TEA presenta una exposición sobre el escultor noruego Haukeland en Icod de los Vinos

El director insular de Cultura del Cabildo, José Luis Rivero, y el alcalde de la localidad, Francisco González, inauguraron esta muestra que recuerda los años que pasó el artista en el municipio norteño

01.10.2015 | 01:41
TEA presenta una exposición sobre el escultor noruego Haukeland en Icod de los Vinos

El director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas del Cabildo, José Luis Rivero, y el alcalde de Icod de los Vinos, Francisco González, inauguraron el pasado sábado [día 26] la exposición gráfica Arnold Haukeland, escultor. Los años en Icod (1969-1975), que TEA Tenerife Espacio de las Artes ha llevado a la Casa de los Cáceres, en el municipio icodense, y que estará abierta hasta el 22 de noviembre.

En estos casi dos meses, los visitantes podrán conocer un poco más de los años que pasó en Icod de los Vinos un artista que es considerado padre de la escultura moderna noruega, a través de un amplio aparato gráfico los aspectos más sobresalientes de la vida y los trabajos de Haukeland en este municipio del norte de Tenerife. Esta exposición, que está comisariada por Lars Petter Amundsen, también cuenta con la colaboración de The Haukeland Collection y en el acto inaugural estuvo la nieta del escultor, Anna Katharina Haukeland.

El director insular de Cultura recordó que TEA Tenerife Espacio de las Artes acogió el año pasado la exposición El rey de Icod, que daba a conocer el trabajo de Haukeland. "Ahora, hemos querido que sea Icod de los Vinos el lugar donde residió, el que nos permita difundir la obra del escultor noruego en una prolongación de lo que se pudo ver en TEA".

Rivero añadió que "la inauguración de esta exposición es un ejemplo de la clara voluntad que tiene el Cabildo de Tenerife de que las actividades que realizan sus unidades artísticas salgan de sus recintos habituales y estén presentes por los diferentes municipios".

Arnold Haukeland (1920-1983) llegó a Tenerife en 1968 y se quedó prendado del silencio y la belleza del Icod de los Vinos de aquellos años. Nada más echar un vistazo al valle en que descansa la ciudad, Haukeland y su esposa Randi adquirieron una casa rodeada por un jardín lleno de plantas: la Casa Randi, donde permanecieron durante casi ocho años.

Haukeland se dejó influir durante ese periodo por las visiones que le brindaba la Isla. Y uno de los primeros cambios que la atmósfera insular operó en sus trabajos fue el color. Deslumbrado por la luz y las potentes tonalidades de Canarias, el artista incorporó a sus obras colores vivos, sobre todo el rojo. Y no sólo el color, también ciertas formas, materias y temas canarios fueron enriqueciendo su proceso de creación.

El escultor noruego llegó a acariciar la idea de crear y regalar al pueblo de Icod de los Vinos una escultura. De entre los bocetos realizados en el municipio norteño por el artista y conservados en Noruega tras su muerte, uno con forma de pájaro rojo -tema al que Haukeland recurría mucho durante su estancia en la Isla- se puede admirar en la Casa de los Cáceres. Además de este esbozo, una treintena de fotos y carteles explicativos, algunas esculturas que Haukeland dejó en su casa, una película documental y abundante material gráfico dan cuenta del vínculo emocional que se estableció entre Icod de los Vinos y el artista noruego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine