Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 16
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tengo una respuesta o un puntapié para usted

    Usted sabe que hay alternativas. Pero cumple su papel y el guión tradicional a toda costa. Conoce perfectamente las propuestas más adecuadas para crear empleo y bienestar en nuestro país. ¿Y qué? Usted no puede cumplirlas. Van en contra de su ideario y de los de su voraz especie. Sabemos que hay otras vías y soluciones de verdad...

    Otros planteamientos eficaces de cara a la población. Naturalmente, ése no es su camino ni el de los suyos. Patrones cerriles, banqueros, directivos de los bancos centrales y adinerados de diverso cuño necesitan propuestas políticas e institucionales que respondan a sus exclusivos intereses. Y ahí está usted, la villana Cruella de Vil y sus colegas con esa obsesión por hacer abrigos de pieles con humanos.

    Usted hunde el Estado del bienestar. Y crece y crece el desempleo.. Es un defensor a ultranza del terrorismo financiero como única salida de la recesión. Una salida que refuerce el poderío de su asociación y debilite definitivamente a los demás. Muchas personas no han vivido por encima de sus posibilidades. Los salarios han estado y están por debajo de muchas necesidades.   

    Los servicios sociales no cuentan para usted. Sí cumplen su función en los países del norte de Europa, lugares que aguantan bien esto de la crisis. Se pueden reducir gastos por parte de los mismos que han tirado la casa por la ventana al servicio de sus intereses y de los de sus amigos. Depende de qué. Se deben generar ingresos. Que los que tienen mucho, gracias al sudor de la frente del vecino, paguen bien los impuestos que deberían abonar.

    Las grandes empresas se escaquean y sólo declaran un 10% de sus beneficios. Las grandes fortunas, un 1%. Utilizan los paraísos fiscales y otras argucias con el apoyo de los cómplices del clan, los bancos, que les echan un cable para desviar y ocultar sus fondos. Todo ello con la mirada al tendido de los gobiernos de turno.

    Sabe usted perfectamente que los planes de austeridad que imponen conducen a la economía hacia la catástrofe. Pero, como ya digo, cumple su papel y el guión tradicional a toda costa. Estas tesis, que en principio benefician a los ejemplares de su cofradía, terminarán perjudicándoles también aunque los débiles se ahoguen antes.

    El poder de la banca, los más gordinflones empresarios y la política conforman una tupida corporación de rentabilidad mutua. Por todo lo dicho, tengo una respuesta para usted. No una pregunta ni varias. Una respuesta o un puntapié. Porque usted sabe que existen alternativas. Su camino y el de los suyos, sin embargo, es otro muy diferente.

    A esto debemos sumar que somos rehenes de los acreedores y de la tal Cruella de Vil en este espléndido paisaje. Los indignados van en aumento. No. Ellos no perturban el orden y la convivencia, sino los que tijeretean los derechos y las libertades de esta forma. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook