Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 31
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Recortes a los políticos, no, gracias

    Creo que voy a dejar la política. La cosa se está poniendo cada vez más fea. A las dificultades del asunto se añade que va a dejar de ser una bicoca a este paso. La población solicita que nos bajemos significativamente las remuneraciones. Que desaparezcan nuestros sagrados privilegios y que nos sometamos a un estricto control de nuestras dietas e indemnizaciones. 

    Nos exigen que no se cobre ningún tipo de complementos. Nada de disponer de tarjetas de crédito ni de móviles de última generación a cargo del dinero público. Quieren que vayamos andando, en bici o en bus como tantos otros. Ninguna comilona... Un café con leche y un croissant en determinadas reuniones. Y gracias. Ni pensiones vitalicias, ni duplicidad de cargos y sueldos... 

    Adiós a los importantes ingresos económicos para los ex mandatarios. Ni exenciones fiscales... ¡Un horror! En pocas palabras. Austeridad, sacrificios y apretarse el cinturón. Pase que estas tres cosas las disfruten siempre los ciudadanos. Ahora, por supuesto, con una vuelta o varias vueltas de tuerca ante el idílico panorama. Pero la clase política... ¡No! Es demasiado. Se nos suben a las barbas, pretenden imponer su voluntad y cada día se dejan tomar peor el pelo. 

    La culpa es nuestra por tontear y presumir de demócratas de toda la vida. Quieren que la crisis la paguen los responsables del desaguisado. La banca, los grandes inversores, los especuladores bursátiles y los políticos manirrotos, torpes y fraudulentos. Deuda pública y privada... ¡Con el boom del ladrillo vivíamos mejor! 

    Sí, sí. Creo que dejaré la política inmediatamente. Me he forrado bastante y me retiro. Quizá me obsequien algún alto cargo en alguna empresa de cinco estrellitas... Tal vez me dedique a vivir de las rentas o del cuento, que se me da muy bien. Me largo con la música, la pasta y la mochila a otra parte. No hay derecho, hombre. ¡La recesión para la ciudadanía! Y ya vale.   

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook