Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 20
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Arde la ciudad

    Emisión radiofónica desde Alicante. Bienvenidos al terreno de juego de las Hogueras de San Juan.

    Los transeúntes inundan el asfalto y aplauden el sentido crítico de los monumentos, que crecen en la vía pública. Las calles desprenden el aroma y el ritmo musical de numerosas barracas. Los guardias vigilan para que todos y todas brinquen, canten o bailen felices. Si cualquiera no lo hace de ese modo, puede ser multado como mandan las normas festivas de urbanidad.

    Las tracas y los cohetes explotan. La ciudad lo celebra. El turismo, ese gran invento, bebe y bebe y vuelve a beber al lado del personal de “la mejor y más guapa, guapa, guapa tierra del mundo”, según el eslogan de la imputada autoridad incompetente.

    La belleza femenina muestra sus ojos de fuego ante la admiración de los espectadores. Y los desfiles estimulan a la fogosa concurrencia. Alicante se envuelve de color y fiesta en sesión continua y en medio de la recesión. Los ciudadanos ahogan sus dolores con el fulgor de los fuegos artificiales…

    No lo olviden. Los guardias vigilan para que todos y todas brinquen, canten o bailen. La música despierta muy pronto a los dormilones y sigue y sigue. Pronto llegará la gran noche con el protagonismo humeante de las llamas. Por el humo se sabe dónde está el fuego de la hoguera, de los recortes y de cada caso de corrupción.   

    Noche caliente y de agua con el fin de alejar los malos espíritus de la crisis. Arde la ciudad con la magia purificadora de un espectáculo que concluye para que la vida siga igual hasta el año entrante.                        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook