Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 24
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El club de las ranas

    El lago de los cisnes se puebla de ranas con corbata cada día un poco más, y las hermosas aves, con sus trajes blancos, han desaparecido. Todo el club de batracios croa a coro en perfecta armonía musical. Las ranas solistas interpretan bien los temas con sus voces graves y agudas, y el director del conjunto maneja encantado la batuta.

    El cuerpo de baile danza y salta obstáculos con vigor. Alguna rana tropieza o juega suciamente y el árbitro enseña la tarjeta amarilla o la roja. Depende. La condesa rana gimotea y croa con desconcierto… Nunca se entera de lo que pasa a su alrededor. Nada y guarda sus atuendos, pero el barro le salpica.

    El club de las ranas

    Las ranas, incluso mediáticas, se reproducen e invaden el lago, que ahora tiene las aguas turbias. El amplio grupo se enoja porque cree que existen un ataque, una trama y ocultos intereses para ponerlas en peligro de extinción. Y se defienden como pueden. Huyendo hacia delante con la intención de mostrar sus patas limpias y buscar cómplices.  

    Hay empresarios ranas que cantan las cuarenta y que no están dispuestos a ser ellos los únicos responsables del lodo, así como otros ejemplares investigados tampoco quieren pagar únicamente las culpas, ni salvar las ancas de sus oscuros colegas de aventura política.

    El club de las ranas

    Las alarmas se encienden y gritan “¡sálvese quien pueda!” en ese lago de los cisnes que se ha puesto lleno de ranas con corbata. Por su parte, el director del conjunto sigue encantado y se dispone a croar, sin decir nada, en la silla de los testigos y a invitar a pasteles genoveses a los miembros del alto tribunal.

    Los hinchas del club toman nota. Lanzan ovaciones de solidaridad a los residentes de las aguas turbias y besan al jefe rana para que se convierta en el príncipe de las galletas populares.

     Pinchen este enlace de cine  https://youtu.be/xTD-XOttJ00    

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook