Las obras de drenaje de la zona Suroeste de Santa Cruz finalizan con un millón de euros de presupuesto

El presidente insular, Carlos Alonso, se trasladó hasta la zona junto al consejero de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, y el alcalde José Manuel Bermúdez

13.04.2016 | 10:02
Las obras de drenaje de la zona Suroeste de Santa Cruz finalizan con un millón de euros de presupuesto

El Cabildo, a través del Área de Cooperación Municipal y Vivienda, ha concluido las obras de drenaje de pluviales en la zona Suroeste de Santa Cruz (La Gallega), consistentes en la instalación de dos colectores de recogida de aguas en el centro de esta zona de La Gallega y en la Avenida de las Hespérides. El presupuesto de las mismas, que se enmarcan en el Plan de Cooperación Municipal, ronda el millón de euros (996.424,58 euros), de los que la Corporación insular aporta el 70 por ciento y el Ayuntamiento el 30 por ciento restante.

Hasta el lugar se trasladó hoy jueves [día 18], el presidente insular, Carlos Alonso; el consejero de Cooperación Municipal y Vivienda, Aurelio Abreu; y el alcalde de la localidad, José Manuel Bermúdez.

Carlos Alonso destacó la "excelente coordinación" entre ambas administraciones e indicó que esta actuación "resuelve el problema de canalización y evacuación que provocaron las lluvias intensas de hace año y medio". El presidente insular explicó que se proseguirá ahora con la actuación de la calle Arabia, que completa las obras planificadas. "Ahora se trata –afirmó- de que en este año y medio completemos las obras del plan vigente. Seguimos, pues, trabajando para los vecinos, que es para lo que estamos aquí".

Los trabajos, cuyo plazo de ejecución fue de seis meses, comenzaron con la instalación del colector que recoge las aguas de escorrentía del propio núcleo de La Gallega y las que lleguen procedentes de la zona nueva a lo largo de la Avenida de los Majuelos. Las conducirá por medio de un colector de aguas pluviales hasta su vertido al nuevo colector de la calle Cruz de la Gallega.

La nueva tubería de esta infraestructura es de polietilleno electrosoldada con un diámetro interior de 800 milímetros a lo largo de las calles Trébol y Mandrágora y un diámetro interior de 1.000 milímetros en la calle de La Gallega. La captación se realiza por medio de rejillas continuas transversales a las vías. En los puntos bajos de las calles Altamira, Dondiego, Genciana, Tabernaria y Pajarita se colocaron rejillas longitudinales que se conectan con el colector principal por medio de tuberías secundarias de PVC de 400 milímetros de diámetro exterior. Además, se repuso el pavimento de las calles afectadas por los trabajos.

Por su parte, Aurelio Abreu resaltó, también, la coordinación con el Ayuntamiento, y apuntó que "estamos al día en el Plan, y estas inversiones vienen a suponer una tranquilidad y seguridad para la ciudadanía de La Gallega en cuanto a la canalización de aguas pluviales y de escorrentía". "Por otro lado –dijo- la gran obra que está pendiente y que sacaremos este año es el colector para resolver de forma definitiva los problemas en esta zona". Quiso poner en valor el trabajo y la colaboración de los vecinos durante la ejecución de las obras, así como la responsabilidad del Ayuntamiento a la hora de elegir obras en cuanto al tratamiento de aguas y su canalización, "pues demuestra su responsabilidad de atender primero a las necesidades y la seguridad de los ciudadanos antes de cualquier obra que pudiera ser más mediática".

De igual modo, José Manuel Bermúdez manifestó que "se cumple hoy un compromiso con los vecinos de La Gallega, en donde se han vivido situaciones dramáticas en ocasiones, por culpa de las fuertes lluvias. Eliminamos estos puntos negros y seguimos trabajando. Esa es la clave". En este sentido, recordó que "antes del verano estarán adjudicadas la calle Arabia, la urbanización Acorán y el Colector Febles Campos".

El segundo colector, que se instaló en la Avenida de las Hespérides, discurre desde su cruce con la calle Barranco Grande hasta su cruce con el barranco afluente del de Barranco Grande, punto en el que el colector vierte sus aguas. Este colector recoge las aguas de escorrentía que se generen en el área comprendida entre la Avenida de los Majuelos, la carretera del Sobradillo, la Avenida de las Hespérides y el afluente de Barranco Grande.

Dicho colector es, en un primer tramo, de PVC de 800 milímetros de diámetro exterior y discurre entre el punto alto de la calle y su punto bajo. Un segundo tramo consiste en una tubería de polietileno electrosoldada de 1.200 milímetros de diámetro interior en contrapendiente desde el punto bajo de la Avenida hasta su vertido en el barranco afluente de Barranco Grande. El vertido se realiza mediante una obra de salida consistente en una solera y aletas de hormigón en masa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine