Los objetos donados al Museo de Historia y Antropología reciben la visita de 6.500 personas

Con el nombre de ´Cosas donadas, cosas redivivas´, el cierre de la misma se amplía hasta el 18 de septiembre

23.07.2016 | 04:10
Los objetos donados al Museo de Historia y Antropología reciben la visita de 6.500 personas

Un total de 6.500 personas han visitado la exposición ´Cosas donadas, cosas redivivas´ en el Museo de Historia y Antropología de Tenerife (Casa Lercaro), del Cabildo, ubicado en La Laguna. Esta muestra gira en torno a 30 piezas pertenecientes a las más de 1.330 donaciones que han realizado particulares a este centro desde que abriera sus puertas en el año 1993. De igual modo, amplía el plazo de apertura al público hasta el día 18 de septiembre, dos meses después de la clausura prevista inicialmente.

En la muestra se puede encontrar una silla de amazona del siglo XIX, un traje de mujer de Icod el Alto que se data cerca del año 1850 y que fue el que dio origen al actual traje de maga de La Orotava, juguetes y utensilios relacionados con el mundo devocional.

La exposición ´Cosas donadas, cosas redivivas´ trata de resaltar las donaciones ya presentes en las exposiciones permanentes y, además, incorporar algunas que encajan bien en el discurso. Así, cabe destacar que han sido más de 90 las personas que ha donado, a lo largo de los 23 años de vida del Museo de Historia y Antropología de Tenerife, algún objeto. De igual modo, en el pasado mes de marzo tuvo lugar un encuentro con muchos de estos donantes.

La muestra se enmarca en el proyecto ´Las personas y las cosas´, del Museo de Historia y Antropología de Tenerife, que es una invitación a la reflexión sobre las complejas relaciones entre objetos y humanos a través de exposiciones, como la que hoy se presenta, jornadas y actividades de participación y experimentación que se pueden descubrir en el sitio web www.laspersonasylascosas.org.

En este sentido, la mayoría de las cosas que se poseen son mercancías que se obtienen en el mercado, y una vez que los objetos pierden su funcionalidad, no todas son desechadas, pues algunas adquieren otro estatus y se incorporan a otros dominios. Es lo que ocurre con las piezas que se donan a los museos, que cobran una nueva vida como objetos de historia y de cultura.

Una parte importante de las colecciones de los museos provienen de las donaciones que reciben, de los regalos que les han sido entregados sin haberlos solicitado. Y una vez que tienen esta nueva ubicación, las cosas donadas entran en otra etapa de su vida social. Se incorporan a las colecciones y exposiciones con su propia historia, y enriquecen con ello las de otras personas y otros objetos. Por este motivo "rediviven" en los museos, en los lugares donde se crean las memorias sociales y las historias colectivas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine