Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 25
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Con el agua al cuello

    El febril termómetro me obliga a introducirme en el agua y a no salir de ella. No pienso hacer otra cosa. En la bañera estoy con el agua al cuello. No. No me moverán. Ni durante el día ni por la noche. Sólo abandonaré el húmedo recipiente cuando el calor se esfume.

    Pienso dentro del agua, luego existo y estoy mojado. Nado en alguna playa sin gente. Sin sombrillas y sin toallas. Buceo por las profundidades de la bañera llena de peces de colores. Dormito en la sombra de una palmera y siento el aroma salvaje del Caribe con un abanico. Estoy completamente solo en este lejano lugar.

    Desayuno bananas imaginarias y como y ceno frutas tropicales. Bebo del grifo y continúo en remojo. Paso unas estupendas vacaciones lejos del furor playero. Lejos de los tubos de escape. Encerrado aquí. En la bañera de mi casa. Mi casa. Al menos por ahora. No. No pienso moverme.

    El líquido elemento es para el verano y cada uno se marcha de viaje donde quiere. Si es que puede viajar. Yo estoy habitualmente de vacaciones. Como no tengo empleo… No doy un palo al agua, pero en ella resido ahora. Nado sin guardar la escasa ropa de la que dispongo.

    Soy el Robinson Crusoe del cuarto de baño. Y seguiré siéndolo mientras el febril termómetro me obligue a permanecer húmedo. Hay que mojarse. Pues sí. Tanto en la bañera como en la vida, estoy con el agua al cuello. Voy a comerme una inexistente banana. Si gustan…            

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook