Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 07
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Estreno teatral // Ovación de pie

    Por determinadas circunstancias no pueden ver hoy en la página de opinión la crítica teatral que sí es posible leer en la edición impresa. Por eso la incluyo aquí.

    Las representaciones no han podido comenzar mejor. La obra tiene todo lo necesario para atraer e interesar a muchos. La sonrisa del espectador se transforma en risa aunque éste no sea el principal objetivo. Existe un fondo dramático y se circula por la ternura y la variedad de sentimientos. El merecido éxito del estreno nos lo sirven Juan Echanove, intérprete y director por segunda vez, y María Galiana. El público los conoce de sobra y esto da calor a las escenas entre una madre y el hijo en el espacio de la cocina. No sólo es la popularidad lo que cuenta, sino el nivel interpretativo y la talla humana de los dos. Ambos personajes navegan en situaciones con choques, pero también exhiben el afecto que entrañablemente ejercen en la pieza teatral del argentino Santiago Carlos Oves. La convirtió en película. Y Jordi Galcerán ha adaptado el texto para nuestro país. No voy a descubrirles las maniobras de Conversaciones con mamá. Deberían descubrirlas ustedes al ver esta comedia que toca por encima el espinoso asunto de la crisis económica y los problemas que florecen. Él es un hombre convencional en un mundo de apariencias en peligro al perder su empleo. La madre se niega a vender la casa. Tiene un novio pobre con tendencias progresistas, y la relación filial descubre el carácter de cada uno. Se esbozan trazos del ayer y se dibuja levemente el mañana. El temperamento artístico de Echanove es indiscutible. Pretende transmitirnos la realidad de los seres humanos y lo hace saliendo muy airoso como director y protagonista, doble tarea al lado de una María Galiana espléndida. Un papel de sabia y joven abuela que asume la tensión del diálogo en un sencillo montaje con los modos de la típica obra de actores y de texto. Equilibrada y sin recurrir al exceso melodramático pese a la emotividad que aflora. La soledad, la vejez y otros apuntes salen al aire y los espectadores conectan plenamente. El amor a las madres se intensifica. Que Juan Echanove y María Galiana se conozcan bien contribuye a la gran sintonía que demuestran en estas conversaciones teatrales. La actriz cumple el sueño de pisar las tablas junto a él. Disfrutan. La concurrencia disfruta con ellos y ovaciona de pie en el Principal de Alicante.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook