Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 30
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los fantasmas atacan...

    Suelen ser avaros y egoístas. Oscuros, hostiles, ridículos y autoritarios. A las altas esferas, los demás sólo les importan como vehículos al servicio de los negocios privados y de los poderes económicos. Debilitan al débil para reforzar al fuerte. Y lo han venido cumpliendo con la excusa de la crisis.

    Es época navideña. Y aunque vayan de hermanitas de la caridad con aroma electoralista, no dejan de ser lo que realmente son y representan. Por ello, el jefe de la banda recibe la fantasmal visita de un condenado a vagar eternamente. Arrastra una larga y pesada cadena que simboliza todos los actos de avaricia y egoísmo que cometió en su vida, y le advierte de las consecuencias derivadas de este tipo de actitudes.

    El espíritu del pasado le hace otra visita sin tocar el timbre. El jefe de la banda tiene oportunidad de ver escenas de su infancia y juventud. La amabilidad y la inocencia se fueron transformando en espinas y en peligrosas adicciones...  

    El espíritu del presente le muestra tristes momentos de la situación de hoy que consiguen ablandar su dureza un poco. Finalmente, el espíritu del futuro es una lúgubre figura encapuchada que le invita a ver la realidad del año siguiente. Como toda causa tiene su efecto, los resultados son muy desfavorables para el jefe.

    Las negativas repercusiones, fruto de su forma de proceder, legan a los demás y a él mismo. El espanto le asedia y está dispuesto a transformarse y a cambiar para construir otro camino mucho más beneficioso. ¿Ha sido todo un simple sueño o un cuento?

    El jefe de la banda despierta en la habitación de su palacio y le asalta el irremediable deseo de ser amable y generoso. Dispuesto a colaborar en las buenas causas y a poner en vías de solución las dificultades ajenas. Triunfa así el espíritu de la Navidad. Pero debe romperse la barrera de esta época del año para que la ética no tenga una efímera duración y el bienestar y los derechos avancen y no vuelvan a recibir puntapiés.

    Sea como fuere, hallemos paz, salud y armonía en el equipaje de 2015.     

    Pinchen este enlace de cine navideño   http://youtu.be/atTT_wjVmzc    

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook