Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 16
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Coto desvergonzado de caza

    Sabemos que somos muchos y que sobran más de cuatro, cinco... Las cuentas no salen y deben cuadrar. Por lo que se requiere una rápida acción. Una estrategia inteligente y divertida. De tal forma que los números brillen sin reducir los privilegios de los señores importantes. Pues sí. Tengo el gusto de anunciar una noticia de última hora...

    ¡Queda abierta la veda! Los poderosos podrán dedicarse a cazar parados, currantes y pensionistas. Siguiendo las instrucciones de los más prestigiosos organismos internacionales, es necesario abatir periódicamente una buena cantidad de ellos en beneficio de todos. Preparen las escopetas los cazadores de alcurnia y apunten bien a la diana no sólo por puro y simple placer sino por patriotismo. Porque nos lo exige la realidad del país.

    Para la primera cacería tenemos el gusto de invitar a los superintendentes de la Eurozona golfa. Hay que solucionar el déficit cuantro antes y la colectividad debe contribuir a su tajante y progresiva reducción. Se deben sembrar los mejores cimientos para un buen futuro. Esto nos demanda tomar medidas que, naturalmente, no perjudiquen ni un ápice a la flor y nata de la sociedad...

    Repito. ¡Queda abierta la veda! Los batidores montarán a caballo en el terreno de juego. Las afortunadas víctimas correrán de un lado a otro y se prohiben ataques que pongan en riesgo la vida o las caderas de cualquier ilustre cazador. Si los perseguidos reciben un disparo, deberán estirar la patita inmediatamente. No tendrán derecho a pedir el libro de reclamaciones.

    Reduciremos la extensa lista de desempleados inútiles, de jubilatas que no sirven, de empleados públicos que sólamente van a tomar el cafelito y de trabajadores que sobran en sus respectivas y sacrificadas empresas. Les vamos a hacer un favor dándoles caza y harán disfrutar a los jinetes cargados con benefactoras armas de fuego. Liquidar elefantes, búfalos y otras especies de cuatro patas nos parece insustancial y muy aburrido. Ahora lo que interesa es cazar parados, currantes y pensionistas.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook