Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 10
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Duquesa a la fuga

    Me tenía que haber casado ayer pero mi novia no se presentó en la iglesia al enlace matrimonial. He decidido mantenerme con el traje de novio hasta que alguien se quiera casar con un servidor. Sé que los matrimonios religiosos disminuyen. Yo la he llamado por teléfono por si quería casarse por lo civil... Tampoco. Dice que no le da la gana. Que lo ha pensado mejor, aunque sea a última hora, y que no pretende casarse conmigo. Podría habérmelo dicho hace una semana en vez de dejarme compuesto y sin novia de repente.

    Los invitados se chuparon el dedo a falta de otra cosa y se marcharon con los chaqués y las pamelas a sus casas. No, no pienso quitarme el traje de novio ni la pajarita. A Dorotea le pasó algo similar. Ella fue abandonada en el altar mismo. Decidió no quitarse el traje de novia y deambular por la calle de esa guisa. Se pasan de la raya cuando me han acusado de cortejar a la novia, una duquesa, sólo por su fortuna.

    La bella Dorotea es una comedia de Mihura. Lo que me ha pasado a mí no pertenece a ninguna obra de teatro aunque pueda parecerlo. Es una broma de mal gusto. Ella tiene 85 tacos y algunos días y yo casi los 60. Sus hijos no querían este matrimonio y han debido convencerla en el último minuto. Y eso que yo había renunciado expresamente a cualquier tipo de enriquecimiento. He pretendido casarme por amor y me quedo con la boca abierta. La duquesa se ha fugado... 

    ¿Alguien quiere casarse? Se admiten instancias y prometo contestar a todas por riguroso orden. O contraer nupcias con una muñeca como la de Michel Piccoli en la película Tamaño natural, de Berlanga, o como la de López Vázquez en el filme No es bueno que el hombre esté solo, de Pedro Olea. No, no. Decididamente, no es bueno, no.                  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook