbito ambiguo de la realidad donde las sugerencias funcionen de tal manera que se mezcla la narración real del flashback. En el espacio escénico conviven maquetas de cine, sets de actuación y elementos técnicos propios de una imagen romántica del cine de aquella época", añade el escenógrafo.

Una de las curiosidades más destacables de esta función es que la orquesta está tratada como una big band de época, sobre el escenario, bajo "un espacio negro, con un arcoembocadura de fondo que la enmarca y que permitirá crear un espacio ágil, con cambios a la vista en el que la realidad de Norma Desmond se va transformando y evolucionando a medida que avanza la narración".

Los escenarios han sido construidos entre Readest de Madrid y Arguión en Tenerife. Más de catorce personas trabajando en los diferentes elementos que componen la imagen que tendrá el público frente a sí cuando se suba el telón.

Alfonso Cogollo, de Readest, indica que quizás la pieza más complicada haya sido la escalera. "Mide casi tres metros, tiene 17 peldaños y está realizada en estructura de hierro y madera de diversos grosores. La barandilla es la parte más compleja de la estructura, por su forma y diseño, y hay piezas que ha llevado mucho tiempo fabricar. Los balaustres, las notas musicales, están previamente realizadas en chapa cortada por chorro de arena y posteriormente recubiertas en madera, para que el conjunto tenga solidez y a la vez un peso razonable para el transporte", explica.

¿Y cómo sube Norma Desmond [Paloma San Basilio] a esa escalera, para dar la impresión de que baja desde sus aposentos? Pues con una escalera más pequeña de acceso a la grande, que se pone y se quita en función de las escenas. Todo un trabajo de ingeniería que, además, tendrá que organizar Tote Ramírez. "Coordino la implantación en el escenario y sus cambios, entre otras cosas. La escenografía cuenta con más de 200 elementos que forman hasta un total de 18 localizaciones diferentes, en 22 escenas resueltas de un modo genial, mediante el uso del código teatral". Todo lo que tiene que ver con la imagen de escenografía es gestionado por él, director técnico del musical, y nos cuenta que todo tiene que estar montado el día 21 para los primeros ensayos sobre el escenario. "Hay unos veinte cambios de escenografía que se van moviendo tanto por telones, como por perchas en el techo, o carras. ¡Si hasta tenemos un coche en el escenario!". Un trabajo de titanes para el que son necesarias, en cada función, más de veinte personas tras las cajas. Abundando en la complejidad del montaje, Tote nos cuenta que "la implantación escenográfica y de medios audiovisuales será la mayor que el Auditorio ha acogido nunca, utilizando el 90% de sus capacidades técnicas de manera simultánea".

El arco de embocadura que es uno de los elementos más distintivos de la escenografía también ha sido construido en Readest. "Es un arco que simula el objetivo de una cámara de fotos y tiene 10 metros de ancho por 8 de alto. Está construido en aluminio soldado y terminado en planchas de madera cortadas al láser, luego se le aplica la pintura con varias capas de negro y pintura en plata para dar el aspecto envejecido", comenta Alfonso.

Otro de los elementos llamativos, además del coche, que se situarán sobre el escenario es una fuente de verdad, "de cinco chorros, en un carro con ruedas con la fuente insertada entre las dos piezas pintadas. Lleva un depósito con agua y una bomba eléctrica que la hace funcionar", explica el director de Readest.

Y si se le pregunta por otra pieza de especial complejidad enseguida nombra la pared del jardín "que lleva adosado un corpóreo de árboles y palmeras", o la bóveda de 17 espejos de corte láser. "Desde luego", confiesa, "de todos los trabajos que hemos hecho para teatro, por complejidad, esta es la que mayor dificultad ha tenido".
Las funciones de Sunset Boulevard forman parte del programa de Festival de Tenerife, una apuesta del Cabildo, en colaboración con los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Gestionado por Auditorio de Tenerife a través de la Estrategia Tenerife 2030, cuenta con una programación entre septiembre y diciembre que incluye más de 70 espectáculos. El objetivo de Festival de Tenerife es visibilizar y posicionar el sector de las artes escénicas y la música dentro y fuera de Canarias.

Sunset Boulevard dará al público de Tenerife la oportunidad de vivir la magia del Hollywood de los años cincuenta. Fue y sigue siendo un éxito del teatro musical de Broadway, interpretado por grandes como Glenn Close, que será estrenado por primera vez en el mundo, en castellano, en Auditorio de Tenerife. Una obra llena de pasión, intriga y misterio, construida sobre el sólido armazón de unos temas musicales tremendamente emocionantes.

Con las geniales interpretaciones de Paloma San Basilio, en el papel de Norma Desmond; Gerónimo Rauch como Joe Gillis; Inma Mira como Betty Schaefer, y Gonzalo Montes como Max Von Mayerling, la obra estará dirigida por Jaime Azpilicueta, quien, junto a su adjunto en la dirección, Maximiliano Lavia, y el director musical, Julio Awad, han realizado la primera versión en castellano de esta obra que se vaya a estrenar en todo el mundo.

Será entre el 27 de diciembre de 2017 y el 4 de enero de 2018 cuando este clásico original de Billy Wilder, llevado a la escena musical por Andrew Lloyd Webber, suba el telón en Auditorio de Tenerife.

Para este nuevo título, Auditorio de Tenerife vuelve a rodearse de un equipo creativo de primera división que, encabezado por Jaime Azpilicueta en la dirección escénica y Julio Awad en la musical, cuenta con Ricardo Sánchez Cuerda, como responsable de los decorados (que ya lo fue de las últimas producciones de Sonrisas y lágrimas y Cabaret); Leo Martínez al frente del vestuario tras sus éxitos con Jesucristo Superstar, Evita y en las óperas The Fairy Queen o Nabucco, entre otras. Con las luces estará otro primera fila de la escena, Juanjo Beloqui; y Poti Martín se encargará del diseño de sonido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine