Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 16
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La vida en rosa

    Cumplo 50 años dando guerra. Dicen de mí que soy un personaje astuto, inteligente, sofisticado, adorable y sagaz. No. No soy humano. Tengo caracteres físicos de animal, aunque soy como una persona en el fondo. El felino más popular con una casa amueblada.

    En 1964 se inició la saga cinematográfica con Peter Sellers, el inspector Clouseau. Y empezó la realidad de un monigote animado. La pantera rosa por si no lo saben. Me introduje en los créditos iniciales de la comedia de Blake Edwards y posteriormente adquirí vida propia en numerosos episodios televisivos.

    La inolvidable música de Henry Mancini y el silencio, como recurso narrativo, han sido las constantes de una serie dirigida hacia más allá del público infantil. En 1993 me hicieron hablar, pero los espectadores entendieron que se había traicionado mi esencia muda de cine cómico con su humor visual.

    No obstante, en 1965, en el episodio El arca rosa, pronuncié unas palabras: “¿Por qué los hombres no pueden parecerse más a los animales?” Pues sí. Esa gente maravillosa. La cuestión es que hace 50 años empecé mi carrera en los cines con el corto Incordio rosa y que gané el Oscar de la Academia. En él, servidora y un pintor narigudo competimos por colorear unas paredes a nuestro antojo. El sujeto da brochazos con pintura azul y yo, naturalmente, con color de rosa. ¿Quién gana el duelo?

    Han sido tantas aventuras… Aquellos contratiempos con un mosquito impertinente, una mosca o una pulga. Visité la prehistoria y la época de Da Vinci. Tuve una noche de insomnio… El público veía y sigue viendo estas historias a través de mis divertidos cristales rosas. Así que disfrácense con ese color y no me olviden nunca. A mí. La pantera rosa.

    Les dejo el enlace para que lo pinchen y conozcan o recuerden ese corto que obtuvo el Oscar. 

    http://youtu.be/86ppzHBWUEo 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook