Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 31
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Capitán América: El soldado de invierno' - Haciendo tiempo

     

    Lo normal sería que termináramos cansados más pronto que tarde. Este aluvión de superhéroes del universo Marvel hace tiempo, quizás desde el principio, todo depende del nivel de benevolencia, que se ha convertido en la gran estrategia comercial de la historia del blockbuster. Todo muy épico y grandilocuente. Pero con una meta marcada, la reunión de los vengadores. La excepcional montaña rusa que montaron Joss Whedon y compañía hace dos años ayudó tanto como perjudicó a una franquicia que encontró en aquel momento su punto álgido, la confirmación del blockbuster perfecto, pero que, efectos secundarios, convirtió automáticamente las películas venideras en transición hasta llegar a la segunda entrega de Los Vengadores. Y así es muy complicado, imposible, mantener un listón, la atención de unos espectadores que siguen yendo en masa al cine a disfrutar con sus palomitas de sus personajes favoritos, pero que lo hacen con una conciencia absoluta de estar frente a un calentamiento alargado antes del gran partido. Por eso, las últimas secuales de 'Iron Man' y 'Thor' se han borrado de la mente de un plumazo sin dejar el más mínimo atisbo de experiencia memorable, algo que ocurrirá, desafortunadamente, con esta segunda entrega de las aventuras del Capitán América. Aunque no lo merece. O no tanto, al menos.

    Estamos ante una de las propuestas más inteligentes y arriesgadas de la franquicia y, sin embargo, también ante una de las más rutinarias y torpes. Parece una contradicción pero, en realidad, es algo mucho más sencillo. 'Capitán América: El soldado de invierno' es la entrega individual de un vengador mejor escrita y la peor dirigida. Qué pena. Qué cerca. Todos aquellos que odiaron a su infravalorada predecesora, una cinta de aventuras clásicas que definía el entretenimiento analógico frente a la espectacularidad contemporánea, encontrarán algo completamente diferente en esta secuela que apuesta más por los giros de guion que por las explosiones, por las persecuciones por los despachos más que por los disparos a cámara lenta. Hay de las dos cosas, tranquilidad, pero sorprende, para bien, la profundidad dramática que se la ha querido dar a una trama que está por encima, casi, de sus personajes. El problema es que la dirección de Joe y Anthony Russo no está a la altura. Incapaces de ofrecer una escena de acción que aporte algo de originalidad, de vértigo, de asombro. 

    Obviando la falta de carisma de un personaje como el Capitán América, alguien que necesita poco más que una gorra de beisbol y unas gafas de sol para pasar desapercibido en medio de una exposición sobre su vida, queda la sensación de oportunidad perdida. Con influencias más cerca de  'Homeland'  que de los thrillers setenteros a los que sus creadores no han dejado de citar, 'Capitán América: El soldado de invierno', se queda en sano entretenimiento con algún destello de sorpresa en su entramado narrativo, nunca en su apariencia externa. Algo que, en una película de superhéroes como la que nos ocupa, es una novedad, sí, pero que merecía un acompañamiento visual a la altura. Podría haber sido un gran espectáculo, inteligente y trepidante. Pero se queda en episodio de relleno para ir haciendo tiempo antes de llegar a ESA cita del año que viene. Sí, la de Ultron. Ya sabes a que me refiero.

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook