Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El club genovés de la comedia

    Pues sí. Este señor hace peinetas muy monas con el dedo y yo me las pongo. Era una hombre de nuestra casa. Dejó de tener relación laboral con nosotros a partir de 2010. Sin embargo, me parece que estuvo como asesor hasta el pasado mes de enero. Tenía despacho, alguien a su servicio y acceso al WC en nuestra sede central. Un hombre de confianza porque se confiaba mucho en él y mantuvo estrecha relación como tesorero durante años. Si no recuerdo mal. La relación era estupenda y limpia. No hubo sobres, ni cartas, ni reparto de sobresueldos...

    La ética siempre ha sido la norma de nuestro bendito hogar. Las normas tienen que ser éticas y honradas. No vale engañar. Las manos deben limpiarse con agua y jabón para que nunca estén sucias y brillen. Si brillan no están manchadas. Las manchas ensucian todo y no hay que mancharse, sino ser transparentes con el fin de no estar sucios de ninguna de las maneras. Lo dicho está meridianamente claro...

    Este caballero de confianza recibió una indemnización fracturada. En diferido. No en directo. Una simulación de retribución sin disimulo. Un simulacro o algo así. No sé si me entienden... No fue un contrato en la sombra. Había luces y taquígrafos en la oficina y todos veíamos perfectamente y sin necesidad de usar velas. No hubo nada que ocultar debajo de la alfombra ni del felpudo. No incumplimos las tablas de la ley. Faltaría más. Las controversias las tendrán ustedes y los periodistas.

    No aceptamos chantajes. El presidente está muy tranquilo fumando puros y viendo fútbol. Los ciudadanos también están tranquilísimos. Todos lo están pese a la demanda del extesorero por despido improcedente y a pesar de la denuncia presentada contra mi grupo por el robo de dos ordenadores y un bolígrafoo. La policía acudió a nuestro club de la comedia... Ahora bien, vamos a demandarle como partido e individualmente. A otro señor, de cuyo nombre no me acuerdo, le despedimos pero no pactamos una indemnización en diferido. O quizá no le despedimos. Tal vez fue una baja voluntaria. No lo sé.

    Rectificar es de sabios. Por eso mi sabiduría resplandece en el firmamento genovés. No somos charlatanes, ni propagandistas, ni cerriles... Así que la sabiduría nos adorna por todas partes menos por una. Cierto es que la confianza en nuestro país va unida a la total desconfianza de la población. No me lo explico. Peor para ustedes. Esto que les he contado, a propósito, no va en directo. Va en diferido. Creo.         

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook