La Gallega mejora su sistema de drenaje con dos proyectos de aguas pluviales

El Ayuntamiento de Santa Cruz solicitó la realización de estas actuaciones a través de la modificación del Plan de Cooperación 2007-2010

17.03.2016 | 10:07
La Gallega mejora su sistema de drenaje con dos proyectos de aguas pluviales

El Cabildo, a través del área de Cooperación Municipal, ejecuta dos proyectos de aguas pluviales en Santa Cruz de Tenerife para solucionar los problemas de drenaje en el núcleo de La Gallega, a través de las obras del Plan de Cooperación. La inversión es de 2,3 millones de euros y contempla la instalación de nuevos colectores para la mejora de la red de recogida de pluviales y evitar las inundaciones en esta zona de la capital tinerfeña. De esa inversión de 2,3 millones de euros, el Cabildo aporta el 70 por ciento y el Ayuntamiento de Santa Cruz el restante 30 por ciento.

Las obras incluyen una actuación en la parte alta de La Gallega y otra en la parte que se conecta a ella. Se realizan por parte del Cabildo a petición del propio Ayuntamiento, que elaboró el Plan de Cooperación Municipal correspondiente al periodo 2007-2010 en el año 2006, pero sin añadir las obras de saneamiento relacionadas con la mejora de los pluviales.

Por este motivo, el ayuntamiento capitalino solicitó al Cabildo en marzo de 2014, una modificación de este Plan para incluir las dos obras de La Gallega, junto a las de la Avenida Venezuela, cumpliendo con los criterios preestablecidos en el Plan de Cooperación Municipal consensuado con todos los ayuntamientos de la Isla.

Desde el Área de Cooperación Municipal explican que estas dos actuaciones han sido solicitadas por el propio Ayuntamiento para solucionar de forma progresiva los problemas de drenaje de La Gallega, por lo que la continuación de los trabajos para finalizar con las inundaciones hasta otras zonas de la capital, se podrán ejecutar por parte del propio Consistorio o con su inclusión en un nuevo Plan de Cooperación.

El Cabildo realiza un esfuerzo inversor con la optimización de recursos para solventar con eficacia los problemas de inundaciones de la capital a través de estas obras, garantizando la recogida de pluviales en las zonas donde ejecuta los trabajos.

El Área de Cooperación Municipal actúa en dos zonas. La primera corresponde al proyecto para el drenaje de aguas pluviales en la parte más baja de La Gallega, cuyas obras están finalizadas y se han desarrollado desde Cruz de La Gallega hasta el Barranco de Los Positos.

Esta obra, que se inició en junio, ha contado con un presupuesto de 1,1 millón de euros, y ha consistido en la ejecución de un colector de gran diámetro (1.200 y 1.400 milímetros), para conducir las aguas de escorrentía superficiales del barrio de La Gallega y su cuenca de aportación, hasta el punto de vertido establecido por el Consejo insular de Aguas.

Los trabajos comenzaron en la intersección de la calle Biguipala con la calle Cruz de La Gallega. En este punto se llevó a cabo la conexión con el colector interior de La Gallega hasta el cruce con la carretera general del Sur TF-28. A partir de ese punto, el colector se instaló por la calle El Gofio hasta conectar con la arqueta de la canalización, para desaguar en un marco de hormigón que facilita la conducción de todas las aguas al Barranco de Los Positos.

Por su parte, el segundo proyecto se realiza en la zona de La Gallega que se conecta a la parte baja, cuyas obras se iniciaron en julio y finalizarán a finales de marzo. Las obras cuentan con un presupuesto de 1,2 millones de euros e incluyen la instalación de dos colectores de recogida de aguas pluviales en el centro de esta zona de La Gallega y en la Avenida de las Hespérides.

El primer colector recogerá las aguas de escorrentía del propio núcleo de La Gallega Alta y las que lleguen procedentes de la zona nueva a lo largo de la Avenida de los Majuelos, y las conducirá por medio de un colector de aguas pluviales hasta su vertido a un nuevo colector en la calle Cruz de la Gallega.

La nueva tubería es de polietilleno electrosoldada con un diámetro interior de 800 mm a lo largo de las calles Trébol y Mandrágora y un diámetro interior de 1.000 mm en la calle de La Gallega. La captación se realiza por medio de rejillas continuas transversales a las vías. En los puntos bajos de las calles Altamira, Dondiego, Genciana, Tabernaria y Pajarita se colocan rejillas longitudinales y se conectan con el colector principal por medio de tuberías secundarias de PVC de 400 mm de diámetro exterior. Además, se incluye la reposición del pavimento de las calles afectadas por los trabajos.

El segundo colector de la Avenida de las Hespérides discurre desde su cruce con la calle Barranco Grande hasta su cruce con el barranco afluente del de Barranco Grande, punto en el que el colector verterá sus aguas. Este colector recogerá las aguas de escorrentía que se generen en el área comprendida entre la Avenida de los Majuelos, la carretera del Sobradillo, la Avenida de las Hespérides y el afluente de Barranco Grande.

El colector consiste en un primer tramo de PVC de 800 mm de diámetro exterior y discurrirá entre el punto alto de la calle y su punto bajo. Un segundo tramo consiste en una tubería de polietileno electrosoldada de 1.200 mm de diámetro interior en contrapendiente desde el punto bajo de la Avenida hasta su vertido en el barranco afluente de Barranco Grande. El vertido se realizará mediante una obra de salida consistente en una solera y aletas de hormigón en masa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine