Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ver, oír y gritar o menudo cuadro

    Veo, oigo y grito. Ves lo que ves y oyes lo que oyes... Y sólo puedes gritar porque entran ganas de hacerlo. Porque experimentas una profunda angustia y desesperación existencial. El cielo se tiñe de sangre. Rojo y lenguas de fuego acechan sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad. Me quedo quieto, temblando... Un grito infinito que lo atraviesa todo.

    Veo que el Gobierno de los trabajadores, con "decisión y coraje", esgrime un florete de hojalata y apunta al fraude fiscal. Una pose, una apariencia o un espejismo de cara a deslumbrar a esta pobre y cada vez más desconcertada población que necesita estímulos y vaselina para que la honda involución democrática, con la excusa de la crisis, se digiera con mayor facilidad. Golpes, arañazos, corte de mangas y gato por liebre...

    Los feroces aullidos que salen del FMI (Fondo Mortuorio Internacional) demuestran la creciente y brutal deshumanización de la denominada Estabilidad Financiera Mundial. Claro. Lo lógico. El riesgo financiero es el principal problema. Y los intereses humanos, al contenedor. No es viable vivir más de lo esperado por los grandes costes económicos del envejecimiento.

    La respuesta consiste en aumentar la edad de jubiliación, del que curre, y en recortar las prestaciones jubilatorias. Hay que mantener y nutrir el veneno general reinante. O aquel ejemplo histórico de gasear en divertidos campos de concentración llenos de atracciones. Ya saben. Unos cazan. Otros son los cazados siempre.

    El Cuerno de África se muere de hambre. Pero a los ricos que acuden al lujoso paraíso de la caza mayor en Botswana les importa un cuerno. Para colmo, el anuncio de la fractura de la cadera real el 14 de abril, en el 81 aniversario de la II República. El monarca armado buscaba trompas y colmillos, sin que nadie se enterase y con la corresponsabilidad del Gobierno, tras sufrir su nieto mayor un tiro en el pie durante entretenidas prácticas familiares.

    Los derroches bailan a su manera y la austeridad nos oprime. Violencia, en suma, en la cultura caprichosa de la muerte humana o cuadrúpeda. ¡Preciosa estampa! La Corona sigue a la deriva. Dispara contra su propio tejado. Los esperpentos no tienen fin... Yo grito, pero sólamente soy el personaje de una pintura expresionista en un cartón. El icono de Edvard Munch. La realidad, eso sí, no es un simple dibujo. Es otra cosa. ¡Menudo cuadro!         

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook