Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 08
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Séptimo' - Caída en picado

    Tengo una (muy) buena noticia. Y una (muy) mala noticia. La primera, que Ricardo Darín tiene nueva película. Se llama 'Séptimo'. La segunda, que es una película muy mala. Y muy tonta. Y muy incoherente. Y muy absurda. Podemos quedarnos con el primer punto, obviar los errores de manual, de primero de primaria de thriller, y disfrutar del recital contundente, aunque se adivina algo de piloto automático, de un actor siempre sobresaliente, con una capacidad incomparable para transmitir toda la verdad de sus personajes, conseguir ser real, traspasar la pantalla a través de carisma, emoción y personalidad. Curiosamente, todos los valores que le falta al resto de la película dirigida por Patxi Amezcua. La historia tiene una premisa sencilla, un padre propone a sus hijos un juego basado en que, mientras él baja por el ascensor, ellos lo hagan por las escaleras en una especie de carrera por ver quien llega primero. Darín llega primero y los niños no aparecen. A partir de ahí, el misterio centra, o debería haber centrado, toda la atención. O, al menos, debería haber aparecido.

     

    El error es de base, tan obvio que sorprende. Si planteas una única incognita, presenta al menos varias posibilidades de respuesta, juega un poco tus cartas, marca cierta distancia, engaña, haz trampas si es necesario. Pero no. El guion firmado por el propio Amezcua, ayudado por Alejo Flah, es tan vago, tan previsible que uno, con haber visto un par de thrillers en su vida, con haber leído alguna vez a Agatha Christie, con haber visto alguna película de Hitchcock, y perdón por mencionar a tanto ilustre en la crítica de una película tan mediocre, adivinará el desenlace a los diez minutos. El resto, lo hará a los veinte. A partir de ese momento, solamente queda agarrarse a la posibilidad (remota) de habernos pasado de listos, de creernos expertos en la materia, más espabilados que los responsables de una trama que, dentro de sus posibilidades, aún podría guardar un par de giros inesperados. Nada. Lo que ves es lo que hay. Queda el consuelo de que el aburrimiento, quizás por su escasa duración, nunca termina de llegar. Aunque dificilmente se pueda evitar en un segundo visionado.

     

    ¿Lo mejor de 'Séptimo'? Darín, Darín y Darín. ¿Lo peor? El resto. Acompaña en el reparto una Belén Rueda que ofrece, con toda probabilidad, la interpretación más limitada de su carrera. Aunque, para ser justos, poca cosa se podía hacer con un personaje tan mal dibujado, tan evidente en sus comportamientos, mal presentado y peor desarrollado. Y es una pena. Ninguno de estos dos intérpretes, especialmente el primero de ellos, tiene la necesidad de meterse en un entuerto de estas dimensiones. Un misterio sin misterio. Un drama sin drama. Una película sin emoción. Una sorpresa chivada. Una trama que cae al vacío hasta llegar a un epílogo que parece querer redondear lo absurdo de la propuesta. Una bajada sin frenos. Ya sea por ascensor o por las escaleras.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook