Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 28
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La mató porque era suya

    Que vengo a poner una denuncia por maltrato machista. Mi esposo es de los que piensan que las mujeres deben complacer totalmente a los hombres. Cree que nosotras debemos ser muy tiernas y comprensivas y que los varones deben ser el Capitán Trueno. Mi marido me quiere proteger tanto que me golpea y es muy celoso. 

    Dice que eso es normal. Me controla el móvil... ¡Todo! Pretende que sea tan obediente como un perrillo de compañía y que le adore mucho. Me amenaza, me acosa, me menosprecia, ataca mi autoestima... Y si le recrimino su conducta un poco me regala un puñetazo. Por eso le denuncio. Quiero recuperar el control de mi vida y ser feliz.

    Ya estoy harta del maltrato psicológico y físico, de esa desigualdad y de ejercer el personaje de señora objeto o de simple consumo. No, no estoy dispuesta a soportar esta situación y vengo a poner una denuncia. No puedo ni debo permanecer un minuto más a su lado, ni me da la gana que vivamos más tiempo juntos...

    ¡Me voy! Pero temo que me persiga por donde quiera que vaya. No le he dicho que vengo a denunciarle porque me hubiese dado un par de coces. Ya ve. Aquí llevo el hatillo y me marcho a la casa de mi madre. Ella se divorció de mi padre por el mismo problema. Ahora está bien. Él tuvo que asistir a un curso de reeducación para que le suspendieran la pena y no ha reincidido. Así que quiero denunciar a mi esposo por maltrato machista...

    Todo esto es lo que tendría que contar si me atreviera a ir a la comisaria de una vez. Lo que no sé es cuándo voy a denunciarle... ¡Calla! Que ahí llega... Debo ser tonta. ¡Le quiero! Le sigo queriendo a pesar de que acaba de asesinarme con arma blanca.    

      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook