Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El capitán Memo

    Me acabo de comprar un submarino con unos ahorros que guardaba en un calcetín. No quiero saber nada de la banca, de los bancos ni de los banqueros. Seré el capitán porque me da la gana. Y me largaré de viaje con mi buen amigo Julio para recorrer 20.000 leguas o lo que surja. 

    Renuncio a vivir en sociedad. Exploraré el agua salada y alguna isla misteriosa con cangrejos o champiñones del tamaño de un edificio. Eso podría arreglar el problema del hambre... Viviremos de todo los que nos ofrezca el hipermercado del mar. Al sumergible le he bautizado con el nombre de Nautilus, al frente del cual estaré yo. El capitán Memo.

    Ya tengo la tripulación completamente preparada para zarpar. Viene un electricista en paro por si se estropea algún cable. Un cocinero al que acaban de golpear con la nueva reforma del mercado de trabajo. Un taxista que renuncia al taxi por falta de clientes y para manejar el timón. Una joven, maltratada por su esposo, para tocar el Himno a la alegría con el órgano... 

    Huimos del ruido, de la contaminación atmosférica, política, económica y social. Nos alejamos de la crisis, de la recesión y de la revolución conservadora. De esta tercera guerra mundial sin balas pero con las bombas del caciquismo galopante.

    Desayunaremos leche de ballena recién ordeñada. Comeremos algas y pescaremos latas de sardinas. Cenaremos merluza y no volveremos a hacer el merluzo en la superficie terrestre. Aunque me llame el capitán Memo, no soy memo. Nemo debería llamarme quizás. ¡Zarpamos!   

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook