El Cabildo supera un instrumento de autoevaluación sobre su capacidad para afrontar catástrofes

La Institución obtiene una valoración alta en este ejercicio, diseñado por las Naciones Unidas dentro de su Campaña de Ciudades Resilientes

17.08.2015 | 19:04
El Cabildo supera un instrumento de autoevaluación sobre su capacidad para afrontar catástrofes

El Cabildo Insular ha superado con éxito un ejercicio de autoevaluación diseñado por la Oficina de Reducción de Desastres de las Naciones Unidas (UNISDR) para evaluar el progreso y la capacidad de esta administración local en la gestión de desastres o catástrofes. Esta iniciativa surge como consecuencia de la adhesión del Cabildo a la campaña de ámbito mundial Desarrollando ciudades resilientes: ¡mi ciudad se está preparando!, conocida coloquialmente como la Campaña de Ciudades Resilientes.

Los resultados de esta evaluación se presentaron hoy [viernes 14] en una rueda de prensa ofrecida por el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad, José Antonio Valbuena, y el director insular de Seguridad, Florentino Guzmán. En su intervención, Valbuena subrayó que "el Cabildo ha superado con nota su capacidad para responder ante catástrofes", al tiempo que puntualizó que "eso no quita que hay que mejorar la coordinación entre administraciones". "La ciudadanía tiene que tener conciencia de que su administración más cercana, Cabildo y ayuntamientos, tiene la capacidad para resolver catástrofes", dijo. Por su parte, el nuevo director insular de Seguridad, Florentino Guzmán, destacó la fortaleza del Cabildo ante posibles desastres.

Este ejercicio de autoevaluación fue organizado por el Cabildo, a través de la Unidad Orgánica de Protección Civil, y con la colaboración de la Cátedra de Reducción del Riesgo de Desastres. Ciudades Resilientes de la Universidad de La Laguna. También, y dado el carácter transversal de la materia, participaron en esta evaluación otras áreas de la Corporación insular (Carreteras, Medio Ambiente, Movilidad, Planificación Territorial, Presidencia, Recursos Humanos, Turismo, etcétera) debido al conjunto extenso de competencias que ejerce el Cabildo y de su relación con los aspectos evaluados.

El ejercicio se desarrolló a partir de un cuestionario de 41 preguntas, que evalúan los progresos de la administración implicada en relación con su capacidad para gestionar los desastres y con su nivel de resiliencia. Las preguntas fueron valoradas cualitativamente en función del nivel de progreso conforme a una escala de puntuación comprendida entre 1 (pocos logros alcanzados) y 5 (logros considerables).

En términos globales, los resultados demuestran que el Cabildo Insular recibe una valoración alta (nivel de progreso 4) en cuanto la progresiva implantación de una regulación en materia territorial y urbanística y de los códigos de construcción de la edificación que respaldan la reducción del riesgo de desastre. Se valora además muy positivamente los servicios que el Cabildo puede prestar a las víctimas de un desastre para superar el daño psicológico y emocional a través del personal especializado del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS).

Merece una puntuación buena (nivel de progreso 3) la labor impulsada desde el Cabildo Insular que está relacionada con la previsión, la planificación y el análisis de los riesgos en aspectos como la realización de evaluaciones completas del riesgo de desastres,la incorporación de dichas evaluaciones a otros niveles de decisión y el establecimiento de centros de coordinación y de sistemas de alerta temprana.

Asimismo se aprecia un margen de mejora en determinadas cuestiones como la realización de simulacros de preparación en caso de desastre en equipamientos críticos como escuelas u hospitales, el impulso y ejecución de programas de sensibilización pública o de carácter educativo sobre la reducción del riesgo de desastres y la disponibilidad de recursos adecuados para la gestión de las emergencias.

Como conclusión final de este ejercicio, el Cabildo Insular ha efectuado un progreso significativo en los últimos años en materia de reducción de riesgos y esa voluntad se mantiene en la actualidad con el objetivo de crear un sistema insular de protección civil robusto y eficaz, lo que redundará en la mejora de aquellos aspectos en los que se ha detectado ciertas debilidades. La aprobación de la Estrategia Insular en materia de Protección Civil el pasado mes de octubre y los avances experimentados en la futura implantación de un nuevo Centro de Coordinación de Emergencias en el Pabellón de Deportes 'Santiago Martín' (Torre Azul) son buenos ejemplos de este compromiso con la seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine