Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 13
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hoy te aprieto más que ayer, pero menos que mañana

    El concierto es un desconcierto con las notas de los filarmónicos agrupados en las diferentes maneras de poder. Las polcas, las marchas y los valses tienen el toque optimista de una misa de réquiem, de una partitura que da puntapiés en la retaguardia de la gente y que obsequia oxigeno a una poderosa minoría dispuesta a todo con tal de salvar sus muebles y de abrillantarlos más aún.

    La orquesta gubernamental toca el Danubio azul y su afición baila y celebra las primeras medidas que tendrán continuidad sucesivamente. Los sacrificios y la sumisión general contrastan con la holgura y el ordeño y mando de otros. Si no se frena este tipo de bombardeos musicales, el desconcertante ritmo que nos dibujan nuestros depredadores será cada vez más oscuro con las reformas agresivas que irán lanzándonos como marca la acartonada e insostenible tradición musical de los individuos dominantes.

    La ruta hacia la precariedad crónica sigue abierta. Ésta es la nueva medalla del amor con el eslogan "Hoy te aprieto más que ayer, pero menos que mañana". Ver, oír, votar y callar es la norma divina para que la fiesta de las tijeretadas y del peso fiscal la disfrute la población. La quiebra de los derechos es una realidad latente. Vale recortar, ajustar y reformar lo necesario. Pero para soltar lastres que atenten contra la ciudadanía y para estimular un crecimiento sostenible. 

    Nos jugamos el futuro. Y el vendaval antidemocrático continuará ganando por goleada si no se remedia con una estrategia pacífica, inteligente y firme. Es necesaria una alternativa viable que corrija errores, esté al servcicio de esta confusa y dolorida sociedad y dé la répilca a la segadora reinante. Se empieza a gritar "¡Manos arriba, esto es un atraco!"... Es decir, todos para uno y uno para todos.  

      

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook