Un total de 287 trabajadores integrarán el operativo Brifor de incendios

Como novedad, este año tendrá dos brigadas capaces de variar de estructura en función del riesgo y por lo tanto, con mayor capacidad de respuesta

15.06.2016 | 15:02
Imagen de archivo.

Un total de 287 trabajadores integrarán el operativo Brifor de prevención y extinción de incendios forestales en Tenerife que, como novedad, tendrá dos brigadas capaces de variar de estructura en función del riesgo y por lo tanto, con mayor capacidad de respuesta.

El operativo Brifor, que comenzó este lunes y se prolongará hasta el 16 de octubre, fue presentado hoy por el consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena; y el responsable del dispositivo, Florencio López, quienes destacaron la novedad que implica esta reorganización de los medios humanos.

Florencio López detalló que del personal asignado a la Brifor 162 trabajadores pertenecen al Cabildo y otros 125 han sido contratados como refuerzo para este despliegue y la idea con esta reorganización es dotar a las brigadas de mayor versatilidad frente a la tradicional estructura rígida de los medios de lucha contra el fuego.

Para ello se ha aplicado una "filosofía de parque" de bomberos, explicó López, puesto que la idea es que estas brigadas sean capaces de dividir sus recursos humanos y materiales para prestar diferentes servicios en función del riesgo, de manera que una misma dotación de ocho miembros pueda subdividirse en dos grupos de cuatro, uno con una autobomba y el otro con material ligero, por ejemplo.

El consejero José Antonio Valbuena explicó que de esta manera se puede ser más eficiente sobre el terreno con el mismo personal y añadió que el Cabildo se toma "en serio" la prevención de incendios forestales hasta el punto de que en la corporación se ha diseñado el llamado índice GIF para determinar las condiciones de temperatura, intensidad del viento y humedad, entre otros, capaces de predecir el riesgo de que se declare un fuego en el monte.

No obstante, también el Cabildo actúa con medidas como la prohibición de fuegos artificiales, el uso del fuego en tareas agrícolas y trabajos forestales, cierre de áreas recreativas y accesos al monte cuando hay alto peligro de incendio.

Recordó asimismo el consejero que son varios elementos los que pueden ayudar a desencadenar un incendio y uno de ellos es la acción humana, a veces no de forma intencionada sino por despiste o descuido.

Agregó Valbuena que si este próximo verano climatológicamente es como el del año pasado habrá un menor riesgo de incendio pero, continuó, si es una época estival "al uso" habrá que estar atentos.

Sin embargo también subrayó que Tenerife tiene los medios suficientes, y hay garantías con el resto de medios de los gobiernos central y canario, de que los recursos están preparados para actuar desde el inicio y evitar que un conato se convierta en gran incendio.

Apuntó Valbuena que las crisis de incendios forestales vividas en Canarias nunca se dan en una única isla, como ocurrió en el verano de 2012 con fuegos simultáneos en Tenerife, Gran Canaria y La Gomera, algo que no es fortuito.

No obstante esto se debe a "incívicos" porque, continuó el consejero, "no he conocido ni un solo tinerfeño que se sienta orgulloso de que los montes se quemen" y de hecho hay una importante colaboración ciudadana con mucha conciencia sobre la necesidad de alertar a las autoridades cuando detecta humo "aunque luego sea una barbacoa".

"Les puedo decir que esta isla está en buenas manos y aunque uno nunca está plenamente satisfecho con los recursos, siempre están evolucionando y ha aumentado la capacidad de respuesta", dijo José Antonio Valbuena, quien agradeció expresamente la labor de colaboración de las fuerzas de seguridad del Estado y en concreto, de la Guardia Civil.

El operativo de la Brifor dispondrá de un helicóptero de transporte y extinción con base en La Guancha, tres autobombas nodriza con capacidad para 9.000 litros, 10 autobombas forestales de 3.000 a 6.000 litros, 6 autobombas medianas de 1.500 a 3.500 y 17 autobombas ligeras de 500 litros.

Asimismo se cuenta con un vehículo para el puesto de mando avanzado y otros 22 todoterrenos de transporte, y para esta campaña se ha adquirido una nueva estación de carga de retardantes y dos equipos de extinción adaptables.

El Cabildo recuerda que además del operativo Brifor, hay otros medios de extinción especializados como los cinco helicópteros multifunción del Gobierno de Canarias, el helicóptero Kamov en Los Rodeos y la Brif de Puntagorda (La Palma), ambos del Ministerio de Medio Ambiente, y un avión de carga en tierra en el aeropuerto de La Gomera.

También hay medios de autoprotección en el parque nacional del Teide, la Unidad Militar de Emergencias y el consorcio de Bomberos de la isla.

La incorporación de las dos nuevas brigadas con capacidad para ser helitransportadas se suma a las siete ya existentes y las dos primeras son las que pueden configurarse como diferentes equipos de extinción, es decir, con autobomba ligera, media o forestal según las condiciones del incendio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine