Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 14
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Dallas Buyers Club' - McConaughey

     

    He aquí un actor hecho película. Y viceversa. No es 'Dallas Buyers Club' el primero, ni el último, de los ejemplos que podemos citar sobre intérpretes que por carisma, intensidad, personalidad o, simplemente, talento, terminan devorando todo lo que hay alrededor de su trabajo. Historia, aspectos técnicos, narrativos, todo pasa a un segundo plano, sin que eso suponga que puedan prescindir de llevar a cabo su imprescindible labor en favor del conjunto. Y esta película es su actor. Su protagonista. Su monumental intérprete. Uno tiene la tentación de decir que la sorpresa mayor es que la persona que carga con todas estas virtudes a cuestas sea Matthew McConaughey, pero no. Toca ser justos. Sin coincidir con aquellos que defienden los (respetables) inicios de su carrera, el bueno de Matthew llevaba más de una década metido de lleno en películas que pasaban de lo insoportable a lo vergonzoso con suma facilidad. Una filmografía muerta y (semi)enterrada que, por arte de magia o, mejor dicho, de buenas elecciones despegó hace poco más de un año dando forma a un conjunto de actuaciones para el recuerdo que alcanza en 'Dallas Buyers Club' su cima. Poniéndonos un poco más frívolos, diremos que aquí está la razón que muchos buscan para que el bueno, buenísimo, de Leonardo DiCaprio no se llevara el Oscar. Pero no hemos venido aquí a por los premios. Aunque lo parezca.

    Porque la historia real de Ron Woodroof, cowboy de rodeo de la Texas profunda que, tras contraer el virus del SIDA, emerge como Robin Hood frente a las grandes farmacéuticas en una lucha modelo David contra Goliat, tiene todo para ser la película académica, el dramón de manual, la denuncia social para todos los públicos. Y, a ratos, lo es. Por fortunda, el director Jean Marc Vallée, se aleja todo lo que puede de la lágrima fácil y el juego sentimentaloide , centrándose más en el proceso de madurez interior, de comprensión, que sufre su protagonista, el nacimiento de una sensibilidad escondida, la rabia que surge cuando uno descubre como funcionan realmente las cosas. Imprescindible, por supuesto, remarcar la amistad entre Woodrof y Rayon, un transexual con el que comparte enfermedad, interpretado por un Jared Leto que desprende ternura y sensibilidad de una manera ejemplar. Sus conversaciones, sus miradas, sus gestos, sus abrazos, el cariño, la confianza y el respeto que van depositando el uno en el otro termina siendo lo mejor, con diferencia, de la cinta.

    Por eso, aunque 'Dallas Buyers Club' nunca termine de ser una gran película, aunque se acerca en más de una ocasión, es tal el disfrute que uno tiene viendo estos dos recitales interpretativos, estas dos composiciones tan delicadas y respetuosas, tan alejadas de artificios y sobreactuaciones, tan desprovistas de tics afectados y recursos dramáticos de andar por casa, que las sensaciones positivas sufren un aumento considerable. Ellos le han hecho el favor más grande a una película que se siente liberada de las normas que rige una industria que llevaba años mirando a otro lado cuando se le hablaba de llevar a la gran pantalla esta historia. McConaughey se empeñó y rinde tributo de la mejor manera posible a su admirado Woodroof. Hemos ganado un nuevo héroe. Y un actor inmenso. 

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook