Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 15
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Huelga de balones caídos

    La gente pierde la cabeza y se lanza a la calle a destrozar las cosas. Le prende fuego a las papeleras o a los coches, rompe escaparates y roba. Los disturbios se intensifican, la poli actúa en la batalla campal y realiza detenciones de incontrolados. Es el caos total. La violencia callejera sigue su curso y no hay quien pueda pararla completamente. La furia reprimida se desata. Saquean tiendas y arrasan todo lo que se pone por delante. Hierve el descontento. La hartura coge furor. La rebelión de las masas explota aquí, allí... El virus es contagioso y puede extenderse por todos los rincones. No es que las personas se rebelen por culpa de la recesión o la crisis. No se rebelan por culpa de los mercados financieros ni por culpa de los poderes económicos. No se lanzan con palos porque los organismos internacionales o nacionales pongan a la gente al borde de la locura... Este desmadre tampoco lo provocan las corrupciones, los poderosos o las prebendas de nuestro zoo político. No. El descontento de estos indignados tiene su origen en la amenaza de huelga del fútbol. Y eso es inadmisible. Una huelga de balones caídos cerraría la válvula de escape de muchos y no habría flotador para poder nadar en medio de un océano oscuro y con perspectivas de oscurecerse más aún.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook