Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 30
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El mundo entero es un teatro

    La unión hace la fuerza. Siempre será bueno ir todos a una como en Fuenteovejuna. Ser o no ser. Éste es el problema. La duda del príncipe Hamlet. "¿Qué es mejor para el alma, sufrir insultos de fortuna, golpes, dardos, o levantarse en armas contra el océano del mal y oponerse a él y que así cesen?" La insensatez le gana a la sensatez y la fraternidad se diluye. La amorosa aventura de Romeo y Julieta termina en trágicas circunstancias, y el alcalde de Zalamea toma el bastón de mando con la austeridad al frente. ¿Qué es la vida? Un frenesí, una ilusión, una sombra, una ficción... La vida es sueño. Y todos soñamos lo que somos en el gran teatro del mundo hasta despertar. El conquistador pendenciero don Juan Tenorio se redime por la luz del amor. Otros no se redimen jamás en este universo financiero donde los intereses creados funcionan a la orden del día. Hay seis personajes en busca de autor y muchos más en busca de un mejor presente y futuro. Divinas palabras. La venganza de don Mendo se cumple. Pero no es cuestión de vendettas, sino de exigir equidad y de evitar unas bodas de sangre en la casa de Bernarda Alba o en cualquier sitio. Subir a un tranvía llamado deseo o hacer malabares con tres sombreros de copa. Siempre esperando a Godot, una felicidad que nunca llega del todo.     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook