Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 21
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Señores y truhanes

    Deben ustedes imitar a los ciclistas por su capacidad de sacrificio. ¡Entrega, entrega! No olviden que nuestros padres y abuelos se quejaban menos y trabajaban más. Eso es precisamente lo que tienen que hacer. Ya lo saben. Resignación y poner la otra mejilla si quieren prosperar.   

    La sanidad pública debe ser un negocio como otro cualquiera. Hay que racionalizar los servicios y hacerlos sostenibles. Privatizando lo que haga falta, desde luego, y no de otra forma. Y si la ciudadanía sufre una creciente desprotección, en términos generales, que la sufra. 

    Naturalmente, la racionalización del gasto ha de ser a costa de los trabajadores, parados, pensionistas... Aun así somos los paladines de los débiles. Arroyamos a la población y vamos de santos por la pasarela. Gemimos, para aparentar lo que no es, mientras provocamos indignación constante.

    De acuerdo. Esto es una crisis no sólo económica, sino institucional, política y hasta ética. Las corruptelas nos invaden y ya estamos hartos. Qué voy a decir... Presunta corrupción, claro, que se soluciona con absoluciones, alguna multa o indultos. Continúen los privilegios, el amiguismo o los cargos de confianza. Que los ciudadanos premien a los señores y truhanes como hasta ahora. Te rogamos, Señor.

    Clima bochoroso, vale, pero los de la acera política de enfrente no pasarán. Nosotros seguiremos haciendo lo único que sabemos hacer. Las alternativas no existen. Y si existen que se vayan al diablo  Aquí no decide nadie más. Continuaremos decidiendo nosotros, con la venia de las altas cumbres, y ustedes a tragar con pataletas o sin ellas. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook