El Cabildo apoya la instalación de desfibriladores en 23 farmacias para promover una isla cardioprotegida

El presidente, Carlos Alonso, junto la consejera Cristina Valido, visita una de las oficinas adheridas a esta iniciativa, cofinanciada por el Área de Acción Social

19.05.2016 | 17:35
El Cabildo apoya la instalación de desfibriladores en 23 farmacias para promover una isla cardioprotegida

El Cabildo Insular, a través del Área de Acción Social, ha apoyado la instalación de desfibriladores en 23 de oficinas de farmacia de la Isla, dentro del proyecto Tenerife, una isla cardioprotegida, promovido por la Cooperativa Farmacéutica de Tenerife (Cofarte), líder en el mercado de distribución farmacéutica en la provincia tinerfeña. Para la ejecución de este proyecto, que ha incluido también formación al personal de las farmacias, el Cabildo ha financiado el 40% del coste total del mismo.

El presidente insular, Carlos Alonso, acompañado de la consejera de Acción Social, Cristina Valido, visitó ayer [día 18] una de las 23 farmacias cardioprotegidas, felicitando a Cofarte porque "la instalación de los desfibriladores, que se complementa con la formación del personal, puede salvar vidas", con el beneficio que supone para la población cercana. "Los farmacéuticos juegan hoy un papel destacado en el bienestar social y sanitario y esta es una buena prueba de ello, al prevenir problemas cardiacos", dijo Alonso.

Por su parte, Cristina Valido mostró su satisfacción "porque las personas mayores, al ser quienes más visitan las farmacias, serán los más beneficiados de esta iniciativa".El presidente de Cofarte, Francisco Quintana, se congratuló también por la materialidad de esta iniciativa y porque "casi cien personas se han formado para poder usar correctamente estos desfibriladores, para lo cual está debidamente acreditadas"

La proximidad, accesibilidad y capilaridad del sistema farmacéutico son factores clave que justifican la ubicación de estos aparatos en las farmacias. La muerte súbita se produce en cualquier edad, y el tiempo para actuar y salvar la vida del paciente se reduce un 10% con cada minuto que pasa. Es decir, que se disponen de sólo 10 minutos para salvar la vida de la persona, de ahí que sea imprescindible contar con un desfibrilador lo más cercano posible. La principal causa de esta muerte es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón deje de latir. Si la víctima no recibe atención inmediata, fallece al cabo de unos minutos.

La desfibrilación supone una medida de tratamiento eficaz en estos casos: consiste en administrar al corazón una descarga eléctrica controlada con un dispositivo que se conoce como desfibrilador. Lo que hace es descargar la actividad eléctrica de todas las células del corazón a la vez, lo que consigue que éste recupere su ritmo habitual. En España la muerte súbita cardiaca constituye un importante problema de salud pública. Se calcula que el 12% de las defunciones que se producen de forma natural son súbitas y, de éstas, el 88% son de origen cardiaco. En los países de la Unión Europea causa 400.000 muertes al año.

Desde Cofarte muestran su interés en ampliar el número de farmacias cardioprotegidas. Las 23 farmacias que ya cuentan con un desfibrilador están distribuidas en la zona metropolitana, Norte y Sur de la Isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine