Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 10
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    No puedo pagar los derechos, luego no los tengo

    La ardorosa política económica y social cronifica los nubarrones y desahucia a una población sin defensas inmunitarias. La afiliación a la Seguridad Social seguirá cayendo en esta insegura sociedad. Los tradicionales instintos de los propietarios de nuestras vidas funcionan perfectamente. Unos pueden y podrán seguir haciendo lo que les venga en gana, y otros pierden recursos y continuarán desinflándose con esta serie de acciones abusivas.

    Éstas son las bases sólidas. Y ésta es la mejora de los servicios públicos. Se busca aumentar los ingresos de las administraciones públicas castigando a la ciudadanía. Vale la sostenibilidad de las cuentas, pero sin arrasar a los sufridos pobladores. Los dirigentes velan por su interés y el de sus cómplices, y ponen en práctica lo que siempre quisieron realizar a fondo.

    Así es el nuevo modelo que se impone. "No puedo pagar los derechos, luego no los tengo"... Las ayudas a la banca aumentan nuestra deuda, que alcanzó el récord absoluto de 817.400 millones en el tercer trimestre. Pagamos todos para que nos desahucien, cierren oficinas y lancen a la calle a miles de trabajadores. Se quiere arreglar la recesión hundiéndonos. 

    Estafar, ya ven, es la regla de hojalata en esta salida de la crisis sin salida social. O sea, que la indefensión, la precariedad y la pobreza, con trece millones de pobres en nuestro país, cantidad que sube al año con un millón de individuos, constituyen este fatal trío de ases. Los tres raquíticos mosqueteros cabalgan junto a las porras de estos vivdores que atizan tranquilamente o en medio de inocuas pataletas generales. Al menos hasta hoy.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook