Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Queridos verdugos

    Me dirijo a ustedes, muy señores míos, para felicitarles por triunfar de esa forma arrasadora con la noble misión de salvarnos. No importan las triquiñuelas empleadas para asaltar y conseguir el éxito. Ustedes nos han persuadido totalmente y sólo esperamos con fervor que nos recorten los pocos derechos sociales que aún colean.

    Necesitamos reformas que no estén al servicio de la ciudadanía ni que tengan ninguna calidad democrática. Ésta debe diluirse del todo y todos seremos felices sin comer perdices. Reconforta saber que, con ustedes y sus tutores en el pedestal, el mal sueño de la recesión va a tener una tétrica segunda parte.

    Las personas de buena voluntad esperamos ansiosamente la llegada de nuestros nuevos amos. La próxima Nochebuena va a ser una noche mala para la mayoría. Unos no podrán tomar pastillas de turrón. Tomarán pastillas contra los ataques de nervios. Y otros pueden sufrir indigestiones con tanto polvorón azul antes de entrar por la puerta de atrás de un 2012 duro, duro...

    Se asumen con plena satisfacción las normas establecidas y nos disponemos a ofrecer nuestras cabezas con tal de salir del túnel y sin que ustedes se despeinen lo más mínimo como Dios manda. Hay retos pendientes. Aquí estamos para lo que sea necesario. La Administración está muy gruesa y debe ponerse a régimen para perder kilos.

    Los parásitos de alto copete no sobran. Sobran los tontos de los empleados públicos a los que hay que rebajar el salario o poner en la calle. Tampoco sobran los acentuados privilegios de la clase política o de los gordos peces. Que se coman a los chicos para arreglar la recesión y ya está. Apriétennos mucho más las tuercas a los currantes y exprímannos con los ajustes que tanto nos perjudican. ¡Todo por la crisis!

    Condénennos a la precariedad total y brindemos con gaseosa sin burbujas. Arróllennos con un espléndido programa de reformas fiscales y estructurales ambicioso y radical que sorprenda gratamente a nuestros amables inversores en los chiringuitos de los mercados financieros y que cumpla los objetivos de déficit.

    No se desinflen, mis queridos verdugos, y aprovechen el maravilloso escenario de la recesión. Un idílico panorama para llevar a efecto las medidas favoritas de los listos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Pardo.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook