Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 25
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las mejores navidades

    Haciendo uso de la vieja tradición, todo el coro del PP sale a la calle y canta los villancicos populares de la recuperación económica. No la recuperación del personal, sino la que refuerza los intereses y el poder de unos cuantos. Rajoy toca la zambomba y el resto le da a la pandereta. Los peces gordos beben en este río revuelto, ganancia de pescadores, y el ciudadano de a pie ejerce de borriquito al grito de “¡arre, arre!”

    El Gobierno, tras montar el belén con sus decisiones políticas, organiza un portal viviente en La Moncloa. Mariano es el santo José de España por la gracia de Dios. Soraya es la inocente María que cuida al niño de la crisis para que crezca robusto y al servicio de los más afortunados y de las altas cumbres terrenales. Floriano se pone el traje de buey para dar calor a la criatura, y el nuevo portavoz, Rafael Hernando, va de mula que emite rebuznos y da coces con el fin de no perder las mejores costumbres.

    El caritativo PP nos hace la pascua y nos desea “¡Felices Pascuas y próspero paro nuevo!” Da el aguinaldo a la gente, en forma de propaganda intensiva, y obsequia amargos dulces con el noble objetivo de alegrar a los que más lo necesiten. Nos invita a la feria navideña… Pueden subir a la noria de la economía para marearse mejor, o monten en el tren de la bruja y disfruten los escobazos sociales de Cospedal en diferido. 

    Rajoy no quiere perder las tradiciones y lanza tarjetas de felicitación donde se lee: “La crisis ya es historia”. Los que no tienen luz en su hogar, si es que aún lo conservan, y los millones que sufren se lo agradecen mucho al jefe del Gobierno. Una de sus grandes reformas consiste en instaurar los Santos Inocentes todos los días del año. Gasta bromas infumables a la democracia, cuelga monigotes de papel a toda la clase trabajadora y nos invita a disfrutar del perfume de las bombas fétidas de la corrupción.

    El PP regala participaciones de lotería a los ciudadanos. Y al que no le toque el Gordo seguirá tocándole la gorda. Mariano Rajoy sienta a un pobre a su mesa de Navidad, llena de marisco, besugo o cordero. Pero sólo le da un hueso de pavo, un polvorón rancio y un puntapié en la retaguardia posteriormente. De postre, le tira un pedazo de turrón duro a la cabeza. 

    Los del PP siguen exhibiendo el típico árbol en Génova lleno de bolas de colores como señal de abundancia para la población. Después del alunizaje allí de un indignado. Las bombillas simbolizan la luz de la salida del túnel. La herradura representa la buena fortuna de los españoles con un Gobierno como éste, y las campanas son la alegría de los parados de larga duración, de quienes han conseguido un empleo precario y mal remunerado o de una sociedad encantada con el presente y con un triste porvenir si alguien no lo remedia.

    Los feligreses asisten a la Misa del Gallo, patrocinada por la Virgen del Rocío, con Montoro, De Guindos y Báñez turnándose en el púlpito para cantar los logros de una política que se convierte en el motor con asma de Europa. Rajoy interpreta a Papá Noel con su saco de obsequios dirigidos a la población. Parados, pensionistas, dependientes y trabajadores aparcan sus zapatos y calcetines, y Mariano-Santa Claus les deja mordazas con el sello de esa nueva Ley de Seguridad Ciudadana.

    Esperanza Aguirre, de paje real que se postula para alcaldesa de Madrid, es la desesperanza de muchos que depositan sus cartas en el buzón genovés de sugerencias y peticiones. El PP reparte castañas calentitas y los transeúntes se queman al cogerlas. Las uvas de la suerte y la prosperidad volverán a cumplir su papel para atragantarnos de nuevo, y se expresarán buenos propósitos con un brindis barato. A base de gaseosa y por cortesía de Rajoy. El modelo de la derecha extrema está muy claro. Y no es simplemente por la crisis. 

    Los Reyes Magos del Ejecutivo no van a parar, durante 2015, de vender felicidad, promesas y humo. ¡Mucho humo! Los camellos tienen jorobas pero los jorobados son otros. Degusten millares de roscones y feliz sorpresa, ya que el salario mínimo crecerá 3 euros al mes (para no dañar la recuperación, como dicen en el Banco de España), la bajada del IRPF supondrá unas pocas miguitas y las desigualdades galopan y cortan el viento caminito de un mayor bienestar. Vean la revalorización de las pensiones con 2,5 euros mensuales... 

    Sin duda, éstas son las mejores navidades de los últimos siete años. El Rey estrena corbata y mensaje, y la Infanta, antes de sentarse cómodamente en el banquillo, le agradece sus palabras anticorrupción. La ya exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, se ha marchado por la puerta de atrás y con una cesta muy chula en la que tiene dos imputaciones. El balance es extraordinario. Adoremos al PP e inclinémonos ante la mantilla y la peineta de nuestra señora María Dolores.

    Vean el cine navideño   http://youtu.be/Uds25-eU0PM  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook